Jueves, 27 Abril 2017 00:00

Barrio La Laguna se acostumbra a vivir sin agua, con paludismo y el olvido del Gobierno

 
Valora este artículo
(1 Voto)
En la calle Guaicaipuro son los más afectados por la sequía y el paludismo, esto último por su cercanía con la laguna que da nombre al sector En la calle Guaicaipuro son los más afectados por la sequía y el paludismo, esto último por su cercanía con la laguna que da nombre al sector FOTO ORIANA FAORO

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

El Gobierno se olvidó del brote de paludismo en La Laguna

barra 4naranja220

Temen por la vida de 346 enfermos de paludismo en sector de San Félix

barra 4naranja220

En La Laguna amenazan con protestar para que el Distrito Sanitario ataque el paludismo 

barra 4naranja220

 

La calle Guaicaipuro de La Laguna sigue siendo la más afectada por el brote de paludismo que colonizó este barrio de San Félix en 2016.

Recurren al insecticida, a quemar basura, cartones y a cualquier técnica rudimentaria que aleje a los mosquitos Anopheles, tras el continuo olvido de las autoridades. “Para acá, los únicos que vienen son ustedes, los de la prensa”.

Duverlis Hernández, vecina de esta cuadra de La Laguna, cuyo esposo e hijo están convalecientes de paludismo por los parásitos Plasmodium falciparum y vivax, respectivamente, lo afirma. “Somos seis en mi casa y ya les ha dado a tres... Aquí la gente con ese paludismo y no sé cómo han sobrevivido”, ante la escasez de tratamiento.

Al principal problema de esta comunidad se le suma, desde hace un mes, la falta perenne de agua potable. Dependiendo de la altura del sector, la falla se acrecienta. Por ejemplo, en la parte más alta, son más de 30 días sin el recurso, mientras que en la más baja, el agua está llegando durante las noches.

Más de 300 casos

Xiomara de Vidal, miembro del consejo comunal de La Laguna, confirmó que actualmente hay 365 casos censados entre este sector y Campo Rojo, Barrio Guayana y Guaiparito. Solo en La Laguna, hay poco más de 180, incluyendo niños y ancianos.

“A mi esposo ya le ha dado dos veces, y hay vecinos que les ha repetido tres y cuatro veces”, informó de Vidal, sin la esperanza de que ninguna autoridad haga algo por controlar el brote que afecta como nunca a toda Ciudad Guayana.

Ya el 2 de abril de este año, vecinos de esta comunidad denunciaron el fallecimiento de dos personas, pacientes de cáncer, que se complicaron al contraer malaria, enfermedad que afecta a todos por igual.

Lo más difícil es la falta de tratamiento. Duverlis Hernández contó que desde el Hospital Dr. Raúl Leoni remitieron a su esposo y su hijo a ser recluidos en el hospital Ruiz y Páez, en Ciudad Bolívar, “porque aquí no había tratamiento y allá tuve que ir a la dirección a pelear, prácticamente, por el tratamiento de mi niño”.

Las dos vecinas confesaron haber comprado tratamientos antimaláricos en 20 mil bolívares, “porque en los mismos hospitales sale quien te lo vende”, mientras doctores y enfermeras les dicen que no hay suficiente para atender a todos los pacientes, por la cantidad de contagiados.

Hay que destacar que estos medicamentos solo son distribuidos por el Estado.

El dinero se va en agua

El paludismo no es el único mal que afecta a La Laguna. Paradójicamente, el sector que lleva ese nombre también padece por falta de agua. Ingrid Duarte, otra vecina del sector, indicó tener ocho días continuos sin recibir una gota de agua en su casa. Hace un mes que hay intermitencia en el servicio, frente a lo que le ha tocado ir a buscar agua a casa de familiares en Barrio Guayana.

“Es la primera vez que sucede algo así aquí, porque cuando nos sucedía era en la semana santa, que es tiempo de sequía”. La falla afecta también a la escuela del sector, la Unidad Educativa Estadal Canaima, aunque los vecinos se organizan para pagar el camión cisterna y ayudar al plantel.

Quienes no pueden cargar agua en otros sectores, les toca pagar. De Vidal aseguró que gasta diariamente 1.200 bolívares en llenar los dos tanques de su casa para abastecer a las seis personas que allí habitan.

La Hidrológica del estado Bolívar (Hidrobolívar) no les ha manifestado razón de la falla, aunque buscarán resolver como puedan. Luego de que el Distrito Sanitario N° 2 haya ignorado solicitudes de fumigación y asistencia médica al brote de paludismo, no confían en ninguna institución.

“Nosotros aquí no somos mucho de protestar. Siempre salen Campo Rojo, Guaiparo… pero nosotros no. Nuestro apoyo es la prensa”, concluyó la vocera vecinal, esperando que la denuncia pública aleje a su comunidad del completo olvido.

Bolívar ha sido siempre un estado con epidemia de malaria en los últimos años, solo que confinada a los municipios mineros del sur. Sin embargo, las cifras de contagiados ya no son públicas, desde que el Ministerio de Salud dejara de publicar el Boletín Epidemiológico, desde julio de 2015.

Con la invasión de la enfermedad al municipio Caroní en 2016, es la primera vez que el paludismo toca las zonas urbanas de la ciudad, confirmando el descontrol epidemiológico por parte del Gobierno.

Visto 1672 veces Modificado por última vez en Sábado, 29 Abril 2017 15:23

Se cumplen 200 años del fusilamiento de Manuel Carlos Piar, reconocido como el Libertador de Guayana y generalísimo invicto, ...

El populismo de izquierda, a lo largo de los tiempos y cambiando de imágenes y máscaras, se ha convertido en uno de los sectores p...

Solo en democracia los ciudadanos pueden conocer la paz, la libertad y la tranquilidad, nos recuerda Diana Gámez. ...

La obra del periodista Mijaíl Bulgákov, La isla púrpura (1927), sirve para abordar la censura como arma letal de los reg...

Danilo Arbilla no habla de fútbol, sino de los pronósticos del FMI que ubican muy bien a Brasil y Argentina, mientras Venezuela si...

El escritor Héctor Núñez desglosa un conjunto de temas, por lo general omitidos por el sistema de medios del Estado o, en su defec...

El autor resalta la trayectoria política del preso político Alfredo Ramos, separado de su cargo como alcalde del municipio Iribarr...