Pendones, vallas y murales sobran en la ciudad para promover la reelección de Nicolás Maduro, mientras los problemas de índole social en todo el país quedaron en segundo y tercer plano para quien debería responder y dar solución a los venezolanos.

No fue una manifestación masiva en una avenida capitalina para una foto épica. Lo de este viernes fue, en cambio, la multiplicación de decenas de protestas en muchos focos. Las razones abundaron: la salud. La comida. La luz. El agua. Y la necesidad de elegir libremente quién gobernará el país, un derecho que la dictadura madurista pretende enterrar en el proceso amañado del próximo 20 de mayo. Por eso, en las calles, los venezolanos se plantaron una vez más para demostrar su descontento con la debacle provocada por Maduro y su empecinamiento por aferrarse al poder.

“Así como están investigando a algunos trabajadores por el vandalismo de los últimos días, debería investigarse a los gerentes que salieron y dejaron la hidrológica en un estado vergonzoso” pidió la secretaria general de la organización, Noris Cordero, para establecer responsabilidades en torno de la crisis que se ha agudizado este año y, particularmente, durante la última semana. Se trata, en suma, de otro de los descalabros que forjó el chavismo y, en particular, la gestión de Rangel Gómez, descalabro en el que se empecina Justo Noguera Pietri.  

El parlamentario destaca que no se trata de un problema de embalse, sino de mala gerencia en Hidrobolívar, institución sobre la que exige sea investigada para dar con los responsables del problema de suministro de agua tanto en San Félix como en Puerto Ordaz.

Durante la protesta de este martes, habitantes de distintos sectores de Puerto Ordaz recordaron que los problemas de distribución de agua potable tienen más de cuatro años, y que la falla que dejó sin agua a la ciudad por seis días obedece al abandono sostenido de los acueductos

El miércoles el ISP intervino administrativa y operativamente el hospital Ruiz y Páez, de Ciudad Bolívar, luego de reiteradas denuncias de falta de medicinas, equipos y servicios médicos, carencias de infraestructura e inseguridad.

Vecinos de este sector de San Félix protestaron por nueve horas este martes para exigir a Hidrobolívar el servicio de agua que no tienen desde hace dos años. La situación empeoró desde el 3 de enero, cuando dejaron de recibir agua los sectores vecinos, de los que se abastecían.

Los vecinos repudiaron que a su sector no llegan cisternas gratuitas de Hidrobolívar, pese a que la sequía obedece a una falla técnica del acueducto estadal.

Gustavo Imery, presidente de la hidrológica, aseguró que se mejoró redes de distribución de agua potable en San Félix, Upata, Ciudad Bolívar y Tumeremo.

En una compilación de las notificaciones de Hidrobolívar durante el último trimestre de 2017, la empresa pública reportó 53 fallas que interrumpieron el servicio de agua potable en siete municipios de la entidad. San Félix concentró 18 de estos inconvenientes.

Página 1 de 8

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...