Desde que el gobierno del mandatario Nicolás Maduro decretó el estado de alarma por el coronavirus a mediados de marzo, el precio del dólar en el mercado paralelo ha aumentado 690%.

TalCual

El precio del dólar paralelo pegó la carrera y llegó este miércoles 11 de noviembre a un promedio de 613.077 bolívares, lo que significa un aumento de 19% o 98.469 bolívares respecto a la tasa del pasado 3 de noviembre, cuando la divisa se cambiaba por 514.608 bolívares en promedio.

Este acelerado aumento de la divisa en el mercado paralelo se debe fundamentalmente al incremento del gasto público por las entregas de bonos al sistema patria y de los aguinaldos, los cuales son financiados por el Banco Central de Venezuela (BCV) con emisión de dinero sin respaldo que es rápidamente cambiado por los receptores por dólares o bienes.

La firma Ecoanalítica prevé que el dólar paralelo podría superar el millón y medio de bolívares a final de año.

“Si la ejecución del gasto es masiva y agresiva, probablemente superior al 40% en el último trimestre comparado con el último trimestre del año pasado, podemos ver una tasa de cambio superior a 1,7 millones de bolívares por dólar”, dice el economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica. “Si por el contrario, el gobierno es más moderado en la forma como ejecuta el gasto, la tasa de cambio estaría por debajo del millón de bolívares, en torno a 890.000 bolívares”.

El disparo de la cotización del dólar también se debe a la certeza que tienen los agentes económicos de que su precio seguirá aumentando, por lo que no tiene sentido para ellos cambiarlo a un precio inferior.

El bolívar sigue perdiendo valor y confianza en la economía venezolana, que ya lleva tres años enfrentando una crisis hiperinflacionaria que ha erosionado el poder de compra de la moneda y de los salarios.

Desde que el gobierno del mandatario Nicolás Maduro decretó el estado de alarma por el coronavirus a mediados de marzo, el precio del dólar en el mercado paralelo ha aumentado 690%.

Entre el 13 de marzo, cuando la vicepresidente Delcy Rodríguez confirmó los dos primeros casos de covid-19 en el país, y el 11 de noviembre, la cotización del dólar en el mercado no oficial subió de 77.559 bolívares en promedio, a 613.077 bolívares.

Con lo que cuesta un dólar a mediados de noviembre, se compraban casi ocho dólares en marzo.

Este acelerado incremento del dólar ha incidido significativamente en los precios de los bienes y servicios, muchos prácticamente dolarizados.

Ecoanalítica calcula que desde que comenzó la cuarentena en Venezuela hasta finales de octubre, los precios de los bienes y servicios subieron 461,4%. En el caso de los alimentos, el alza es de 671,8%; y en el rubro salud, la subida ha sido de 578,4%.

Oliveros sostiene que en estos momentos el problema que agobia a los venezolanos no es precisamente la disponibilidad de alimentos, como lo fue, por ejemplo, en 2018. “Hoy hay un buen nivel de inventarios. El problema medular es que el chavismo destruyó el poder adquisitivo del salario y una amplia mayoría de venezolanos no pueden comprar los alimentos que necesitan”, dice.

Entre marzo y septiembre, el costo de la canasta alimentaria familiar, calculado por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), aumentó de 30,22 millones de bolívares a 114,02 millones de bolívares, lo que supone un alza de 277% en ese período de seis meses.