El Consejo de Caciques del Pueblo Pemón sostuvo reuniones el fin de semana con el gobernador de Bolívar, Justo Noguera Pietri, pero no hay soluciones concretas. La comunidad reitera solicitud de retiro de las Fuerzas Armadas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las comunidades indígenas que mantenían cerrado el paso en el municipio Gran Sabana, a pocos metros de la frontera con Brasil, cesaron la manifestación que se originó por la incursión de un comando de la Guardia Nacional en Canaima en un operativo contra la minería ilegal, que resultó en la muerte de un pemón que ejercía la extracción ilícita de oro.

El alcalde del municipio Gran Sabana, Emilio González, informó a Correo del Caroní que la apertura de la vía fue parcial desde el sábado, con el tráfico de vehículos livianos únicamente, pero este lunes está abierta sin restricciones. 

“En Canaima sigue cerrado el aeropuerto y solo entran comisiones y prioridades relacionadas con salud o alimentos. El fin de semana una comisión del Consejos de Caciques y la Guardia Territorial Pemón coordinó la investigación de los hechos, pero ese proceso continúa”, resaltó.

El presidente de la Asociación de Operadores Turísticos de Canaima (Asocanaima), Gregorio Rivas, aseguró que la situación sigue siendo tensa en la comunidad indígena de Canaima, pues les han informado de la intención de un contingente militar de ingresar a la zona vía aérea. “Estamos tratando de evitar que la situación empeore”, agregó.

El gobernador de Bolívar, Justo Noguera Pietri, estuvo el fin de semana intentando mediar con las comunidades indígenas, que aún mantienen retenidos a tres hombres que forman parte del componente militar que realizó el operativo el sábado 8 de diciembre

“El gobernador ofreció mediar o quedarse como rehén para evitar protestas, pero la comunidad le dijo que no lo querían si no ofrece nada en concreto”, dijo. “Los hombres siguen detenidos y no se van a soltar, estamos esperando a que el último responsable caiga para procesarlos en la Jurisdicción Indígena”, explicó.

Los indígenas reclaman el retiro inmediato de los efectivos militares y atención en materia sanitaria y alimentaria, así como estrategias para revertir la caída de la actividad turística, punto al que atribuyen el desempeño de la minería en esta área nacional protegida.

Template by JoomlaShine