Lunes, 27 Febrero 2017 00:00

El drama social Moonlight desbanca a La La Land

 
Valora este artículo
(0 votos)
Moonlight definitivamente se salta todos los estereotipos del cine negro Moonlight definitivamente se salta todos los estereotipos del cine negro

Los Angeles.- Cuando el director Barry Jenkins soñaba con ganar el Oscar, seguramente jamás imaginó que sería así: primero, Warren Beatty y Faye Dunaway anunciaron que el premio a la Mejor Película era para La Land, de Damien Chazelle, y ya con el equipo sobre el escenario resultó que no, que la estatuilla era para Moonlight.

La sorpresa de Jenkins fue mayúscula, no sólo porque La La Land era con 14 nominaciones la gran favorita de la noche, sino por el accidentado anuncio de los veteranos protagonistas de Bonnie & Clyde que ya pasó a la historia como uno de los mayores papelones de los Oscar. “Ha habido un error: Moonlight es la Mejor Película. No es una broma: Moonlight es la ganadora”, repitió el productor del musical, Jordan Horowitz, ante un incrédulo auditorio. Pero, ¿cómo pudo suceder algo así?

 

El histórico error fue el broche final de una noche de sorpresas, en la que finalmente La La Land no consiguió arrasar, aunque recogió seis de los galardones a los que optaba.

 

A Beatty y Dunaway se les entregó por error el sobre con la ganadora del premio a la Mejor Actriz, la protagonista de La La Land Emma Stone, explicó horas después la consultora PriceWaterHouseCoppers. “Estamos investigando cómo pudo ocurrir y lamentamos profundamente que sucediera”, añadieron los encargados de contar los votos y preservar el secreto hasta la noche de la ceremonia. Stone, por su parte, contó que ella había guardado el sobre con su nombre durante el resto de la gala.

El director de Moonlight, que ya se había llevado los premios de Mejor Guión Adaptado y Mejor Actor de Reparto para Mahershala Ali por este drama sobre un niño negro y homosexual que debe abrirse paso en los duros suburbios de Miami, no tuvo más remedio que salir a agradecer el máximo premio de la Academia de Hollywood.

Moonlight, distinguida con el Oscar en la categoría reina de Mejor Película, sigue la evolución de un niño negro en un barrio pobre de Miami e hijo de una drogadicta y el descubrimiento de su homosexualidad en diversas etapas de su vida.

El realizador contó en entrevista con The Hollywood Reporter que él nunca dudó de la historia, porque la conocía bien de su juventud. “Fue como una terapia extremadamente agotadora. Para mí no es sólo una película”, dijo Jenkis, cuya madre también padeció adicciones y, aunque ahora ya las tiene bajo control, no quiso ver el filme por temor al impacto emocional.

Jenkins se crió en el barrio Liberty Square de Miami, fundado a finales de los años 30 como una de las primeras viviendas sociales para negros en el sur de Estados Unidos.

PelI2El director de Moonlight, que ya se había llevado los premios de Mejor Guión Adaptado y Mejor Actor de Reparto para Mahershala Ali

GUIA: PELI 2De todas formas, Chazelle logró hacer historia al convertirse, a los 32 años, en el cineasta más joven en ser distinguido con el Oscar al Mejor Director. Stone se impuso a experimentadas intérpretes como Meryl Streep (nominada por vigésima vez) y la francesa Isabelle Huppert como Mejor Actriz por su papel protagónico en el musical, que con su homenaje a clásicos del género como Singing in the Rain y West Side Story, también ganó en las categorías de Mejor Banda Sonora y Mejor Canción Original por City of Stars.

En tanto, Casey Affleck logró alzar el Oscar al Mejor Actor por el drama Manchester by The Sea, de Kenneth Lonergan, quien a su vez obtuvo el premio de Mejor Guión Original. Si bien el hermano pequeño de Ben Affleck sonaba como uno de los favoritos, su premiación estaba en duda por acusaciones de acoso sexual que empañaron su nominación y tras la sorpresa con el premio SAG del sindicato de actores para Denzel Washington por Fences.

DirectorChazelle (La La Land) logró hacer historia al convertirse, a los 32 años, en el cineasta más joven en ser distinguido con el Oscar al Mejor Director

Eso sí, la Academia de Hollywood puso fin este año a la polémica #OscarSoWhite suscitada durante las últimas dos ediciones, en las que no hubo afroamericanos entre los nominados. A los Oscar de Ali como Mejor Actor de Reparto -el primer musulmán en lograrlo- y Jenkins por Mejor Película y Guión Adaptado se sumó el de Viola Davis como Mejor Actriz de Reparto por Fences y el de Mejor Documental para O.J: Made in America, de Ezra Edelman y Caroline Waterlow, que se basa en la historia del jugador de fútbol americano O.J. Simpson.

Si bien se esperaba una noche con discursos duros contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la mayoría de los comentarios políticos estuvieron a cargo del maestro de ceremonias, el comediante Jimmy Kimmel. “¿Se acuerdan del año pasado, cuando parecía que los Oscar eran racistas? Eso ya pasó gracias a él”, bromeó la estrella de late night shows. Poco después, Kimmel pidió un gran aplauso para la altamente sobrevalorada Meryl Streep, en referencia a las críticas que le hizo Trump a la actriz después de que ésta lo fustigara en su discurso en los Globos de Oro.

Por su parte, el actor mexicano Gael García Bernal aprovechó su presencia sobre el escenario -anunciaba un premio- para dejar en claro su rechazo a las políticas de Trump: “Como mexicano, latinoamericano, trabajador migrante y ser humano, estoy en contra de cualquier muro que nos quiera separar”. Y el otro gran momento político de la noche fue el anuncio de la ganadora a Mejor Película de Habla No Inglesa: The Salesman, del iraní Asghar Farhadi.

El director, que ganó su segunda estatuilla dorada después de Nader & Simin. A Separation, no asistió a la gala en protesta por el decreto migratorio de Trump -que prohíbe el ingreso de ciudadanos de varios países musulmanes, entre ellos Irán- al igual que la protagonista de la película, Taraneh Alidoosti. A través de un comunicado leído por una compatriota, Farhadi señaló que “dividir al mundo en categorías como nosotros y nuestros enemigos crea miedo, una falsa justificación para la agresión y la guerra”.

                         Tráiler de la ganadora
 

 
No tan buena para los latinos

La del domingo no fue una gran noche para los pocos latinos nominados: el cineasta chileno Pablo Larraín, cuya película Jackie, basada en los días posteriores a la muerte de J.F.K. que vivió su mujer, Jackie Kennedy, contaba con tres nominaciones -entre ellas la de Mejor Actriz para Natalie Portman-, pero no ganó nada. Y de vacío se fueron también el mexicano Rodrigo Prieto, que competía por la fotografía de Silence, de Martin Scorsese -el premio fue para La La Land- ni el español Juanjo Giménez, nominado por el cortometraje Timecode a un premio que fue para Sing.

“Yo me espero aquí”, tuiteó Giménez. “A ver si se han equivocado también en los cortos...”, ironizaba en referencia al error que sin duda pasará a engrosar la historia de las anécdotas más bochornosas de los Oscar. Y, para colmo, no fue el único: durante el homenaje a los fallecidos del año, la Academia también metió la pata colocando junto al nombre de la diseñadora de vestuario Janet Patterson la fotografía de la productora y amiga de ésta Jan Chapman.

Visto 7607 veces Modificado por última vez en Lunes, 27 Febrero 2017 20:47

La película de Damien Chazelle, con 14 nominaciones al Oscar, tiene la misión de derribar el mito sobre los musicales aburridos y ...

La cultura ochentera es homenajeada por los hermanos Duffer en la nueva serie boom de Netflix. ...

El domingo HBO puso punto final a la sexta temporada de Juego de Tronos con un capítulo enmarcado como uno de los mejores de toda ...

Spotlight y Leonardo DiCaprio se quedan con los máximos galardones de unos Oscars que hacen frente a acusaciones de racismo. ...

No es que Leonardo DiCaprio muera por tener un Oscar, pero después de tantos roles maravillosos que ha interpretado, todos queremo...

El filme dirigido por Lenny Abrahamson ha conquistado al público con su forma delicada y perturbadora de mostrarnos el mundo a tra...