Viernes, 04 Agosto 2017 00:00

Aumento de pasaje desnuda el viacrucis social por la crisis económica

 
Valora este artículo
(2 votos)
La anarquía del transporte público aún siembra incertidumbre entre choferes, usuarios y autoridades locales La anarquía del transporte público aún siembra incertidumbre entre choferes, usuarios y autoridades locales Foto Aníbal Barreto

En las calles de Ciudad Guayana tres grupos parecen reñir: los usuarios de transporte público, el Instituto Municipal de Transporte, Tránsito y Vialidad (Imttv), y los choferes de las unidades. Aunque todos comparten la misma realidad socioeconómica.

El aumento del pasaje en la urbe ya es un cuento repetitivo. Como aumenta el kilo de arroz, las caraotas y el azúcar. Aparenta estar desgastado. Pero es tan vigente como otras carencias que terminan en un odio colectivo: el usuario le grita al colector, y este le grita al otro. Unos culpan a la Alcaldía, otros culpan a gritos a los choferes.

Y así, mientras uno defiende que el gasto diario del nuevo aumento arbitrario es un peso más, otro asegura que el pago no le lleva comida a la casa. Ciudadano versus ciudadano.

La parada de autobús frente al Centro Comercial Mamy de Alta Vista, en Puerto Ordaz, a las 10:00 de la mañana de este viernes estaba repleta de usuarios impacientes. Los que podían montarse en la unidad siguiente se colgaban en las puertas. Ese peligro igual les costaba 300 bolívares. La muestra pequeña de la desesperación, y resignación al desastre del transporte público guayanés.

La necesidad de todos

El pasado miércoles 2 de agosto, choferes de diferentes rutas de transporte público detuvieron su actividad toda la mañana y trancaron la vialidad de Alta Vista, debido a que el Imttv multó a un grupo de unidades por el incumplimiento del costo del pasaje, que se supone es de 180 bolívares.

No hubo acuerdos después de la protesta. La anarquía del transporte público aún siembra incertidumbre. Y dos días después parece que cada grupo trabaja por su lado. Las unidades de transporte público, que también escasean por falta de repuestos y cauchos, cobran 300 bolívares. Los colectores, de forma atropellada, piden el pago anticipado del pasaje para asegurarse de que los usuarios den la cantidad que se les exige.

barra ama135VERTICAL

ComillasAMARILLASCasi el 100% de las unidades que pasaron por el punto de control cercano al Centro Comercial Mamy, de la ruta Alta Vista – Trébol – Castillito, presentó irregularidades: desde cobro excesivo del pasaje hasta malos tratos”.

 

Nancy González es chofer y miembro de la cooperativa Octava Estrella. Vive con sus tres hijos y un nieto, entre las seis personas que habitan en su casa. Admite con desespero que los altos precios en los alimentos y bajos ingresos de su trabajo complican la vida en su hogar.

“Los bachaqueros nos están acabando. Además uno busca comida y esos anaqueles están vacíos. Ya no podemos con la crisis. Nuestro aumento está fundamentado en esta crisis que vivimos todos”, aseguró la mujer, quien apoya rotundamente el aumento del pasaje y exige a la Alcaldía y al Imttv la comprensión ante su exigencia.

Lo cierto es que la crisis los arropa a todos. Tanto a quien recoge el dinero del pasaje como aquel que conduce la unidad y necesita del repuesto caro; y también al que no le queda de otra que pagar un sobreprecio que no aliviana el último aumento salarial en Venezuela, decretado el 1 de julio por el presidente Nicolás Maduro.

Nadie tiene lo que quiere

Los transportistas, por su parte, exigen un aumento que pueda medio resolver la comida para sus casas y la compra de repuestos para las unidades.

Comparten con los usuarios, casi sin darse cuenta, la penuria de un país en una cadena de necesidades. Gabriela Martínez es madre desempleada que este viernes salió de casa consciente de que gastaría 1.200 bolívares solo en pasaje. Vive cerca de la redoma de El Dorado, San Félix, y su esposo gana salario mínimo y casi no le rinde para que los tres puedan comer apropiadamente. La leche desapareció por completo de la dieta de la niña.

El esposo de Martínez tiene que tomar cuatro buses diarios, desde que sale de su casa para ir a trabajar hasta que llega de regreso en la tarde. Este nuevo aumento significa 6 mil bolívares semanales que salen de su quincena.

“El transportista muchas veces no sabe qué tarifa le tiene que aplicar al pasajero. El pasajero como que no sabe cuánto tiene que pagar. El transportista dice una cosa, el pasajero dice otra,  el Ministerio del Transporte dice otra cosa, entonces… todo es un lío”, así resume Martínez el conflicto.

Por otro lado entran los intereses del Imttv. En lo que va de año los usuarios han presentado quejas por el cobro excesivo del pasaje, incumplimiento de rutas, vehículos piratas, atropellos. Pero no fue sino hasta esta semana que el instituto actuó con el objetivo de controlar la acumulación de desastres.

El 31 de julio de 2015 una protesta por descontento
debido al ineficiente transporte público terminó
en saqueos y un muerto en San Félix

Los funcionarios del instituto observaban en puntos de control en Alta Vista: uno de ellos llevaba 26 unidades de transporte público registradas, desde las 8:00 hasta las 10:00 de la mañana de este viernes, para luego aplicar sanciones.

Casi el 100% de las unidades que pasaron por el punto de control cercano al Centro Comercial Mamy, de la ruta Alta Vista – Trébol – Castillito, presentó irregularidades: desde cobro excesivo del pasaje hasta malos tratos.  Los funcionarios aseguran que, por ahora, anotar a los que incumplen la normativa, para sancionarlos en los próximos días, es lo único que pueden hacer para evitar conflictos con los choferes.

Pero estos últimos y los usuarios se hacen una misma pregunta ¿Cómo la Alcaldía y el Imttv solventarán el problema de todos? Ese problema, claro está, tiene que ver con los carentes ingresos que no le aseguran estabilidad económica al guayanés.

Mucho menos después del pronóstico del Fondo Monetario Internacional (FMI) plasmado en el informe de Perspectivas Políticas Mundiales, en donde se refleja más de 2.000% de inflación para Venezuela en 2018.

Para Darwin Rodríguez, lo que pasa con los usuarios, los transportistas, la Alcaldía y el Imttv se resume en una cosa: el país. Es padre de una niña pequeña y observa todo como “un problema global”.

“No alcanza. Ni para ellos (los choferes) ni para nosotros (los usuarios). A nosotros no nos alcanza el sueldo mínimo y ni a ellos les alcanza el pasaje que nosotros le pagamos”, opinó este viernes, día en el que le toca tomar dos o tres buses para regresar de Alta Vista a su casa.

Visto 554 veces Modificado por última vez en Sábado, 05 Agosto 2017 00:00

Dos protestas por transporte signaron la jornada de este jueves. La primera se dio a la altura de Sierra Parima, en la mañana, y l...

El candidato oficialista a la Gobernación de Bolívar es abiertamente respaldado por esta dependencia del Ministerio de Educación, ...

Habitantes del sector 3-A de Francisca Duarte en San Félix, denuncian que desde hace más de 10 días están sin servicio eléctrico, ...

Monseñor Helizandro Terán Bermúdez invitó a la feligresía a votar en estas elecciones regionales, describiendo al cristiano católi...

El sector III de la urbanización está afectado desde el viernes 28 de septiembre, cuando se dañó un transformador, avería que la e...