El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los cuales rondan entre los 4 mil y 12 mil dólares sin incluir implantación. Recordó también que el acelerador lineal del Rotary San Félix, inoperativo desde hace cuatro años, no solo atendía a pacientes de la entidad, sino de otros estados del país.

El distrito 4370 del Rotary Internacional tiene dos planes para el lapso 2018-2019: uno es la reactivación del acelerador lineal para las radioterapias a pacientes oncológicos del Rotary San Félix, y la Fundación Banco de Marcapasos de Ciudad Bolívar.

Jorge Lara, gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional -que comprende norte, centro, oriente y sur de Venezuela- destacó que piensan desarrollar estos proyectos con la participación de todos los Rotary del estado y del distrito 4370.

“No vamos a descansar hasta poner en funcionamiento el acelerador lineal, es indispensable para la salud de las personas, ha traído un impacto negativo para pacientes oncológicos que requieren tratamiento y están en la imposibilidad de obtener recursos para tratar la enfermedad”, señaló, al tiempo que agregó que también acudían pacientes de Maracaibo, San Cristóbal, Delta Amacuro a esa unidad, porque son muy pocas las unidades de radioterapia de instituciones públicas que están funcionando.

El otro proyecto es reactivar la Fundación Banco de Marcapasos de Ciudad Bolívar, con el que anteriormente pudieron ayudar a pacientes a los que se les donaba los marcapasos sin ningún tipo de costo, se hacía con un convenio con una fundación en EE UU que hacía la transferencia de los equipos y se donaba a los pacientes hasta su fallecimiento, el familiar los contactaban, verificaban si podía ser reutilizado, se esterilizaba y se usaba en otra persona.

Este servicio incluía los gastos de implantación gracias a que están adscritos al servicio de Cardiología del Complejo Universitario Hospitalario Ruíz y Páez en Ciudad Bolívar. Actualmente los pacientes deben buscar el equipo por su cuenta, y el Rotary solo garantiza la implantación.

Lara detalló que en el estado Bolívar hay 180 pacientes en espera de marcapaso, cuyo valor ronda entre los 4 mil y 12 mil dólares, sin incluir la implantación.

“Un paciente que espera por marcapasos es una bomba de tiempo porque no se sabe hasta cuándo vaya aguantar su vida”, advirtió.

La reactivación del acelerador lineal requiere una inversión de 100 mil dólares para sustituir siete piezas dañadas, señaló Delia Chaparro, presidenta del Rotary San Félix. Destacó que anteriormente se atenían a unos 120 pacientes oncológicos diarios. Solo se pagaba lo base, si contaban con los recursos, esto a efectos de mantenimiento y administración.

Template by JoomlaShine