Comercios no prioritarios se han saltado la cuarentena y han abierto al público en Puerto Ordaz. En Traki, la comercialización no se limita a alimentos, mientras que en establecimientos como DAKA operaban desde hace varias semanas, hasta este domingo que fue cerrado.

Tras más de dos meses de cuarentena, algunos comercios no prioritarios han abierto sus puertas para la atención al público, asfixiados por la paralización que inició a mediados de marzo. Tiendas de electrodomésticos, ropa, tela y productos para el hogar están trabajando en varias zonas de Puerto Ordaz sin impedimento, pese a que autoridades regionales no han anunciado la flexibilización de la cuarentena. 

Empresarios han cuestionado que se permita a algunos establecimientos, como Traki o DAKA, operar. En ese sentido, representantes de gremios empresariales han solicitado la reactivación gradual de comercios no prioritarios, luego de que la paralización por la COVID-19 llevara al suelo los ingresos de diversos ramos económicos. Sin embargo, autoridades municipales no han informado qué planes hay para la reapertura.

En el edificio de Traki en Alta Vista, comercios como El Castillo -tienda textil- y Total -comercio de ropa y productos para el hogar- laboran en el horario permitido para establecimientos de alimentos y salud. 

“Estamos trabajando desde que nos autorizaron por la parte de alimentos”, señaló Eddie Olivera, gerente de Tiendas Traki en Alta Vista. Pese a la preocupación por la pandemia, los trabajadores están dispuestos a seguir laborando. “Si no trabajamos, ellos no van a poder llevar comida para su casa”, aseguró.

Pero además de la venta de alimentos, en la sucursal también está activa la comercialización de ropa y productos para el hogar. Personas salen del establecimiento con calzado, camisas, almohadas y tela, aunque estas no formen parte de los productos priorizados en el decreto presidencial.

Como medidas preventivas, prohíben la entrada de niños y personas mayores a sus instalaciones, rocían agua jabonosa en planta baja y gel antibacterial en el segundo piso. Sin embargo, las personas poco respetan el distanciamiento o las señales de separación colocadas en el piso. Olivera indicó que hay mucha inconsciencia por parte de los consumidores, por lo que empleados tienen que hacer llamados de atención constantemente.

     
Pese a no ser un sector prioritario, en tiendas DAKA laboraban desde hace un par de semanas. Este domingo 17 de mayo, autoridades municipales cerraron el local

La tienda de electrodomésticos DAKA también atendía al público, incluso, este domingo cuando por disposición municipal hay parada comercial en toda Ciudad Guayana. El local empezó a trabajar hace un par de semanas, confirmó un trabajador. En una visita al establecimiento, se observó cómo los empleados solicitaban constantemente a las personas mantener el espacio de un metro mientras controlaban el acceso a la tienda. 

En las vidrieras, colocaron avisos para recordar el distanciamiento y cintas en el piso. Un trabajador informó que el personal de limpieza desinfecta las áreas del establecimiento y los productos que mantienen en venta. “Por lo menos generamos algo”, indicó. Para el trabajador, la reactivación de la tienda permite mayores ingresos a los trabajadores que reciben comisiones por venta. 

No obstante, algunos negocios ya han sido cerrados por operar violando las disposiciones municipales. A comienzos de abril, la Alcaldía del municipio Caroní cerró 22 comercios no prioritarios en Ciudad Guayana por incumplir el decreto de alarma nacional: zapaterías, ferreterías y tiendas de ropa. 

Traki, “mega supermercado”

El superintendente de Tributos de Caroní, Becker Sánchez, explicó que Traki es un “mega supermercado”, por lo que su actividad es igual de justificable que la de empresas como Farmatodo y Santo Tomé, dijo. Con la excepción de las bebidas alcohólicas, señaló que los productos complementarios que se venden en los establecimientos como ropa y calzado no pueden ser controlados.

“Sino tendría que revisar en el Santa María y retirar las botellitas de plástico que venden de rociadores, las cestas, las cholas de goma, destapador de la poceta. Los rubros que tienen megamercados, supermercados, megatiendas es muy complejo y se prioriza en función del decreto nacional”, dijo.

El superintendente de tributos aseguró que todas las empresas que pueden abrir ya fueron informadas bajo los controles municipales. Recalcó que las tiendas de electrodomésticos no pueden abrir, aunque asegura que hay comercios de “mega electrodomésticos” que tienen registrados -para la venta- rubros que están dentro de lo priorizado.

Sánchez aseguró a Correo del Caroní que no podía hablar de casos en particular. Sin embargo, la tienda de electrodomésticos Daka fue cerrada este domingo.

  En la planta baja de Traki, el personal impide el acceso a niños y personas mayores de 60 años. Solicitan con insistencia el uso de la mascarilla y el distanciamiento físico  

Medidas contradictorias

Un comerciante con más de 30 años en la ciudad, quien prefirió mantener su nombre en reserva, relató que le parecen confusas las medidas tomadas por autoridades regionales. No entiende cómo algunos comercios no prioritarios abren cuando otros comerciantes ni siquiera saben cuándo reactivarán sus operaciones.

“No es fácil. El comercio está cerrado, pero los gastos continúan”, dijo. Considera que las leyes deberían aplicarse a todos por igual, pues permitir que solo abran algunos comercios no prioritarios perjudica a otros que también necesitan operar. “O se flexibiliza para todos o para nadie”, agregó.

Recordó cómo en años anteriores, la oferta era abundante y su espacio de venta se hacía pequeño. Ahora, tiene parte de sus estantes vacíos en un local más reducido. Teme que las pérdidas sean mayores, si el comercio sigue cerrado.

Proponen apertura interdiaria

Luis Núñez, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Caroní, informó que ha habido reuniones con la Alcaldía por las afectaciones económicas causadas por la cuarentena y consideró que se debe procurar de forma organizada y planificada “una apertura interdiaria”. 

Considera importante tanto la salud de las personas como el bienestar económico de los comercios, por lo que ve necesario que la mayoría de los empresarios tenga un desahogo en las deudas sin descuidar las medidas preventivas por la COVID-19.

Rechazó que se abran comercios de forma desorganizada, sin planificación y bajo el desconocimiento de las autoridades, por lo que alentó a tomar medidas en consenso con los gremios para que el sector privado pueda abrir algunos días por semana. “Es importante que trabajemos la mayor representación del sector comercial en conjunto, que podamos generar un plan en común para que los empresarios estén claros de cuáles son las políticas que vamos aplicar”, manifestó.

Empresarios que paralizaron sus ventas ven desde el comienzo de la cuarentena cada vez mayores complicaciones para subsistir, pues aseguran que los ahorros que tenían quedaron pulverizados con la paralización que inició a mediados de marzo. Además de las pocas facilidades en el pago de impuestos, les ha tocado asumir el pago de nóminas sin percibir ingresos.

La pandemia ha agudizado el descalabro que el sector empresarial experimenta desde hace años. La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) aseguraba -a principios de 2019- que solo quedaban 3.500 empresas de las 12.500 que estaban constituidas en el país, por lo que la cuarentena podría tener peores consecuencias para un sector comercial ya disminuido.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework