De 10 video beam, se robaron ocho. El presupuesto de la Unexpo no da ni para reponer una de las computadoras robadas. La matrícula estudiantil se redujo en 2018 en un 50%.

La Universidad Nacional Experimental Politécnica (Unexpo) Antonio José de Sucre se declaró en emergencia, tras los eventos delictivos sufridos en los últimos días. Ovidio León, vicerrector de esta casa de estudios, informó que los días 22, 23 y 24 de enero fueron objeto de robos cuantiosos en el edificio de Ingeniería Metalúrgica, lo que llegó a que las clases y el trabajo administrativo se vea imposibilitado.

Destacó que los robos no son de ahorita, es una situación que vienen padeciendo desde hace cinco o seis años al menos. Sin embargo, agregó, se han venido incrementando y presumen que obedezcan a las invasiones de los terrenos aledaños a la universidad, para lo cual han solicitado a las autoridades el desalojo de las mismas, sin respuesta positiva.

El robo se suma a la falta de comedor, de transporte público y un presupuesto deficiente. “En el aspecto académico, no tenemos ni siquiera los marcadores para que los profesores dicten sus clases, no hay para que saquen fotocopia de los exámenes (...) cada día disminuye el parque académico y estructura física de la universidad”, manifestó León.

“Vamos a seguir avanzado, pero con las herramientas mínimas. Si teníamos antes 10 video beam ahora se robaron ocho, habrá clases que no se podrán dictar con estos medios audiovisuales. Estamos llegando a un nivel de subsistencia mínima”, agregó.

La crisis en la Unexpo ha llegado al punto que la matrícula estudiantil se haya reducido en un 50% en 2018. En lo que va de año, lo que han observado son aulas vacías. “La universidad se está quedando sola”.

El presupuesto para las universidades no alcanza para nada, el 70 u 80% se utiliza para el pago de nómina. La Unexpo no es la excepción. “Nuestro presupuesto desde hace muchos años no es solo insuficiente, sino incapaz de permitirte acceder a un bien básico académico. Comprar una computadora de las que se robaron en estos días es imposible para la universidad, ni siquiera reponer una se puede”, lamentó.

“Lo que se asigna para mantenimiento es cero bolívares, cuando se asigna algo para mantenimiento se asigna a la oficina de mantenimiento para que administrativamente funcione: tinta, papel, bolígrafo, pero compra de insumos, herramientas, nada de eso llega por ninguna vía, no solo por presupuesto ordinario, sino por todas las solicitudes que se hace para, a través de proyectos especiales, reponer la estructura física. Año a años se manda proyectos a la OPSU, y año tras año nos quedamos sin respuesta”, señaló el vicerrector.

Hizo un llamado al Ministerio de Educación Universitaria y la Oficina de Planificación del Sector Universitario, para abocarse a la situación de esta y el resto de las casas de estudios de educación superior.

Template by JoomlaShine