La administración de Nicolás Maduro brinda “ayudas” a los jubilados y pensionados que tengan el carnet de la patria, pero el monto no alcanza para comprar alimentos de la canasta básica alimentaria, ya que la pensión no puede competir con los altos precios en dólares que hay en los mercados del país.

TalCual

El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) informó mediante su cuenta en Twitter que la pensión correspondiente al mes de octubre será depositada en sus cuentas a los beneficiados el martes 22 de septiembre.

En ese sentido, invitan una vez más a los pensionados y jubilados que reciben la pensión, que usen los canales electrónicos para poder tener acceso al dinero que se les deposita, que son BsS 400.000, que de acuerdo al cambio oficial establecido por el Banco Central de Venezuela este lunes 21 de septiembre -BsS 374.236,25- es solamente 1,06 dólares.

La administración de Nicolás Maduro brinda “ayudas” a los jubilados y pensionados que tengan el carnet de la patria, pero el monto no alcanza para comprar alimentos de la canasta básica alimentaria, ya que la pensión no puede competir con los altos precios en dólares que hay en los mercados del país.

En agosto, la pasta, el pollo y los huevos fueron los alimentos que más se encarecieron en agosto como consecuencia del incremento del dólar paralelo y el aumento del costo del transporte por la reventa de gasolina, en un momento en el que muchos venezolanos han visto mermados sus ingresos debido a la parálisis económica que ha generado la cuarentena impuesta por el gobierno para tratar de frenar la expansión del coronavirus.

Entre el 3 y el 31 de agosto, el kilo de pasta subió de 280.000 a 410.000 bolívares, un incremento de 46%; el kilo de pollo, de conseguirse en 470.000 bolívares, a finales de mes lo vendían en 630.000 bolívares, un aumento de 34%; y el cartón de huevos pasó de 580.000 a 770.000 bolívares en agosto, lo que significa una variación de 32,7%, de acuerdo con un estudio realizado por el Observatorio de la canasta alimentaria, que coordinan diputados del partido opositor Primero Justicia.

Eso quiere decir que con la pensión, no se podría ni comprar un kilo de pollo para el mes.

Por otro lado, buena parte de los alimentos que se siguen produciendo en Venezuela se están quedando en las fincas y en mercados populares de los estados productores. Esto se debe a la caída de la demanda, las dificultades para transportar los productos a los grandes centros de consumo por la severa escasez de combustible, las restricciones para movilizarse durante las semanas de cuarentena radical, y las vacunas que cobran algunas alcaldías y funcionarios en alcabalas.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework