Un torneo de fútbol realizado en el sector Core 8 terminó en violencia, cuando jugadores de la UCAB Guayana fueron agredidos físicamente por miembros de sus contendores Los hijos de Aníbal.

En violencia terminó un partido aficionado de fútbol el pasado sábado 3 de agosto entre los equipos Los hijos de Aníbal y la UCAB Guayana, cuyo marcador quedó 3-1 a favor de este último. Un jugador de la Universidad Católica Andrés Bello tuvo que ser trasladado a una clínica. De acuerdo con las denuncias, el joven recibió un golpe en la cabeza con un bloque

El partido se realizó en la cancha del sector casitas del Core 8, en Puerto Ordaz. Rossy Camacho, directora general de Tribuna Ucabista y vicepresidente del Centro de Estudiantes de Comunicación Social (Cecoso), denunció en Twitter que ambos equipos jugaban la vuelta de cuartos de final de la Liga Preferente, y que en encuentros anteriores, miembros de Los hijos de Aníbal habían mantenido una conducta antideportiva.

“Siempre optaban por los golpes y los insultos, pero en esta ocasión agredieron al equipo de la UCAB y sacaron armas de fuego. Iban en grupo a agredir a cualquiera que vieran de la UCAB, y llegaron incluso a golpear tanto a uno de los jugadores que tuvo que ser llevado a la clínica. La mayoría del equipo presenta hematomas y heridas leves”, relató.

Agregó que mientras ucabistas intentaban ayudar al joven con el golpe en la cabeza, fueron amenazados con armas blancas y de fuego.

La representación estudiantil se pronunció para exigir que el hecho sea investigado y sancionado.

“Es inaceptable que, por un juego, existan equipos que permitan y fomenten este tipo de acciones que en nada se corresponde con el deporte, la sana competencia y, en este caso, ni siquiera con respeto a la ley, la integridad física y la vida de los demás”, repudió la representación estudiantil en un comunicado.

Asimismo, exigieron no permitir seguir jugando al equipo Los hijos del Aníbal y sancionar directamente a los responsables de las agresiones.

El Vicerrectorado de la casa de estudios también se pronunció al respecto para exigirle a la Asociación de Fútbol en el estado Bolívar, las respectivas sanciones a los agresores y prevenir este tipo de acciones que atenten contra el deporte y la civilidad.

“La Universidad Católica Andrés Bello concibe el deporte como un elemento de formación integral del sujeto, que aporta valores específicos en la competición, como respeto, comprensión mutua, solidaridad y espíritu de amistad. En razón de esto, la violencia está alejada de estos valores que motivan nuestra participación en cualquier actividad deportiva”, señaló el Vicerrectorado.

El presidente de la Asociación de Fútbol del estado Bolívar, Gabriel García, informó que esta semana el consejo de honor -luego de investigar los hechos y recoger las actas- establecerá el lapso de sanción de inhabilitación para los jugadores implicados en la agresión y a los representantes del equipo Los hijos de Aníbal.

A su vez, lamentó que debido a la descomposición social del país se hacen presentes este tipo de conductas antideportivas en los torneos de fútbol.

Template by JoomlaShine