Fundación Tierra Viva se adentró en Delta Amacuro para formar a las comunidades en el método para desinfectar el agua que consumen, mientras que Fundación Proyecto Tepuy inició su labor en el Valle de Kamarata en el sur de Bolívar, pero se ha ampliado en la medida en que crecen las necesidades en la población.
Con limitaciones de implementos pero con exceso de ímpetu, vecinos de Las Amazonas trabajan para hacer del deporte una vía de escape contra la delincuencia y las drogas.
El guayanés Régulo Pérez es un pintor representante del arte contemporáneo moderno venezolano. Asegura que no pisará un museo nacional por el abandono al que han sido sometidos, pero a sus 90 años sigue creando, dibujando y últimamente ha logrado expresarse a través de las letras.
El accionar de la Fundación Dos Aguas se centra en convertir a Guayana en un enorme jardín donde se cultive el reciclaje, la siembra de plantas y la defensa de la biodiversidad
 
 

Editorial Roderick