Viernes, 25 Mayo 2018 00:00

Espacios culturales en Guayana esperan su resurgimiento desde la mano ciudadana

 
Valora este artículo
(0 votos)
La Sala de Arte Sidor, que era galería de arte, es utilizada escasamente en la actualidad La Sala de Arte Sidor, que era galería de arte, es utilizada escasamente en la actualidad FOTOS WILLIAM URDANETA

La proliferación del “no hay” en Ciudad Guayana abarca todo lo que se pueda imaginar: agua, luz, transporte, comida, efectivo… Y también espacios culturales. Los sitios que alguna vez fueron centros de formación de artistas emergentes, galerías, teatros y salas llenas de vida a diario ahora luchan por seguir a flote, al menos los que continúan abiertos.

“Los cursos se imparten durante los fines de semana. Ahorita, durante la semana, solo tenemos actividades administrativas”, dijo una de las trabajadoras, que prefirió no identificarse, de la Casa de la Cultura ‘Ateneo’ de Guayana, ubicada en San Félix. Cuadros y fotografías adornan los pasillos por los que ya casi nadie transita, diagonales a un edificio con puertas de vidrio que solía ser una galería. Incluso ella observa las obras con cierta melancolía.

Justo al lado, la sede de la fundación ‘La Barraca’, emblema del teatro y las artes escénicas en la ciudad, también está cerrada.

Cultura 4La fundación, que le debe su nombre al grupo de teatro de Federico García Lorca, ha formado a guayaneses en artes escénicas desde 1973

La subutilización de los espacios culturales y la falta de apoyo de instituciones públicas y privadas han supuesto el declive de sus instalaciones, y más importante, el olvido por parte de la comunidad, lo cual trae como consecuencia la formación de nuevas generaciones que no tendrán idea de que en Guayana se hacía –y se continúa haciendo- arte.

Pérdida de sensibilidad

¿Y a quién se le atribuye la responsabilidad de esto? Según el profesor Miguel Pedríquez, artista plástico y docente en la fundación Armando Reverón, es una cuestión de 50/50 que se distribuye entre la población y el gobierno.

“Tiene que ver con los cambios políticos, que han sido bruscos. Hay gente del gobierno que discrepa o desconoce que el arte es tan importante como cualquier otra cosa porque no produce dividendos materiales (…) La gente lo tilda de locura, pero no saben que el arte es, inicialmente, espiritual”, afirma, a su vez que asegura que la mentalidad mercantilista alrededor del oro, la plata y otros negocios que mueven al estado Bolívar y a sus habitantes ha ocasionado la pérdida del sentido de pertenencia y la sensibilidad hacia las manifestaciones culturales que se gestan en la zona.

Cultura 2El Ecomuseo ya no conserva ni siquiera el viejo esplendor de sus áreas verdes y se ha convertido en un imán para la delincuencia

No es difícil conseguir pruebas que sustenten su apreciación. Tanto el Ecomuseo del Caroní como la Sala de Arte Sidor, ambos espacios bajo la jurisdicción de empresas estatales, solo funcionan como sedes para eventos puntuales. Del resto, permanecen vacíos y con las puertas selladas. La cultura ya no es prioridad dentro del ya destruido campo industrial.

En la escuela Armando Reverón cursan estudios 37 niños y 11 adultos. Pedríquez mantiene que todo lo hace desde el amor y la dedicación y prefiere no aceptar recursos de políticos: “sino me bozalean”. Incluso sin eso, la fundación continúa formando artistas, haciendo exposiciones constantemente y cuenta con el apoyo de la comunidad, padres y representantes.

“En Guayana hay un emporio interesante de artistas. Hay talento por doquier, hay interés y hay calidad”, dice con seguridad. Lo único que falta es darle un empujón.

Cultura 3La Casa de la Cultura ‘Ateneo’ ahora limita sus actividades artísticas a los fines de semana 

Un derecho humano

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Coral UNEG celebrará sus 30 años en el décimo Encuentro Regional de Coros Universitarios

barra 4naranja220

Miguel Siso se reencuentra con el público de su Identidad

barra 4naranja220

Colibrí recrudece su protesta musical contra las dictaduras en ‘Guasina’

barra 4naranja220

Full teatro en La Barraca este sábado 16

barra 4naranja220

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconoce los derechos culturales como derechos humanos, inherentes a la promoción del patrimonio de las naciones y como una parte fundamental de la formación del individuo, quien, así como tiene derecho a participar en la vida política y económica, también lo tiene a desarrollarse como un ser social mediante manifestaciones artísticas.

Restringir el acceso a la vida cultural, por tanto, se interpreta como una violación de derechos humanos por parte del Gobierno venezolano, no solo por la falta de promoción e inversión a las fundaciones, sino también por la politización y segregación del proceso de patrocinio y la censura aplicada a corrientes contrarias a su ideología. En resumen, el arte solo se aprueba si va de la mano del gobierno, reminiscente a la visión que tenía la Unión Soviética sobre sus mentes creativas.

Por suerte, los guayaneses, lejos de quedarse de manos cruzadas, han decidido tomar las riendas y crear sus propias iniciativas culturales en una ciudad que por un tiempo les ha dado la espalda. Los murales, conciertos, obras de teatro, festivales de cine y hasta oportunidades de formación cada vez se vuelven más comunes, especialmente entre los jóvenes adultos.

La centralización que se pretendía imponer sobre la cultura venezolana poco a poco cede gracias a los ciudadanos que todavía se atreven a crear y abrir las puertas que les cerraron, y aunque aún quede camino por recorrer, los espacios esperan por una segunda oportunidad de brillar. 

Visto 3443 veces Modificado por última vez en Viernes, 25 Mayo 2018 20:11

Repasamos una de las películas animadas más importantes del cine japonés con una relectura de Daniela Tabata Bottini. ...

La música y la acción se conjugan en un filme dinámico y lleno de adrenalina. Virginia Rubiano nos cuenta qué encontraremos en Bab...

Stanley Kubrick nunca fue indiferente al momento de establecer sus opiniones sobre la sociedad en sus películas. Rodolfo Pereda an...

Dan Gilroy y Jake Gyllenhaal le dan vida a una retorcida historia que expone las entrañas del periodismo amarillista. Verónica Bas...

El terrorífico remake de It obtiene un tratamiento comparativo de Daniela Charagua con la antigua versión, protagonizada por Tim C...

El trabajo demanda una inversión superior a los 7 millones de bolívares e incluye la fabricación de los mosaicos de la obra, ...

Aventura, sangrientas matanzas, un poderoso anillo y cuatro pequeños héroes llamados hobbits: la epopeya fantástica de "El Señor d...

La Barraca celebra su mes aniversario con la obra “El patio de atrás”, una versión barraqueana de la obra “Venecia” de Jorge Accan...