La ONG Contraloría de lo Público y lo Urbano presentó un balance sobre la situación actual del transporte público en Ciudad Guayana.

Desde 2010, año en el que se contaba con datos medianamente confiables sobre los registros de transporte público en Ciudad Guayana, la debacle en el servicio ha ido cada vez a mayor, al punto de estimarse que para el primer trimestre de 2019, el municipio Caroní quede totalmente desasistido en este materia.

La ONG Contraloría de lo Público y lo Urbano presentó un balance de la debacle del sistema del transporte público en Ciudad Guayana. Para 2010, el municipio contaba con 2 mil unidades de transporte que se distribuían en 49 autobuses, 625 minibuses, 634 carros por puestos de rutas internas y 443 pick-up (perreras).

Este parque automotor conformaba a su vez 88 organizaciones de transporte, 47 cooperativas, ocho empresas de transporte y 33 organizaciones civiles, las cuales explotaban 113 rutas de la red de transporte público. La mayoría de las rutas han desaparecido o no se están cumpliendo.

“Hoy, 90% de estas unidades ya no existen en lo físico, y el 10% que queda lo hace de manera intermitente por falta de cauchos, batería y aceite”, señaló Andrés Rodríguez, miembro de la organización contralora.

Por otra parte mencionó la anarquía en el cobro del pasaje. Recordó que antes del 20 de agosto, la tarifa del pasaje se ubicaba en Bs. 20. Después de la reconversión monetaria, pasó a Bs.S 1 que equivalen a 100 mil bolívares del cono anterior.

“10 días después llegó a 5 soberanos, que son 500 mil bolívares del cono anterior, posteriormente pasó a Bs.S 10 y hoy a 20 y 30 soberanos. Un salario mínimo diario son 60 bolívares, y a veces gastamos Bs.S 100 en transporte”, detalló.

La ONG indicó también que de los 50 acordeones de los BTR que cubren la ruta Sierra Parima (Puerto Ordaz)-Casa de la Mujer (San Félix), solo funcionan 12. Nueve de ellos se destinan a dicha ruta, mientras que los otros tres para atender la contingencia en horas de la tarde y cubrir desde la Plaza del Hierro en Puerto Ordaz hasta La Económica, en San Félix.

“Si esto continúa, para el primer trimestre del año que viene no tendremos transporte”, estimó José Zapata, miembro de la CPU.

Municipalidad sin capacidad

El urbanista Simón Yegres, quien integra también la CPU, detalló que de 49 autobuses con que se contaban en 2010, para 2016 quedaron solo cinco; y de 625 microbuses funcionan solo 406.

         
La CPU indicó que de 50 acordeones de los BTR, solo funcionan 12 | Foto Jhoalys Siverio

En 2012 se hizo una inspección de los autobuses, pero -acotó Yegres- no se aplicó lo que se dio como correctivo, en vista de la incapacidad de la municipalidad en recursos materiales y humanos para aplicarlos.

“La última vez que se midió la demanda de pasajeros fue en 2007, hay 11 años que no se sabe cómo va el crecimiento de la demanda, y hizo ese año porque se estudiaba el Transguayana, proyecto que nunca se concretó”, agregó el urbanista.

La CPU hizo una proyección sobre la demanda de viajes en Caroní, y estiman que son de 740 mil a 810 mil viajes diarios, lo que evidentemente es mucho mayor a la oferta de unidades de transporte público.

Sobre el Instituto de Tránsito y Vialidad, afirmó: “no hay ni un solo vehículo para cumplir función de fiscalización, supervisión, no hay ni conos, el mobiliario está destartalado”.

La tragedia del transporte se puede observar también en materia de asfaltado, apunta Yegres. “En 2013 se colocaron 47.324 toneladas de asfalto, en 2017 solo 1.703 toneladas. Este año no se ha puesto ninguna gota de asfalto”.

De 118 intersecciones semaforizadas, 97 están total o parcialmente malas lo que equivale al 83% de los semáforos. En cuanto a la autoridad, denunció que esta es ejercida por choferes, colectores y colectivos armados, denuncia que coincide con la que han hecho usuarios del transporte público en Ciudad Guayana.

Template by JoomlaShine