Enfermeras, médicos y sociedad civil se sumaron al viacrucis de la salud, en alusión al drama que diariamente viven los enfermos en el todo el país.
       
El Menca de Leoni atendía el 80% de las emergencias pediátricas en Ciudad Guayana

En los alrededores del Hospital Dr. Raúl Leoni y el Centro Pediátrico Menca de Leoni, en San Félix, médicos, enfermeras, familiares de pacientes y sociedad civil en general se unieron en el viacrucis de la salud, una actividad que hizo alusión al drama que diariamente enfrentan los venezolanos debido a la falta de medicinas e insumos en los centros hospitalarios.

El viacrucis fue también protesta por cumplirse un año del cierre del Centro Pediátrico Menca de Leoni, casi el mismo tiempo desde que el gobernador Justo Noguera acudió a finales de abril para promover el inicio de las reparaciones de infraestructura y dotación de insumos.

Las reparaciones sí iniciaron, pero desde los últimos seis meses están paralizados los trabajos. La dotación de insumos y medicamentos que Noguera dijo que ese mismo día entregarían al Hospital Dr. Raúl Leoni, nunca llegaron. Según el gobernador, Nicolás Maduro -quien estaba en campaña para el proceso del 20 de mayo y en esos días visitó el estado- aprobó 100 mil millones de bolívares en abril de 2018.

Un año después, el pediátrico continúa cerrado y el resto de centros asistenciales no se dan abasto.

El doctor Ernesto Urbano, médico de esta institución, recordó que el Menca de Leoni atendía el 80% de las emergencias pediátricas de Ciudad Guayana. Además, recibía a pacientes del sur del estado y otras entidades, como Amazonas, Delta Amacuro y Anzoátegui.

“Tenemos 150 camas que están siendo inutilizadas. No tenemos terapia intensiva de niños, no tenemos terapia intensiva para neonatos. Es una situación grave para una población infantil diezmada por la desnutrición y las condiciones sociales y económicas que actualmente vivimos en nuestro país”, denunció Urbano.


Los últimos 10 meses, Ailin Ascanio batalló junto a su hijo José para conseguir su tratamiento contra la leucemia. Falleció el pasado 12 de marzo
       

“Estamos en un viacrucis que no solo vivimos el personal de enfermería, sino todos los niños de Ciudad Guayana que son recorridos de ambulatorio en ambulatorio porque no hay los insumos. El único hospital que daba la talla en San Félix era el Menca de Leoni, cerrar este hospital significa cerrarle la vida a la nueva generación de Venezuela que son los niños”, agregó Irma Salazar, enfermera del área neonatal.

En el hospital de adultos fue habilitada un área con una disponibilidad de 20 camas y un retén para cuatro pacientes, con la misma cantidad de tomas que funcionan para colocarles oxígeno, además de un área de cuidados intermedios donde ni siquiera hay agua para lavarse las manos.

Ailin Ascanio, madre de José Solórzano, de 12 años de edad, y quien el pasado 12 de marzo falleció luego de una batalla de tres años contra la leucemia, también se sumó a la protesta al igual que lo hacía junto a su hijo cuando estaba con vida.

“Por carencias del Hospital Uyapar, por no tener terapia intensiva ni medicamentos, no me lo pudieron atender. Me vine a Guaiparo, aquí estuvo hospitalizado durante 10 meses, y fueron 10 meses buscando medicinas, ayuda para el trasplante, ya que el gobierno no nos ayudó”, manifestó Ascanio.

Lo que ya se había reparado del hospital, está siendo desmantelado por el hampa común, que -denunciaron- está incluso dentro de las instalaciones del hospital de Guaiparo. Puertas, ventanas y parte del inmobiliario se lo han llevado.

 

Fotos William Urdaneta

 
Template by JoomlaShine