Observatorio Venezolano de Finanzas ubica la inflación acumulada hasta octubre en 1.798,57%, mientras que la variación de precios del pasado mes sobrepasaba el 23%.
    El observatorio determinó que la inflación interanual es de 3.332%

El desplome de la producción petrolera y la deficiencia de servicios públicos generaron para el tercer trimestre del 2020 una caída de la actividad económica del 50,4%, aseguró el diputado Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional.

El parlamentario señaló este lunes que Venezuela tiene una caída del producto interno bruto (PIB) de 92,4% desde 2013. “El colapso se debe al modelo socialista implementado por el chavismo”, cuestionó.

Los datos fueron presentados en una rueda de prensa del Observatorio Venezolano de Finanzas, en donde informaron que la inflación acumulada para octubre de este año se ubica en 1.798,57% y la inflación mensual alcanzó un 23,80%.

En el Índice Nacional de Precios de octubre de 2020 resaltaron que la canasta alimentaria es de 111.302.071,65 bolívares ($234 para ese mes). Determinaron que entre los rubros menos accesibles para los ciudadanos estaban la carne animal, el queso amarillo y el jamón.

Una familia necesitaría 4,4 dólares, es decir, Bs. 2.096.357,41 para adquirir un kilogramo de bistec, seis veces más de los 400 mil bolívares que recibe como salario mínimo, detalla el informe. De acuerdo con el observatorio los ciudadanos solo pueden acceder a 0,72% de la canasta alimentaria, la cual tuvo una inflación del 32% para octubre.

Sin derechos básicos

    Comisión de Finanzas de la AN calcula una caída de la actividad económica del 50,4% entre el tercer trimestre de 2019 y 2020 | Fotos William Urdaneta

En materia de salud los ciudadanos deben depender de los ya diezmados centros de salud ya que la canasta en salud para el mes de octubre alcanzó los 3.562.325.215,84 bolívares ($6.536). Esto incluyendo desde hospitalización para cesárea hasta medicamentos y exámenes básicos.

Una consulta en Bolívar puede estar entre los 20 y 40 dólares, dependiendo de la especialidad. El observatorio señala que una consulta en un oftalmólogo alcanza los 40 dólares, mientras unos exámenes de embarazo cuestan alrededor de ocho dólares.

El observatorio estipula que un padre debe ahorrar 47 salarios mínimos para pagar una mensualidad de un solo hijo en algún colegio privado y para ello ni siquiera podría gastar en insumos como cuadernos o uniforme. En Ciudad Guayana la historia no es tan distinta, un colegio puede tener mensualidades entre los 15 y 45 dólares.

De acuerdo con la instancia legislativa, la canasta de educación es de 225.651.100,06, el equivalente a 416 dólares. Solo el precio de un lápiz representa el 53% del salario mensual, mientras un sacapuntas supera el salario mínimo en un 57%.

Ni vestimenta ni esparcimiento

    Durante el mes de octubre la liquidez monetaria se incrementó en 23 y el tipo de cambio se devaluó 25%

Quienes perciben salario mínimo como pago también están lejos de acceder a ropa o calzado. 141.082.776,21 bolívares es la cifra de la canasta de vestimenta y calzado para el mes de octubre, es decir más de 250 dólares necesitaría una persona para lograr acceder a estos bienes.

El observatorio detalló que un padre debe ahorrar 43 salarios mínimos para costearle un par de zapatos a su hijo, tendría que trabajar tres años y siete meses de forma continua para lograr comprar solo calzado.

2.269.664,93 bolívares es el precio de la canasta del rubro esparcimiento para el mes de octubre, entre esto se incluye golosinas y entradas a cines. Estiman que una entrada para salas de cine 4D es de 373.960,00 bolívares, el equivalente a casi el total de salario mínimo venezolano con un 93,49%.

La canasta de restaurantes y hoteles para octubre alcanzó 74.389.887,19, con un 27% de inflación en el mes. Pagar el menú de restaurante requeriría de 23 salarios mínimos.

Cambios estructurales

Economistas y gremialistas han insistido en que las mejoras económicas del país pasan por consensos en materia política o cambios estructurales a partir de un cambio de gobierno.

El economista y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Luis Oliveros, expresó que bajo este contexto de traba política es necesario consensos entre gobierno y oposición, que permitan trabajar en mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y contrarrestar la crisis económica.

Por su parte, José Manuel Puente, doctor en Economía Política de la Universidad de Oxford, señalaba días atrás que: “necesitamos invitar a las grandes empresas multinacionales a que nos acompañen a reconstruir la industria petrolera”.

Para el especialista es indispensable -posterior a un cambio de gobierno- inversión económica extranjera que permita ayuda a personas en condición vulnerable, recuperar la industria petrolera, controlar la inflación y generar políticas que permitan normalizar la economía.