Además de lanzar bombas lacrimógenas y perdigones hacia residencias en la avenida Atlántico, las fuerzas militares emplearon las tanquetas para romper portones en las urbanizaciones Isla Dorada y Lomas del Caroní, quemando en esta una de sus garitas de vigilancia.

Los vecinos cerraron el paso desde las 6:00 de la mañana y hasta después de las 4:00 de la tarde, para supervisar que una comitiva de Sidor les destapara el colapso de aguas servidas que ocurre continuamente en la calle Palomenque de Acuña.

Habitantes de la calle Julio Tello decidieron cerrar la avenida Pedro Palacios Herrera y solo así lograron la reposición del transformador dañado, pero no de manos de Corpoelec, sino de Sidor.

La comunidad indígena Kariña, de Mamo Arriba, fue la que mantuvo su protesta más tiempo, denunciando no haber recibido la bolsa de comida desde el 23 de enero de este año.

Vecinos denunciaron que los funcionarios militares lanzaron bombas lacrimógenas hacia las residencias adyacentes al semáforo del McDonald’s del Paseo Caroní y el Colegio Monte Carmelo, donde aún representantes retiraban a sus hijos de la institución, viéndose afectados por los gases. En la avenida Atlántico también fueron dispersados, mientras que en la urbanización Camino Real, la Guardia Nacional Bolivariana buscaba a manifestantes.

Protestaron por cerca de dos horas frente al acueducto de Macagua este martes, pero no recibieron respuesta. Vecinos atribuyen la falla a una excavación para revisar una tubería que surte al sector, pero al dañarse la máquina, los trabajos se paralizaron sin que se haya solucionado el problema.

Las zonas populares de Ciudad Guayana se siguen lanzando a las calles para exigir la entrega de las bolsas de comida cuando restan pocos días para el primer aniversario de los comités locales de abastecimiento y producción (CLAP).

Ni la Alcaldía de Caroní o Hidrobolívar han tomado en cuenta esta falla ubicada en el corazón de una comunidad popular de San Félix. 

Vecinos trancaron por segunda ocasión la avenida Libertador exigiendo el reemplazo de las tuberías tapadas que causan el colapso. "Yo no me encargo de sustituir tuberías, eso lo hace la hidrológica (Hidrobolívar) y ellos me dijeron a mí que venían el lunes", indicó el responsable de este servicio básico de la Alcaldía al intervenir en la protesta de este jueves. Mientras: una laguna de aguas negras contamina la entrada del barrio José Félix Ribas desde hace 10 meses.

La protesta ocurrió durante la mañana, paralizando el tráfico en ambos sentidos de la vía. Se replicó a las 2:00 de la tarde por la falta de respuesta de Hidrobolívar.

Página 1 de 4

15 trabajadores y 60 pacientes quedaron a la deriva, luego del cierre del centro de diálisis Jesús de Nazareth. “El jueves la...

El gremio denuncia privilegios a grupos económicos particulares sin cumplir el concurso púbico. ...

El 1, 2 y 3 de diciembre se realizará el festival gastronómico "Guayana Sabe Bien: la Venezuela posible", el cual estará enfocado ...

La universidad convocó este miércoles a una mesa de trabajo para discutir la invasión de las áreas continuas a la universidad, per...

Las autoridades universitarias reiteraron que el movimiento de tierras al lado de la universidad se hace en el par vial de la aven...