Viernes, 12 Mayo 2017 00:00

Madres de Guayana reivindican lucha democrática por el porvenir de sus hijos

 
Valora este artículo
(2 votos)
“Quiero recuperar Venezuela para que mi hija regrese otra vez”, es la motivación de Lucy Medina, quien añora el retorno de la hija que buscó un futuro mejor en Australia “Quiero recuperar Venezuela para que mi hija regrese otra vez”, es la motivación de Lucy Medina, quien añora el retorno de la hija que buscó un futuro mejor en Australia Fotos William Urdaneta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Represión estatal mata a otros dos venezolanos en protestas contra la dictadura

barra 4naranja220

Guayaneses defienden vigencia de la Constitución y su derecho intransferible de convocar una Constituyente

barra 4naranja220

Director de la Policía Nacional promete combatir a grupos paramilitares apoyados por Maduro

 

“¡Nosotros los cargamos a ustedes nueve meses en la barriga, ustedes tienen madre!, ¿No les duele su madre?”, gritaba María Cabrera frente al piquete de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en el punto final de la marcha del 10 de mayo en Puerto Ordaz.

Cabrera reivindicó el sentimiento de todas las madres cuando crían a sus hijos. Nunca el mal, solo el bien para ellos. La educación, la comida, la salud, la seguridad… todo eso que en la Venezuela de hoy ven amenazado para ellos, antes que para sí.

Por eso Cabrera marchó por enésima vez, pero no se siente cansada de hacerlo. Asegura que volverá a marchar, por sus hijos y nietos, “que no pueden vivir este futuro que nos presenta el dictador de Nicolás Maduro”.

Se desahogó frente a los guardias que resguardaban la entrada del Palacio de Justicia de Alta Vista Norte, el miércoles, mientras cargaba una pancarta con la inscripción: GNB recuerda lo que te enseñó papá, a las mujeres se les respeta.

Las madres engrosan las convocatorias de las marchas de oposición en Puerto Ordaz y a todas las mueve el mismo instinto: proveer a sus hijos y nietos el mejor futuro posible dentro del país que les vio nacer, así eso implique tener que gritarle a los guardias nacionales con la esperanza de que dejen de reprimir cruelmente a las manifestaciones que rechazan al Gobierno.

Sin miedo a tragar gases lacrimógenos, a ser golpeadas como lo fueron Liset Gómez e Yrma Bello en la marcha del 19 de abril, las madres salen para rechazar la gestión de Nicolás Maduro en las caminatas, concentraciones y demás actividades que convoca la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

 

rosasEn honor a la fecha que se conmemora el segundo domingo de mayo de cada año, Correo del Caroní enaltece a las mujeres que dejan de lado sus quehaceres personales para sumarse a la lucha para procurar un mejor país. Una lucha que bien las representa en su día, el Día de las Madres.barra amarillo675ROJO

 

“Para que mi hija regrese”

La bandera de Venezuela era su capa, su cobijo del sol y su arma. Lucy Medina la ondea en la redoma de Chilemex para invitar a sus conciudadanos a sumarse a la movilización. “Los jóvenes estudiantes son los que me hacen salir”, dice en tono protector. “Esta lucha es por ellos”.

Su hija se fue del país a buscar un mejor futuro en Australia. “Quiero recuperar Venezuela para que ella regrese otra vez”, confesó Medina, cuando ya era inevitable quebrar su voz, y ya eran incontenibles las lágrimas en sus ojos.

Nunca agachó la cara ni dejó de sostener la bandera, pese al llanto ahogado. La lucha pacífica es su motivo y también su desahogo. “Para mí no hay diciembre, no hay día de madres, no hay día de nada. Cuando caiga este régimen celebraré todo lo que no he celebrado”. Mientras, lucha en cada llamado “por la paz, la armonía y la abundancia” que ya no ve en su país. 

“Hay mucho dolor”

Elba Abreu también se sirve del tricolor nacional. Con el gobierno de Maduro ha visto decaer su negocio como terapeuta cosmética, por lo que ahora se dedica al hogar y a apoyar a sus cinco hijos y unos cuantos nietos.

“Ya son muchas muertes, muchas madres a las que les han matado sus hijos por reclamar la libertad de este país. Nosotras no podemos dejarlos solos en esto”, aseguró Abreu.

marIacabrera“¡Nosotros los cargamos a ustedes nueve meses en la barriga, ustedes tienen madre!, ¿No les duele su madre?”, gritaba María Cabrera a la GNB

Se refiere a los 39 jóvenes asesinados en más de 40 días de protestas opositoras en Venezuela. La última de ellas fue Miguel Castillo, el 10 de mayo, en el sector Las Mercedes, de Caracas.

Esto la enardece igual que a María Cabrera. “Hay mucho dolor”, lamentó, pero desde ese mismo sentimiento nacen las ganas de dejarles a sus nietos “una Venezuela libre de esta dictadura, de este calvario donde la gente se muere en los hospitales porque no hay medicinas, y en las clínicas no tenemos ni para pagar una consulta porque lo que ganamos no nos alcanza ni para comer bien”.  

“Encomendados a Dios”

Las madres forman una parte importante de las manifestaciones de calle y, junto a ellas, también la fe. Es frecuente escuchar en ellas prédicas y agradecimientos a Dios, tan solo por estar vivos en la Venezuela que hoy comanda Nicolás Maduro.

 

carmenalonsoWEB“El temor de nosotras las madres es que a nuestros hijos les hagan algo cuando salen a la calle”, afirmó Carmen Alonso, madre de dos jóvenes estudiantes de medicina

 

Irina Delgado encomienda sus tres hijos a Dios, porque no queda de otra, “para que no les pase nada”, dice, o para asegurarles de comer, aunque ya estén grandes.

Coincide con Carmen Alonso, madre de dos hijos que actualmente estudian medicina. “El temor de nosotras las madres es que a nuestros hijos les hagan algo cuando salen a la calle, porque estamos viendo una inseguridad que nunca antes habíamos vivido. Yo tuve una juventud muy bella y quiero que ellos la vivan también. Por eso estoy aquí”.

Proveerles seguridad, salud y alimentación es lo que mueve a las madres guayacitanas a formar parte de las manifestaciones. Solo con un cambio de gobierno visibilizan posible ese cambio. La lucha pacífica, en las calles, es su única salida.

Para apoyar a los jóvenes o, incluso, para protegerlos a ellos de la represión, salen solas o acompañadas. Con el tricolor o no, salen convencidas de que “con nuestro sacrificio, lo vamos a lograr”, en palabras de Elba Abreu.

Las cinco madres consultadas coincidieron en que, de ser preciso, pasarían el Día de las Madres en la calle clamando por democracia. A esas mujeres: Feliz día.

Visto 1556 veces Modificado por última vez en Sábado, 13 Mayo 2017 22:28

Autoridades académicas, estudiantes, ONG y entes públicos participaron en un foro que recalca que sin igualdad ni justicia, el des...

Los guayaneses pagan las consecuencias de la improvisación irresponsable con la que Francisco Rangel Gómez manejó el tema del tran...

La supervisora del Banco Bicentenario explicó que desde el miércoles experimentaron fallas en la plataforma. Las personas de la te...

Exigen a la jueza del Tribunal Primero de Juicio de Violencia contra la Mujer en Puerto Ordaz ceñirse a las pruebas contra el homi...

El tema central de esta XVII edición tiene como tema central el Arco Minero del Orinoco. Entre sus desafíos, intentan convertirse ...