Lunes, 05 Septiembre 2016 00:00

Nueve días sin agua en El Caimito, El Guamo y Santa Rosa

 
Valora este artículo
(1 Voto)
En El Caimito las cisternas privadas venden 1000 litros de agua en 1.500 bolívares En El Caimito las cisternas privadas venden 1000 litros de agua en 1.500 bolívares Aníbal Barreto
   

Becerra

“Uno compra a las cisternas y tratamos de ahorrar el agua (…) que no se piense Hidrobolívar que somos millonarios y podemos pagar esto, necesitamos el agua por tuberías”. Silvia Becerra, vecina de El Caimito II

Richard

“Cuando yo llegué aquí en 1992, ¡Muchacha! Daba gusto regar las matas o regar el carro, ahora el chorro que llega es delgadito”. Freddy Richard, vecino de El Caimito I
 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En la parte baja de El Caimito I, II y III llega agua con muy poca presión, desde hace nueve días. En la parte alta, la sequía es total.

Los camiones cisternas privados recorren la urbanización de la parroquia Unare para ofrecer sus servicios: 200 bolívares por 19 litros, 1.500 bolívares por 1.000 litros y 2.000 bolívares por 2.000 litros.

Es lo que han pagado vecinos como Israel Bracho y Silvia Becerra en la manzana 63 de El Caimito II. Este lunes contaban ocho días sin agua. “Es la cuarta vez que nos ponen en esta contingencia”, recordó Becerra, quien también es vocera del consejo comunal El Caimito II. La más reciente fue estar un mes continuo sin agua en Semana Santa de este año.

La queja se extiende a la falta de respuesta de la Hidrológica del Estado Bolívar (Hidrobolívar) pues, según Becerra, un grupo de vecinos acudió a la estatal el viernes 2 de septiembre, en donde les dijeron que todavía estaban haciendo inspecciones para saber qué ocasionaba la ausencia de agua potable en sus sectores.

Pedro Hernández, vecino afectado, aseguró que este lunes en la noche se reunirían en asamblea de vecinos “para ver si protestamos o qué hacemos, porque no podemos estar así, sin agua”.

Según Becerra, son 784 familias afectadas en la parte baja de El Caimito II.

Otros sectores

En los tres sectores de Santa Rosa, también en Unare, no hay agua desde hace nueve días, igualmente, según confirmó Domingo Rosales, vocero del consejo comunal Renacer. Acá son al menos 300 familias afectadas.

Hacia este sector, Rosales indica que el tanque de 1.000 litros cuesta 2.500 bolívares (1.000 bolívares más caro que en El Caimito), “a mí me dura cuatro días. Ya se me gastó y tengo que comprarlo, pero es injusto que por aquí no pasen los tanques de Hidrobolívar si quiera” a repartir agua gratuita.

Vía Twitter se conoció que El Guamo se suma a estas comunidades que hoy contabilizan nueve días sin el recurso hídrico por tuberías.

Para este martes 6 de septiembre Hidrobolívar tenía planteado hacer un corte de agua para el oeste de Puerto Ordaz y las empresas básicas por 72 horas, pues repararían un tubo fracturado a la altura del elevado de Alcasa. La parada se suspendió hasta nuevo aviso, la semana pasada.

Se intentó establecer un contacto telefónico con la ingeniero y gerente de operaciones de Hidrobolívar en Caroní, Debrajanice Guerra, pero no hubo respuesta.

“Esto es desde siempre”

 

BARRA5

MÁS INFORMACIÓN

■  Fallas técnicas de Hidrobolívar pauperizan servicio de agua en Ciudad Guayana

■  Hidrobolívar corta el agua en las noches en Puerto Ordaz para garantizar el servicio de día

 
     

Vecinos como Nilsa Rivero no compran agua. “Yo me auxilio con el vecino que tiene tanque y me colabora”, indicó. Raiza Figueroa, otra vecina afectada, vive en la parte baja de El Caimito I, y el agua le llega “a veces” en las noches.

Cuando es así, auxilia a su comadre, “porque a ella no le llega nada, viene y recarga sus bidones (…) la cisterna de Hidrobolívar pasa de largo por aquí”, y auxilia los conjuntos residenciales El Caimito y Costa Azul, gratuitamente.

Los que sí compran agua, como Becerra, “tratamos de ahorrar el agua. Agarramos el agua de los aires para asear los baños”, mencionó entre las medidas para estirar el recurso que se vende en 1 bolívar por litro (y hasta más).

Freddy Richard, otro residente consultado, recordó que en 1992, cuando compró su casa en El Caimito I, “daba gusto regar las matas o regar el carro, ahora el chorro que llega es delgadito”, debido al crecimiento urbano. Por eso, los vecinos se auxilian con bombas y tanques.

El temor actual es que un terreno de la vía principal de El Caimito I pretende ser usado para construir viviendas del Estado. “Será que no tendremos agua, entonces”, sentenció Richard, quien en 24 años ha visto decaer la calidad de vida en El Caimito.

 

Visto 3002 veces Modificado por última vez en Lunes, 05 Septiembre 2016 19:08

Después de paralizarse por 48 horas, los maestros lograron que el gobernador se sentara con ellos este jueves en la mañana, y disc...

Sutrapuval entregó una solicitud de aumento del bono de alimentación por falta de comedores a Bs. 500 mil diarios, pero no ha reci...

Los trabajadores aprovecharon la ocasión para solicitarle al presidente de Sidor la reactivación del centro de equinoterapia, impo...

En todas las industrias, el ajuste del salario 16,5% por encima del ingreso mínimo nacional no genera diferencias notables en el p...