A dos meses de la crecida más grande del río Caroní en 40 años, los afectados del sector Sabana de Piedra, en San Félix, regresaron a sus casas para quedar en las mismas, sin esperanzas de reubicación y sin los materiales que les ofrecieron a finales de agosto para poder reparar sus viviendas. Materiales ofrecidos como parte de la campaña del oficialismo en su afán por conseguir votos con recursos del Estado.

Aunque la mayoría ha regresado a sus hogares, los más aquejados por las inundaciones, cuyas casas están inhabitables y perdieron todo su mobiliario, se bandean entre el desalojo de las escuelas y los precarios materiales que reparte el Estado para reparar sus viviendas.

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...