Al menos tres manifestaciones se dieron la mañana de este miércoles en Ciudad Guayana, en reclamo por la falta de agua potable, gas doméstico, electricidad y transporte público.

En las calles de Unare la vida continúa como siempre para transeúntes y comerciantes en medio de la incertidumbre que ha generado el fraude electoral perpetrado por la dictadura el domingo pasado: mientras Nicolás Maduro celebra el triunfo que le arrogó el servicial Consejo Nacional Electoral, Javier Bertucci lo reconoce en Miraflores y Henri Falcón procura sacar réditos de una derrota, la gente sigue la vida como estaba antes del 20 de mayo: sobreviviendo a la crisis y consciente de que la insostenibilidad política traerá cambios.

La manifestación duró una media hora, a la altura de la sede bancaria ubicada al lado de Pdvsa, en Unare. Los ancianos decidieron presionar trancando la avenida para que les abrieran el banco, a las 8:00 de la mañana.

Los pasajeros llegaron a comprar boletos y ninguna agencia estaba comercializando por un paro. Allí inició otra protesta en paralelo. Los pasajeros cerraron el acceso a la terminal y aprovecharon para reclamar que la mayoría de las líneas solo acepta efectivo como método de pago.

En los dos últimos años se agravaron las fallas del aseo urbano y el transporte. Mientras, las dependencias municipales carecen de recursos y personal, facilitando las intervenciones inconsultas del Ejecutivo.

En su paso por el sector Unare II, en Puerto Ordaz, se reunió con los vecinos a quienes “reafirmó su compromiso de seguir trabajando por el pueblo de Guayana”. En San Félix recurrió al lugar común de “atacar los problemas de las comunidades para ofrecer mejores condiciones de vida”.

Si algo tienen en común los votantes en Caroní este 30 de julio, con la única participación de afectos al oficialismo, es la necesidad de resolver la crisis social, más que su apego al “legado del comandante”.

El punto fue cambiado del estacionamiento de Koma a una zona adyacente al mercado de Unare, en donde el tráfico y la inseguridad aumentan la incomodidad de las horas de espera bajo el sol por obtener una bombona a precio regulado.

 Una manualista de 58 años que marchó hasta Alta Vista resume el ánimo de los manifestantes a seguir en la calle pese al largo viacrucis de protestas.

En Ciudad Guayana varios establecimientos colgaron carteles de “cerrado por duelo”.

Página 1 de 11

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...