Jueves, 20 Julio 2017 00:00

Crisis económica y temor a represalias mermaron fuerza del paro cívico en Puerto Ordaz

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Durante la mañana, la mayoría de los comercios se mantuvieron operativos aunque con poco personal Durante la mañana, la mayoría de los comercios se mantuvieron operativos aunque con poco personal Fotos William Urdaneta
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Oposición afronta el reto de paralizar al país por 24 horas para detener la estafa constituyente

barra 4naranja220

Paro cívico reduce al mínimo operatividad del transporte público en Puerto Ordaz

barra 4naranja220

Paro cívico en Guayana incluyó represión de la GNB para desactivar trancas vecinales

 

Para algunos ciudadanos, más que un jueves, la ciudad les parecía un domingo. En Puerto Ordaz no todos acataron el llamado a paro cívico de 24 horas convocado por la oposición como protesta contra el fraude constituyente. Algunos manifestaron su desacuerdo con este llamado, otros dijeron apoyar la convocatoria, pero temer a las represalias, no solo del gobierno, también de colectivos paramilitares.

La Alcaldía de Caroní amenazó desde el martes con hacer fiscalizaciones para este jueves y sancionar a los comerciantes que hayan acatado el llamado a paro, lo cual les costaría la revocatoria ilegal de las licencias de actividades económicas. No conforme con ello, como se ha hecho habitual, colectivos paramilitares identificados como Mersuv y Simón Bolívar, también lanzaron sus amenazas por redes sociales, asegurando que tomarían toda empresa que se paralizara.

Algunos comercios aplicaron la estrategia de abrir sus puertas, sin embargo, el personal no asistió; no por una orden, sino por sumarse voluntariamente al paro nacional, sin que ello significara represalias por parte de sus empleadores. Otros operaron solo hasta medio turno. Con ello evitaban las sanciones de la Alcaldía. Hay quienes se arriesgaron y cumplieron a cabalidad el paro de 24 horas.

“El tema no es tanto las fiscalizaciones, porque pagar una multa por todo este desastre que estamos viviendo es lo de menos, sino el miedo a que nos saqueen, porque los colectivos amenazaron”, confesó una señora mientras compraba en una panadería en Puerto Ordaz, a la cual no asistieron todos sus empleados.

A media máquina

Algunas entidades bancarias, con gran cantidad de clientes en sus sedes, también operaron a media máquina por falta de personal, tomando en consideración que el paro cívico coincidió con día de cobro de pensionados.

“Yo no apoyo el paro, hay que trabajar. Yo he visto todo normal y tiene que ser así. Esto no arregla ni el gobierno que está ni el que viene, sino uno mismo”, opinó una pensionada.

VENDEDORESINFORMALES
La mayoría de vendedores informales no se sumaron al paro

VECINOSLa urbanización Las Garzas y otros sectores de la avenida Atlántico estuvieron activos con protestas desde las 4:00 de la mañana

ComerciosnuevaEn horas de la tarde bajó el flujo de gente y por una mayor cantidad de comercios cerrados

En la parroquia Unare la mayoría de los comercios trabajaron con normalidad durante la mañana, aunque no con las mismas ventas diarias. Así lo ratificaron trabajadores del Mercado Municipal que, aunque no todos estaban de acuerdo con el llamado a paro, notaron la poca afluencia de clientes durante el día.

“Yo no estoy ni con el gobierno ni con la oposición, porque no he recibido beneficios ni de uno ni del otro. Tengo que trabajar porque la situación está muy crítica. Yo vivo del día a día, sobre todo ahora que todo está caro y las ventas están más bajas, más bien ando sufriendo por mantener a la familia, ya ni tengo zapatos para ponerme”, manifestó un vendedor informal de Unare, quien tuvo que caminar desde el sector Río Negro, debido a las trancas en la avenida Atlántico, donde se observaban más personas en esta misma situación por falta de transporte en esta zona.

Tranca en Las Garzas

Vecinos de la urbanización Las Garzas, por su parte, se sumaron al paro cívico de 24 horas además de trancar la avenida con barricadas, activándose desde las 4:00 de la mañana.

 

LASGARZASnuevaA pesar de las represiones, manifestantes aseguran que se mantienen en resistencia

 

“Queremos que el gobierno entienda que no lo queremos, llevamos 18 años en esta situación precaria y ya no aguantamos más”, manifestó una residente de Las Garzas, quien además aseveró que ya habían perdido el miedo a las represiones por parte de la Guardia Nacional Bolivariana.

“Estamos luchando pocos por muchos. Desde que empezaron las protestas no nos dieron más el CLAP, pero con eso no nos van a chantajear, seguiremos en resistencia”, agregó.

En horas de la tarde comenzó a apreciarse con mayor énfasis el paro cívico en Puerto Ordaz, con la mayoría de los comercios cerrados, luego de cumplir en la mañana con la apertura para enfrentar el chantaje de la Alcaldía de Caroní.

 

   El paro también se sintió en la noche guayanesa

Arepera                                     Las areperas que abren habitualmente en las noches estuvieron cerradas

 Marcos David Valverde

La noche del 20 de julio, la noche del paro nacional, en Ciudad Guayana trajo la misma dinámica que había impuesto la tarde: una especia de cincuenta y cincuenta en la movida comercial.

Alta Vista fue uno de los centros con más actividad. Los negocios del estacionamiento de la Torre Movistar, principalmente de comida rápida, parecían ser el aliviadero del hambre en la ciudad: prácticamente todas las mesas estaban ocupadas.

Una cafetería vecina también abrió: uno de sus dueños solo dijo: “puede que parezca respuesta mezquina, pero es que yo igual tengo que pagar un empleado. A lo mejor tú no entiendes mi punto de vista, pero si te pones a ver, sí tiene sentido. Ellos (los organizadores del paro; es decir, la oposición) no me van a pagar a mí por esto. De todos modos, estuve dispuesto a cerrar si se presentaba algún problema”.

En Orinokia Mall, un jueves, a las 8:30 de la noche, las puertas permanecieron cerradas: habitualmente a esas horas están, al menos, quienes van al cine. Fue distinto esta vez: todas las puertas estaban cerradas.

Las areperas de la carrera Upata también cerraron sus puertas, sin contar los negocios de Villa Colombia que bajaron las santamarías. El paro, entonces, tuvo sus repercusiones nocturnas.

Orinokia                                              Orinokia Mall fue uno de los grandes símbolos del paro en Guayana

 
Visto 1426 veces Modificado por última vez en Viernes, 21 Julio 2017 03:56

Autoridades académicas, estudiantes, ONG y entes públicos participaron en un foro que recalca que sin igualdad ni justicia, el des...

Los guayaneses pagan las consecuencias de la improvisación irresponsable con la que Francisco Rangel Gómez manejó el tema del tran...

La supervisora del Banco Bicentenario explicó que desde el miércoles experimentaron fallas en la plataforma. Las personas de la te...

Exigen a la jueza del Tribunal Primero de Juicio de Violencia contra la Mujer en Puerto Ordaz ceñirse a las pruebas contra el homi...

El tema central de esta XVII edición tiene como tema central el Arco Minero del Orinoco. Entre sus desafíos, intentan convertirse ...