Lunes, 17 Abril 2017 00:00

Juicio popular resuelve que Maduro es el Judas mayor de la democracia

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Juicio popular resuelve que Maduro es el Judas mayor de la democracia Cortesía Jesús Miguel Hernández

El Presidente de la República, Nicolás Maduro, fue sentenciado en la tradicional quema de Judas, durante el Domingo de Resurrección, por violar la Constitución y socavar las bases de la democracia venezolana, al tiempo que lo hacen responsable directo de la crisis social y económica y el secuestro del derecho al voto.

Mientras unos regresaban a sus hogares, otros acudían a los templos, un grupo de estudiantes, vecinos y activistas de partidos de oposición organizaron varias quemas de Judas, siendo el más popular entre lo “traidores” el presidente Maduro.

El rechazo hacia el inquilino de Miraflores, heredero político de Hugo Chávez, creció con un par de decisiones del Tribunal Supremo de Justicia que arrebataban las funciones a la Asamblea Nacional. Las sentencias, además de haber constituido un claro golpe de Estado por la vía judicial, significaron el desenmascaramiento definitivo del Gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura.

     
   
 
     

Debilitado internacionalmente, con evidentes fisuras dentro del Gobierno y una oposición empujada por la gente a mantener la protesta de calle, Maduro opta por la fuerza represiva para detener un aluvión ciudadano movilizado para rescatar la democracia.

Los universitarios, quienes lideran en parte la agenda de protesta de calles en este abril de 2017, intentan sortear la represión con expresiones creativas como las pintas en las principales avenidas de Puerto Ordaz con frases como “Maduro Dictador”.

     
   
 
     

Dos dirigentes del chavismo también ardieron junto a Maduro: el gobernador Francisco Rangel Gómez y el diputado electo por Bolívar, Héctor Rodríguez, ex ministro y hoy recorriendo el estado Miranda para una eventual campaña a las elecciones regionales por esa entidad.

Peculiar juicio popular

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Pintas contra gobierno de Maduro: irreverencia y creatividad para encausar el cambio político

barra 4naranja220

 

La tradición de la quema de Judas tiene un significado simbólico de justicia: el pueblo expresa sus quejas y descontentos hacia figuras públicas y funcionarios del Estado a través de monigotes alegóricos que luego son quemados en señal de condena.

Esta costumbre recuerda la traición de Judas a Jesucristo, por lo que al escoger al personaje en cuestión se alude a la traición de esa figura a su pueblo.

Parte de la historia venezolana cuenta que el primer Judas quemado en el país tuvo lugar en 1499 en Cumaná, representando a Américo Vespucio. Se cree que el primer Judas de Caracas se quemó en 1801.

En algunas ciudades de Venezuela la tradición va acompañada de fiestas y celebraciones en las calles y actos culturales.

La protesta creativa se abre paso de maneras inesperadas.

 

judas11

judas5

 

judast

judastwitter22

Imagen de @PepeEzquerro

judastwitter33

Imagen de @PepeEzquerro 

judassanfelix

judas2

 

 

Visto 1646 veces Modificado por última vez en Lunes, 17 Abril 2017 18:22

Se cumplen 200 años del fusilamiento de Manuel Carlos Piar, reconocido como el Libertador de Guayana y generalísimo invicto, ...

El populismo de izquierda, a lo largo de los tiempos y cambiando de imágenes y máscaras, se ha convertido en uno de los sectores p...

Solo en democracia los ciudadanos pueden conocer la paz, la libertad y la tranquilidad, nos recuerda Diana Gámez. ...

La obra del periodista Mijaíl Bulgákov, La isla púrpura (1927), sirve para abordar la censura como arma letal de los reg...

Danilo Arbilla no habla de fútbol, sino de los pronósticos del FMI que ubican muy bien a Brasil y Argentina, mientras Venezuela si...

El escritor Héctor Núñez desglosa un conjunto de temas, por lo general omitidos por el sistema de medios del Estado o, en su defec...

El autor resalta la trayectoria política del preso político Alfredo Ramos, separado de su cargo como alcalde del municipio Iribarr...