Camcaroní cuestionó que en un momento de recesión económica en la que se busque aliviar la carga tributaria de las ya asfixiadas empresas, la Alcaldía decida aumentar los impuestos por encima de la media.

@mlclisanchez 

La Cámara de Comercio e Industrias del municipio Caroní (CamCaroní) rechazó la propuesta del aumento del Impuesto Sobre la Actividad Económica (ISAE) durante la pandemia por COVID-19 en Caroní, en un contexto de profunda recesión económica.

Esto porque el 30 de agosto, la Superintendencia de Tributos y la Alcaldía de Caroní presentaron una reforma de la ordenanza tributaria que supone 95,46% de aumento de las alícuotas impositivas -en promedio- de la mayoría de las categorías económicas establecidas (el 65% de ellas), esto sin un estudio previo de impacto económico.

Solo el 10% de las alícuotas municipales se redujeron a pesar de la paralización económica durante la cuarentena por el nuevo coronavirus, y el 24% se mantuvo en la misma suma, según la propuesta.

Es por ello que la cámara hace un llamado a la Alcaldía a que se apegue a la sentencia 0078 emitida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en la que se suspende por tres meses las tasas y las contribuciones tributaria de los municipios y los estados, para proteger la economía nacional de una tributación excesiva.

    Camilo London: “No se está pidiendo que no se paguen impuestos, sino que el pago de los impuestos sea justo y respete la capacidad contributiva” | Fotos William Urdaneta

“Creemos que las empresas y ciudadanos del municipio Caroní no podrían soportar tan elevadas alícuotas de impuesto que ha propuesto el proyecto de reforma de la ordenanza del ISAE, sin la afectación de la economía local y sin padecer la confiscación de sus patrimonios, ante una propuesta de reforma de la ordenanza de impuesto que no parece reconocer la capacidad contributiva para la fijación de tales niveles de imposición municipal”, resaltó el informe de la cámara.

Pero la propuesta de reforma tributaria apunta a que 100% de los tipos de actividades económicas asumen alícuotas impositivas que superan la mediana del rango establecido en el acuerdo de armonización tributaria del 17 de agosto luego de la reunión de gobernadores y alcaldes con el Ejecutivo nacional, que el TSJ acogió en la sentencia 0118.

Y es contraria a lo establecido en los artículos 316 y 317, que establece que el sistema tributario procurará la justa distribución de las cargas públicas según la capacidad económica de los contribuyentes, y que no podrán cobrarse impuestos, tasas, ni contribuciones que no estén establecidos en la ley, ni concederse exenciones o rebajas, ni otras formas de incentivos fiscales, sino en los casos previstos por las leyes.

“No es prudente en nuestra consideración valerse del Acuerdo de Armonización Tributaria para realizar incrementos de alícuotas impositivas, que contrario a lo pretendido en la sentencia 0078 y 0118, agravarían aún más la falta de armonización y confiscatoriedad del tributo​, acuerdo debe contribuir con la reducción de alícuota”, versó el documento.

Además de esto, el plazo de consulta pública de la propuesta fue de dos días, período que la cámara calificó de insuficiente para poder analizar las propuestas.

“La participación ciudadana no puede ser un saludo a la bandera, es algo que tiene que respetarse y no puede hacerse en dos días, eso es una burla al derecho de los ciudadanos de participar en la formación de las leyes tributarias”, expresó el vicepresidente de finanzas de Camcaroní, Camilo London.

Propuestas para enfrentar la alarma sanitaria

Camcaroní propone asumir dentro del rango del Clasificador de la Actividad Económica del Acuerdo de Armonización Tributaria, las alícuotas entre el percentil 10 y el percentil 20 siempre que no supere el valor de la alícuota previsto en la ordenanza vigente, mientras se hace un estudio de impacto económico.

“La ordenanza ignora la precariedad de la economía en Caroní al asumir el límite máximo de tributación en la mayoría de los tipos impositivos reformados”, dice el comunicado.

Además de esto, se propone la aplicación del mínimo tributable único por contribuyente y no por tipo impositivo por actividad económica porque actualmente, si una persona tiene una licencia para cinco tipos de actividad económica, debe pagar cinco diferentes tipos de mínimo tributable.

“Una empresa es una sola, el mínimo tributable debe ser por contribuyente no por actividad económica, más aún cuando está paralizado el comercio”, manifestó London.

La cámara también propone una exoneración tributaria para los rubros con precios regulados. El experto explicó que esta propuesta es clave porque este tipo de rubro tiene márgenes de rentabilidad muy bajos para favorecer a la población por lo que se venderían a pérdida y ocasionará escasez al no poder comerciarse.

“Sobre estos productos es absurdo que se pretendan cobrar alícuotas del 2,5% o del 3% porque eso está por encima de la ganancia o la utilidad que se obtiene por la venta de esos productos”, dijo.

Por último, la cámara propone que la reforma de la ordenanza incluya facultar al alcalde de Caroní, otorgar exoneraciones, de esa forma, la autoridad municipal tendría herramientas para solventar emergencias por la vía de exoneración dentro de los límites de las leyes.

“No se está pidiendo que no se paguen impuestos, sino que el pago de los impuestos sea justo y respete la capacidad contributiva”, resaltó el experto.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework