Dos horas tuvo una turba de saqueadores en Vista al Sol para robar la totalidad de los equipos y la mercancía de la Panadería Ricky Pan, uno de los negocios de las decenas de establecimientos violentados en los últimos días.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Los cuerpos de seguridad no han podido contener los saqueos ocurridos en las últimas noches en Ciudad Guayana, pese a que algunos de los establecimientos violentados tienen a pocos metros un comando policial o militar. En la noche del miércoles, los reportes de saqueos repuntaron y las evidencias de violencia y robo en el interior de los negocios familiares han dejado a sus propietarios -en la mayoría de los casos- en situación de quiebra.

El caso de la Panadería Ricky Pan es uno de los más dramáticos. Habitantes de la comunidad cargaron con absolutamente toda la materia prima y los equipos para preparar los distintos tipos de panes. “Si me preguntas, ¿qué voy a hacer ahora? No sé, no tenemos cómo arrancar y empezar de nuevo”, dijo uno de los propietarios, José González.

Los afectados de la mayoría de los locales coinciden en que entre los saqueadores había hombres; mujeres, incluso embarazadas; personas de la tercera edad y niños. “Esto es vandalismo”, “esto es ladronismo”, concuerdan todos.

Las autoridades no llegaron a tiempo para contener los robos pese a las alarmas previas de saqueos y la tanda de robos de la noche previa.

Delta Licor


La licorería, ubicada en la avenida Cisneros de San Félix, fue saqueada alrededor de las nueve de la noche del miércoles 23 de enero por una turba de personas de comunidades cercanas. Con mandarrias abrieron un boquete en la pared frontal e ingresaron a la infraestructura. Este jueves, personal de la empresa se negó a dar declaraciones sobre el hecho, en el que una mujer de 25 años, Yeskarly Gil, fue asesinada.

Viki Pan


En la avenida principal del sector 25 de Marzo, una zona residencial popular de San Félix, saquearon la Panadería Viki Pan en medio de una oscurana por un corte no programado de la energía eléctrica. Abraham Coa, uno de los encargados del negocio familiar con más de 16 años de servicio, contó que el robo ocurrió a las 2:00 de la madrugada aproximadamente del miércoles 23 de enero. “Cuando llegamos estaba todo roto, la reja y la santamaría y se llevaron desde los sacos de harina hasta víveres, embutidos y chucherías”, relató.

Duele que la propia comunidad haya ingresado violentamente al local a robar. “Trabajo con los niños de la comunidad, colaboro con ellos y que sean las propias familias de la zona los que saquearon es como darle una puñalada a quienes te dan de comer”, lamentó. “Este es el sacrificio de mi familia”.

Inversiones El Compadre 2017, C.A.


También en 25 de Marzo fue saqueado el abasto Inversiones El Compadre 2017. Una de sus propietarias, Tairuma Aristimuño, relató que pasadas las 8:00 de la noche del miércoles 23 de enero había un fuerte cacerolazo en la comunidad. Minutos después, más de 100 personas se aglomeraron cerca del local y con una cizalla hidráulica, cuchillos y martillos, abrieron la santamaría.

Los propietarios vieron desde cerca el robo y no pudieron enfrentar a los saqueadores. “Quítense porque vamos a saquear y al que se meta lo vamos a matar”, les advirtieron. Cargaban pimpinas de gasolina, recordó. “Se llevaron helados, cajas de refresco, quesos, salsas, pañales, arroz, espagueti, chucherías”, cuenta Aristimuño, quien sostuvo que la Guardia Nacional detuvo a cerca de 20 sujetos.

“Fueron las mismas personas de la comunidad y nos sentimos decepcionados. Saquean, nos echan a la quiebra y, después, ¿qué van a comer?”, se preguntó.

Ricky Pan


En la Panadería Ricky Pan en la ruta 1 de Vista al Sol, el negocio familiar iniciado hace ocho años, fue saqueado completamente a las 11:00 de la noche aproximadamente del martes 22 de enero. Los saqueadores no solo cargaron con la mercancía en vitrinas y neveras, sino que robaron -durante dos horas- la totalidad de los equipos y la materia prima para preparar pan.

Eran más 600 personas, estima Yuleima Moreno, una de las propietarias del establecimiento. Su esposo, José González, detalló que cargaron con 25 sacos de harina, 10 sacos de azúcar, 15 envases de mantequilla de cinco kilos, 10 cajas de manteca de 15 kilos, una nevera Pepsi, el filtro de agua, tres tanques de agua, 350 bandejas, una amasadora, una sobadora, una formadora, 12 cajas de refresco, cuatro cámaras de seguridad y un horno de 10 bandejas, entre otros artículos.

El robo masivo ocurrió a tan solo 500 metros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Vista al Sol. Hasta el mediodía de este jueves, ningún cuerpo de seguridad se había acercado al lugar a conocer los detalles del suceso. Tan solo se había acercado a la panadería el concejal municipal, Oscar Rivas.

“Nos sentimos en el suelo, mal, con esto trabajamos día a día para la comunidad. Ahora estamos en cero y no tenemos quien nos pueda ayudar. Da tristeza”, expresó González.

Víveres Las Alhuacas


En la calle Ventuari del Barrio Caroní fue saqueado el negocio familiar Víveres Desplumadora Las Alhuacas. Eran las 9:50 de la noche aproximadamente del miércoles 23 de enero, cuando una turba llegó con bombas molotov, mandarrias y palancas tipo pata de cabra, contó su propietario Nelson Alvarado, quien salió de su casa e intentó persuadir a los saqueadores pero estos le arrojaron piedras.

“Son gente de otra comunidad, se llevaron neveras, puntos, pesos, cámaras de seguridad y toda la mercancía. Fue como un rayo”, relató. Un vecino de la zona hizo disparos al aire para dispersar a los saqueadores.

“Casi me da un infarto, yo tenía que tener mi vida tranquila a estas alturas. Primera vez que me hacen esto, me siento defraudado, pero yo sigo, no nos va a amedrentar nadie”, expresó.

Hasta el mediodía de este jueves, ni la Policía ni la Guardia Nacional se había acercado al establecimiento a indagar en torno al robo.

Ferremateriales Renacer 21


En la avenida Libertador fue saqueado el local Ferremateriales Renacer 21, ubicado en el sector Los Alacranes, a pocos metros de un comando de la Guardia Nacional que no actuó para contener el robo.

Un testigo de la barriada contó que 200 personas aproximadamente de la zona, así como de Vista Alegre y Luis Hurtado Higuera protestaban a pocos metros, cuando decidieron arremeter contra el local. Eran las 9:30 de la noche aproximadamente, estimó. “Con una barra golpearon el portón hasta que cedió y entraron, tenían piedras y bombas molotov”, relató.

“Este es el sustento de la familia, si no seguimos, ¿para dónde vamos a ir?”, afirmó Reyes Gutiérrez, propietario del establecimiento. “Voy a tratar de dejar todo lo más protegido posible y tendré que quedarme de noche”, estimó.

El Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la Guardia Nacional llegó 45 minutos después de iniciado el saqueo y detuvo a cuatro personas.