Residentes de los sectores I y II de Primero de Mayo, en San Félix, denunciaron que además de la falta de comida, lo poco que tenían se les dañó por los apagones.

Los sectores I y II de Primero de Mayo, en San Félix, llevan al menos cinco meses sin recibir los productos del CLAP. Mientras la respuesta que han recibido es que ya no están en condiciones de vulnerabilidad, porque considera que es una zona urbanizada, esos mismos alimentos que han dejado de percibir los ven en manos de revendedores.

La mañana de este jueves protestaron para reclamar no solo la falta de las cajas del CLAP, como una ayuda ante las dificultades para costear la compra de alimentos en mercados y supermercados.

“Estamos cansados de esto. Hay personas que no tienen cómo alimentar a su familia, yo mando a mi hija a la escuela para que le den un poquito de comida en la mañana, no se explica por qué razón o circunstancia no nos llega comida desde hace cinco meses (...) cómo es que la comida llega a los mercados si dicen que no hay en Mercal”, declaró Ainibe Valderrey al canal VPI TV.

La falta de comida no ha sido suficiente, los apagones agravaron el problema en la comunidad. Wilmarys Briceño denunció que los cortes eléctricos han dañado electrodomésticos a la mayoría de los vecinos, la poca comida también la perdieron.

“En mi caso, se nos dañó el poquito de carne, la pechuga, la sardina, eso es lo que teníamos en la nevera y se nos dañó porque no teníamos para comprar hielo”, contó Briceño.

Reiteró que no se trata de si uno es madurista u opositor. “Todos estamos sufriendo”.