Sábado, 19 Agosto 2017 00:00

El rebusque creativo demuestra la voluntad de los guayaneses de ganarle a la crisis

 
Valora este artículo
(10 votos)
Aunque la fuga de talentos siga, aún hay jóvenes que apuestan a sus creaciones y trabajos para sobrevivir Aunque la fuga de talentos siga, aún hay jóvenes que apuestan a sus creaciones y trabajos para sobrevivir Fotos William Urdaneta
 

Artículo 6 de la Ley para la Juventud Productiva, decretada por el mismo Maduro en 2014

“Todos los jóvenes y las jóvenes tienen el deber y el derecho a tener un trabajo digno, de acuerdo a sus aptitudes, vocación, habilidades, competencias y aspiraciones, mediante una ocupación productiva, debidamente remunerada que le proporcione una existencia digna y decorosa, sin discriminación por raza, sexo, religión, condición social o aquellas, en general, que tengan por objeto anular o menoscabar sus derechos”.barra ama370

 

En el proceso de creación se unen los hilos amarillo, azul, rojo, blanco y negro. Después de un día de trabajo, la cama se llena de esos colores que más adelante forman figuras. Mientras, en algún lugar más distante, un conuco ve nacer maíz y yuca. Acciones distintas con orígenes semejantes.

Es así como el venezolano busca nuevas formas, alejadas de su profesión, de ganar dinero. Es con la creatividad en el pecho que Marifel Figuera, de 26 años, llega a casa, después de trabajar, toma aguja e hilo de crochet, y distrae su mente tejiendo peluches diminutos.

Los hilos de colores vivos, que saca de una caja de zapatos, rozan sus dedos en la construcción de famosos personajes del cine o de videojuegos. Encuentra una nueva pasión, un desahogo al difícil vivir guayacitano (plagado de protestas por transporte público, e inundaciones) y también, cómo no, se topa casi sin querer con su rebusque económico.

Motivación

Figuera se graduó de ingeniera industrial en el año 2015, en la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG). En ese momento Venezuela apenas iniciaba una etapa socioeconómica de nueva decadencia, entre el preocupante desabastecimiento y colas gigantescas por comida, tan solo a dos años de la llegada de Nicolás Maduro al poder.

 

rebusque2Figuera, siendo ingeniera industrial, teje para tener un ingreso extra y ayudar en su hogar

 

El presidente Maduro prometió apenas se instaló en Miraflores, ante una nación entera y sectores oficialistas que continuaban su apego por Hugo Chávez, una etapa de fortalecimiento económico y social. Cuatro años después en Guayana, contar con un título universitario no siempre significa suficiencia monetaria para el joven que emprende o busca crecer en una empresa, razones por las que la juventud huye de esta Venezuela en conflicto.

Pero del otro lado de la historia se quedan algunos para luchar en contra de las adversidades. Con el peso de su futuro y la búsqueda de trabajo, a principios de 2017 Figuera recordó cómo su mamá le enseñó a tejer. Esos momentos dieron pie a los primeros trabajos de la pequeña Figuera: trapitos.

Le tomó años de práctica pasar de trapos a algo más. Así que,  desempleada, con la cabeza hecha un nudo por la atemorizante realidad de su país y, en consecuencia, de la ciudad en la que vive, empezó a tejer de nuevo cuando más lo necesitaba. Y surgió una nueva Marifel.

Una Marifel motivada a no dejarse aplastar por el mazo de la inflación que sufre Venezuela, o por los altos índices de criminalidad, ni por la falta de rubros en la canasta básica. Después de una buena receptividad por las redes sociales, ahora vende sus creaciones para ayudar en los gastos diarios del hogar.

El rebusque guayanés

Figuera es una pequeña muestra de que el venezolano parece reinventarse. Ya sea por la sed de expresar su creatividad… o por las ansias de sobrevivir, como es el caso de Inervis Pumiaca, un padre de 24 años con tres trabajos.

Él es agente de seguridad y con un bebé de 7 meses se rebusca en el conuco que le dejó una de sus tías en El Platanal, vía El Rosario. De su tierra crece maíz y yuca, que vende en el mercado a comerciantes, y que usa para completar la alimentación de su familia.

 

rebusque3Cada día el precio de los materiales para sus figuras aumenta, pero Figuera es optimista sobre las creaciones que ahora muestre en su cuenta de Instagram: amigurumipzo

rebusque4Los bajos ingresos que recibe como maestra inspiran en Ramírez otras labores como cuidar niños, dar tareas dirigidas y hasta forrar cuadernos

 

A contrario de Figuera, no sacó una carrera universitaria, pero eso jamás lo frenó de querer trabajar, porque lo hace desde los 18 años. Ahora, con la Venezuela que lo golpea, también tiene trabajos de jardinería cuando le salen, y de esta forma asegura el pago de un pequeño anexo en San Félix donde vive con su bebé y su esposa.

Pumiaca se arropa en los oficios que surgen de la carencia económica. Y esta necesidad de rebusque del nuevo venezolano la resume el presidente del colegio de economía del estado Bolívar, Francisco Santiago, quien alega que nace de una “acción natural” en la supervivencia, consecuencia del contexto conflictivo de Venezuela. Por lo que para esto expone dos importantes pilares: las expectativas y la confianza en la inversión.

“La falta de empleo, generada por la falta de inversión, y los bajos salarios, también tienen que ver con la proliferación del rebusque”, manifiesta el economista, quien luego asegura que cuando las expectativas en un país no son positivas (como es el caso de Venezuela), y si tampoco hay confianza en la economía, no habrá inversión alguna que genere un crecimiento más adelante.

Pumiaca junto a su padre, quien vive en Platanal para cuidar de la siembra, completa lo que gana de lunes a viernes. Y los gastos se van en comida, porque los “gusticos” escasean también.

Pero no deja a un lado los pequeños detalles que disfruta de su vida. Los ratos de tranquilidad de Pumiaca son en el río cercano al conuco. Esos que pasa con la familia para ignorar, así sea por un día, los problemas que arropan a su país en plena crisis económica.

Del dicho al hecho

“Esta ley garantiza la protección de los derechos sociales, laborales y la seguridad del ingreso de los trabajadores jóvenes”. Estas fueron las palabras del presidente Maduro en octubre de 2014, cuando aprobó la Ley del Empleo Juvenil, la que aseguró se encargaría de que en Venezuela no hubiese juventud con bajos ingresos, “no es como el neoliberalismo, que pretendía crear trabajo esclavo y que el trabajo juvenil fuera mal pagado, sobreexplotado. No”.

barra ama165VERTICAL

ComillasAMARILLASLa resiliencia es la capacidad de salir fortalecido de las adversidades. Lo que no significa que no vas a sufrir, ni llorar o sentir rabia, pero se buscan cambios, resuelves la situación. Aprendes”, explica la psiquiatra y columnista de Correo del Caroní, Yolirma Vaccaro.

 

- No es que me alcanza, con esto sobrevivo.

En el mercado de Chirica, el joven tiene sus objetivos claros: sacarle provecho a su conuco que empezó a cuidar desde marzo. Vende su cosecha a comerciantes y el resto lo usa para equilibrar la alimentación diaria.  Una carrera universitaria aún no entra en sus planes, pero es optimista. No decae en las dificultades: su bebé y su esposa trazan su rumbo.

“La situación del país está demasiado crítica. Pero si uno se estanca, solo diciendo que no se puede comprar esto o lo otro, simplemente no lo va a hacer. Porque las metas y las barreras se las pone uno mismo”, explica el padre, a quien el agitado 2017 venezolano, y la llegada de su hijo, le sembraron la necesidad de buscar otros oficios aparte de ser agente de seguridad. 

Maduro en 2014: “Es una ley que garantiza los derechos
sociolaborales a todos los muchachos y muchachas en edad de trabajar”


Bajas oportunidades

Con 18 años de chavismo, en Venezuela pocos tienen asegurada la remuneración justa de su profesión, lo que ocurre en muchas carreras. En consecuencia, los maestros son uno de los gremios más atropellados y con peores ingresos en el país petrolero. Protestas por contrato colectivo en mayo de 2017 lo evidencian, de igual forma las manifestaciones en Caroní, en marzo de 2016, debido a los bajos salarios del gremio.

Deysi Ramírez, maestra de 32 años, forra cuadernos y brinda tareas dirigidas en tiempos escolares, pero no ha perdido ni una pizca de amor por su profesión a pesar de la baja remuneración de su empleo: “amo todo. A mí me encantan los niños. Me gusta estar allí con ellos y que de repente, en unos años, ellos se acuerden de mí. Me gusta que me pregunten y tener respuestas para explicarles”, su emoción es obvia, esbozando la sonrisa que la caracteriza cuando habla de sus alumnos porque sabe que hace lo que ama.

 

rebusque5La pasión por su trabajo se vuelve una fuerte arma contra la crisis que arropa a los venezolanos y toca el hogar de Ramírez.

 

La mesa de la sala del apartamento de sus suegros, donde vive también con su esposo y su niño de 3 años, usualmente está desordenada: un cuaderno tirado en una esquina, colores esparcidos, recortes de figuras coloridas y juegos dinámicos para menores. No es muy organizada al momento de realizar su rebusque, al que se suma trazar márgenes a los cuadernos de sus pequeños alumnos y, claro, cobrar a los padres por ello. 

“Hemos querido salir de aquí pero con tantos golpes de la economía es imposible alquilar un buen lugar. El querer irnos a vivir solos se nos ha vuelto súper imposible. Y con los sueldos no podemos (ella y su esposo técnico en administración) comprar nuestra propia lavadora o nevera”, explica la maestra que tiene 3 años viviendo con sus suegros.

Por su lado, a la maestra Ramírez le desmotiva que en Venezuela “no valgan” los títulos universitarios. Hace una semana tomó un taxi y quien lo conducía alegó ser un médico cirujano.

Un informe de Proyecto Juventud, de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), resultado de encuestas nacionales realizadas en el año 2013, arrojó que “el 35% de los jóvenes opina que el gobierno maneja la economía de forma incorrecta”. Mientras que un 42%, de individuos entre 15 y 29 años, admitieron haber considerado emigrar a otro país para mejorar económicamente.

barra ama120VERTICAL

Ecapitularn el 2014, a tan solo un año de la llegada de Maduro al Poder, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reflejó que un poco más de un 40% de la fuerza laborar es informal.

 

El economista Francisco Santiago aún percibe la necesidad de irse de muchos: “uno le puede preguntar a cualquier joven ahora. Ellos quieren obtener su título e irse del país porque no hay otras alternativas: sin empleos estables la gente busca la manera de sobrevivir. Indiscutiblemente es una situación alejada de la estabilidad que no es satisfactoria para los que buscan crecer”.

Mientras, las maestras de la unidad educativa Los Próceres, en Puerto Ordaz, tienen su sistema. Se ponen de acuerdo en las tarifas para el cuidado de niños y para las inscripciones en tareas dirigidas, a pesar de que cada una trabaje por su lado. Los padres ya tienen a sus docentes de preferencia a las que les confían a sus hijos. Así lo explica Ramírez, quien aparte puede cobrar desde 7 mil bolívares por forrar entre cinco y siete cuadernos.

“Hay maestras que hacen decoraciones para lápices. Otras también resuelven vendiendo productos en catálogos”, explica. Ella tiene limitaciones al momento de hacer tareas dirigidas ya que cuenta con el espacio de sus suegros. De todas formas, ha sabido resolver su rebusque: “Uno trata de sobrevivir. Hay padres que creen que con lo que paga el colegio podemos mantenernos, quizás comprarnos un carro…pero no. No se puede”.

Valor para crecer

A principios de año Figuera estaba hundida en la ansiedad y esa frustración de no saber qué hacer con su juventud, su carrera o su tiempo. No encontraba trabajo luego de hacer sus pasantías. Aparte, salir de la casa de sus padres y tener sitio propio, en un país en el que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó una inflación superior a 2000% para el 2018, parece un sueño lejano.

 

rebusque6Con la motivación de sacar adelante su carrera y dar a su hijo de 3 años lo que necesita, Ramírez se rebusca combinando su experiencia como docente

 

En ese sentido Ramírez, Figuera y Pumiaca sin querer comparten esa necesidad de que sus aspiraciones cuenten con buenas oportunidades.

Es así como lo explica la médica psiquiatra, columnista de Correo del Caroní y coordinadora del posgrado de Psiquiatría de la UDO Bolívar, Yolirma Vaccaro, quien expone la importancia de la autorrealización en una economía repleta de fallas y, por lo tanto, con oportunidades mínimas.

- ¿Qué tan importante es que un individuo se autorrealice?

- Mucho. En la pirámide de Maslow la cúspide es la autorrealización. Claro, nunca vamos a estar realizados completamente, solo en ciertos aspectos. Pero lo que ocurre ahora mismo con el país es que el Gobierno nos ha dejado en la base, en las necesidades fisiológicas. Cuando solamente nos concentramos en las necesidades básicas, como comer,  no podemos llegar hasta la autorrealización.  Por eso prevalece la exigencia de que haya igualdad de oportunidades, lo que no quiere decir que todo el mundo sea socialmente igual, eso es imposible (…) el venezolano tiene unas aspiraciones y estas tienen que estar en relación con las oportunidades. Cuando tus aspiraciones no se encuentran con las oportunidades, como ocurre mucho en Venezuela, esa frustración se hace crónica. Y esa frustración puede terminar en derrota y desidia.

 barra ama165VERTICAL

ComillasAMARILLASLa situación del país está demasiado crítica. Pero si uno se estanca, solo diciendo que no se puede comprar esto o lo otro, simplemente no lo va a hacer. Porque las metas y las barreras se las pone uno mismo”, recomienda Inervis Pumiaca, padre de 24 años con tres trabajos.

 

Figuera dejó atrás el pesimismo. Entró al portal web de videos YouTube y fue autodidacta de su rebusque: “En internet me puse a buscar y me gustó mucho el amigurumi (una tendencia japonesa de peluches tejidos), porque había trabajos que quería realizar también. Con tutoriales aprendí lo básico: hacer la pelotita. De ahí en adelante la imaginación y el esfuerzo hicieron el resto”.

Es por eso que Vaccaro ve con entusiasmo el rebusque económico en ciertas actividades creativas. Como explica, los venezolanos han aguantado tanto a la crisis por su creatividad, y opina que otra población ya habría caído en un estallido social.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

“Los animalitos”: jugarse la sobrevivencia económica en tiempos de crisis

barra 4naranja220

Migración de jóvenes profesionales: un altísimo costo de la crisis social

barra 4naranja220

Jóvenes puntean tasa de desempleo nacional

barra 4naranja220

“Irnos en bote era la única forma de emigrar a Guyana y valió la pena”

 

Y adherida a muchos, en el momento en que Venezuela sufre su peor crisis socioeconómica en la historia, está la resiliencia. La psiquiatra define este concepto como: “la capacidad de salir fortalecido de las adversidades. Lo que no significa que no vas a sufrir, ni llorar o sentir rabia, pero se buscan cambios, resuelves la situación. Aprendes”. Es un motor para impulsar el trabajo que, si bien este se dificulta por la crisis, puede ayudar en el crecimiento y aprendizaje del venezolano.

Resalta la importancia de que el rebusque se base en algo que de verdad el individuo ame hacer. De ahí puede nacer esa resiliencia, lo que también resulta en una herramienta para evitar la frustración.

- Si hay frustración, ¿qué recomienda hacer?

- Estamos viendo ahora muchísimos profesionales que hacen algo que no tiene nada que ver con su profesión. Pero tienen que aprender a verle el lado positivo a esa ocupación que están haciendo. Ser creativos. Y de esa creatividad se aprende. Lo que hay que hacer es mirar la importancia de todo lo que puedes producir gracias ella y lo importante que es en tu vida.

Hilos tejen un futuro en una cajita de zapatos: amarillo, azul, rojo, blanco y negro. Figuera encontró trabajo hace un mes como ingeniera pero sigue creando peluches. “A pesar de que no he podido salir de la casa de mis padres me siento menos frustrada, porque estoy haciendo lo que me gusta”, explica con felicidad.

Una figurita hecha por ella de El Principito, el famoso cuento francés, se esconde en un rincón de su habitación. Le llegan varios encargos cada semana y le gana, como puede, a la adversidad de su país.

Visto 847 veces Modificado por última vez en Miércoles, 23 Agosto 2017 02:49

Cuatro de los 12 fallecidos fueron identificados. Uno de ellos era solicitado desde noviembre de 2016 por homicidio. Aún hay ocho ...

Las últimas intervenciones militares se registraron el fin de semana en El Manteco (municipio Piar) y cerca de Tumeremo (municipio...

La Fiscalía investiga el ocurrido en el sector El Triunfo, el 10 de septiembre, que dejó 11 fallecidos. Otro hecho ocurrió en la m...

Douglas Rico, director nacional del organismo, inauguró este martes la sede de la División de Investigación contra Homicidios...

El incidente, a mediodía de este miércoles, afectó dos apartamentos y dejó cinco heridos, entre ellos, una niña de ocho meses. ...