Bancos, ferreterías, sector construcción, peluquerías, consultorios, talleres, entre otros, podrán operar desde el lunes.

TalCual  

Tras anunciar el balance de 89 nuevos casos de COVID-19, Nicolás Maduro aseguró que Venezuela está preparada para entrar a una nueva fase de “normalidad relativa”, por lo que anunció un plan denominado “cinco más diez”, que consiste en cinco días de flexibilización para el trabajo de nueve sectores y diez días de cuarentena donde solo se permitirán las actividades fundamentales. El plan arranca este lunes 1 de junio.

“Así hasta que logremos una segunda fase donde logremos una flexibilización ordenada y consciente y que permita que Venezuela siga avanzando en el control de esta pandemia mundial”.

Se incorporan nueve sectores que estarán divididos por franjas horarias “cuidando la flexibilización, el transporte”, dijo Maduro. “Poco a poco. La mejor vacuna es la cuarentena”.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez fue la encargada de explicar en qué consiste este sistema. Indicó que estos nueve sectores en distintas franjas horarias son para evitar aglomeraciones y cadenas de contagios.

Las franjas horarias están divididas de la siguiente forma:

- Agencias bancarias trabajarán de 9:00 am a 1:00 pm, por terminal de cédula. El viernes será dedicado a la atención de personas jurídicas.

- Consultorios médicos y odontológicos laborarán de 7:00 am a 2:00 pm.

- Sector construcción trabajará de 8:00 am a 1:00 pm.

- Ferreterías podrán abrir de 11:00 am a 4:00 pm, “para servir de apoyo a construcción”.

- Peluquerías abrirán de 10:00 am a 4:00 pm, al igual que comercios y empresas de textiles y calzado, materias primas químicas para agroindustria, aseo personal e higiene del hogar.

- Talleres mecánicos y ventas de autopartes laborarán de 9:00 am a 1:00 pm.

- Servicios personalizados de refrigeración y plomería trabajarán de 9:00 am a 2:00 pm.

- El sector transporte continuará trabajando de 7:00 am a 5:00 pm.

Quedan exceptuados de la flexibilización los municipios fronterizos, Maracaibo y San Francisco. “Les pido su apoyo. Hay un foco allí, podemos controlarlo a tiempo”, afirmó Maduro. Tampoco habrá flexibilización en los municipios fronterizos con toque de queda, como es el caso de Gran Sabana en el estado Bolívar.

Además se implementará un sistema “semáforo” para indicar a la población cuáles son los sitios donde las medidas de protección, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, no se pueden abandonar.

Maduro también agradeció públicamente al Gobierno de Alemania por las 12 toneladas de ayuda humanitaria que ingresaron al país la tarde del viernes 29 de mayo que, según dijo, estuvieron gestionadas a través de la Organización de Naciones Unidas. “Nosotros hemos recibido ayuda de China, Cuba y ahora de Alemania. Gracias señora Merkel”.

89 nuevos casos

Sobre los 89 nuevos casos de COVID-19, para un total de 1.459 contagiados en todo el país, Maduro indicó que 40 de esos casos son de transmisión comunitaria y el resto (49) son personas que ingresaron al país por medio de los estados fronterizos. Sobre los contagios comunitarios, señaló que la gran mayoría proviene del foco del mercado Las Pulgas (32 casos), ubicado en Maracaibo, estado Zulia.

Los otros ocho casos corresponden a una mujer de 43 años, del estado Bolívar y que trabaja en Corpoelec; una mujer de 26 años que habita en Cúa, Miranda; dos mujeres de Distrito Capital, habitantes de las parroquias La Vega y Caricuao; además de una obrera del sector salud que habita en el municipio Pedro Camejo del estado Apure.

Informó sobre un foco familiar en San Antonio del Táchira, debido al contagio de una mujer de 30 años y dos niños de 8 años y 5 años, respectivamente. Se identificó a la pareja de esta mujer, que trabaja en la terminal de autobuses de esa localidad, como el foco principal. “Todos están debidamente hospitalizados y atendidos”, señaló Maduro.

  “Tenemos algunos focos detectados, el foco más grave en el estado Zulia” | Foto Prensa Presidencial  


Sobre los 49 casos que ingresaron por fronteras, el gobernante señaló que 22 son de personas provenientes de Colombia (12 ingresaron por Táchira y 10 por el Zulia), 20 procedentes de Brasil y que ingresaron por el estado Bolívar, dos de Surinam (Nueva Esparta), dos personas que llegaron de Ecuador e ingresaron por Zulia) y cuatro casos de COVID-19 de contactos con viajeros.

“Hemos tenido un mes de mayo complejo porque los casos importados de Colombia se dispararon”, afirmó Maduro en su alocución, al tiempo que dijo que siguen haciendo seguimiento de la transmisión comunitaria “y podemos decir que hay un altísimo nivel de control. Podemos decir que 85% del territorio nacional no tiene casos de COVID-19. Tenemos algunos focos detectados, el foco más grave en el estado Zulia, el mercado de Las Pulgas, el municipio Mara, San Francisco y Semprún. Ya tomamos las medidas de toque de queda y máxima restricción para detener ese foco”.

Además del mercado Las Pulgas, Maduro dijo que el centro fundamental de los focos que el país tiene hasta el sábado 30 de mayo se ubica en los municipios fronterizos de Táchira, Apure, Amazonas y Bolívar.

“Nuestro equipo científico ha iniciado una investigación sobre el genoma del coronavirus en el estado Zulia, debido a la muerte de dos personas y un grupo de personas en condiciones graves”, aclaró.

Informó que hasta la fecha se han realizado 970.394 pruebas, entre test rápidos y PCR lo que corresponde a un promedio de 32.346 por millón de habitante, con una inversión de más de 200 millones de dólares.