Miércoles, 07 Junio 2017 00:00

“Unare no tiene miedo de protestar, a lo que tememos es a vivir en dictadura”

 
Valora este artículo
(4 votos)
La caminata de Unare salió desde las cercanías del Centro Comercial Atlántico. Dirigentes políticos como Andrés Velásquez acompañaron el recorrido La caminata de Unare salió desde las cercanías del Centro Comercial Atlántico. Dirigentes políticos como Andrés Velásquez acompañaron el recorrido Fotos María Ramírez Cabello

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

El autoritarismo y la bota militar violentan manifestación universitaria en Puerto Ordaz

barra 4naranja220

Frente en Defensa de la Constitución cohesiona sectores sociales en Guayana para restituir la democracia

barra 4naranja220

Observatorio de Justicia confirma eliminación de derecho al voto con bases comiciales de la constituyente

 

Norkis Yépez caminó desde Unare hasta la Plaza Monumento en Alta Vista con el escudo de la fe, una defensa en cartón que aunque débil en material y pequeña, representaba para ella la fuerza espiritual que como venezolana tiene al salir a las calles. Era, según sus palabras, la armadura de Dios que -explicó- representa la esperanza de que “ante cualquier represalia del enemigo, él nos guarda para luchar por el presente y el futuro”.

La mujer, residenciada en Unare, participó en la caminata que salió de las cercanías del Centro Comercial Atlántico y que más de una hora después se unió en Alta Vista con la marcha que partió desde la sede de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y La Churuata.

Tenía días sin salir, contó, pero este miércoles decidió retomar la protesta en la calle. “Vine no solo por marchar físicamente sino por llevar lo espiritual, que es que Dios derrame sus fuerzas en este lugar porque con nuestras solas fuerzas nada podemos hacer”.

Para ella, como para muchos que marcharon desde Unare, la disminución de las marchas en volumen no significa hartazgo, desesperanza o desánimo. “Creo que más bien cada vez más nos vamos uniendo más y más y los que tienen miedo, no es el hombre el que está haciendo, es Dios quien obra y el miedo va a caer. Sobre esas tinieblas, la luz de Cristo va a vencer y va a brillar”, expresó.

Su mensaje, con una fuerte carga religiosa, coincidió con el de numerosos participantes de la marcha de este miércoles, que terminó intempestivamente con la brutal represión de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Contrario a creer que la gente se ha cansado de protestar, aseguran que el venezolano está más consciente que nunca de la necesidad de lograr un cambio político.

“Se mantiene la fuerza y sobre todo en los barrios. Guayana corre unida todos los domingos y nos metemos en los barrios. La gente nos saluda, nos aplaude. La gente está harta en todos lados”, expresó Zorione Aurteneche, una runner residenciada en la parroquia Unare.

Unare2Este escudo refleja la fuerza espiritual que, sostuvo Norkis Yépez, deben tener todos los venezolanos

Unare3Con carteles, los manifestantes hicieron reclamos y pedimentos

“Tengo años marchando en Guayana desde que queremos salir de este gobierno y veo más actitud positiva a apoyar. Claro, en un municipio relativamente pequeño no se puede pretender que todo el tiempo esté todo el mundo en la calle”, expresó.

Briceida Patiño, de 54 años, admitió sentirse decepcionada con las últimas convocatorias, pero en esta oportunidad -dijo- veo que tiene fuerza. “La gente está saliendo porque necesitamos libertad. No hay comida. Están asesinando el futuro del país. Esta dictadura se tiene que ir”.

Sin embargo, Patiño puso acento sobre la organización de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). “La dirigencia no está haciendo bien el trabajo, hace falta más convocatoria y siempre programar algo para el estado en correspondencia con las actividades nacionales, eso no se ha hecho últimamente”, expresó.

En una parroquia tan extensa y variopinta como Unare, valoró Miraida Rosas, una profesora de manualidades de 58 años, no hay miedo a protestar. Si la marcha desde esta popular parroquia no fue avasallante es porque “hay mucha gente que trabaja, yo por ejemplo estaré hasta las 12:00 del día. A las 2:00 tengo que volver a mi trabajo, pero siempre busco el espacio para luchar por mis 4 hijos y mis 8 nietos”.

“Unare no tiene miedo de protestar. A lo que tenemos miedo es a vivir en dictadura. Yo nací en democracia y quiero dejarle democracia a mis hijos”, enfatizó.

Visto 2806 veces Modificado por última vez en Miércoles, 07 Junio 2017 23:33

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...