El gremio expresa que hay poca claridad legal, pues el decreto no ha sido publicado aún en Gaceta Oficial.

@joelnixb

La Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar llamó a la calma y exigió al Ejecutivo esclarecer los términos jurídicos de la medida de suspensión de los pagos de alquiler de viviendas principales y locales comerciales durante seis meses, anunciada el 22 de marzo por el presidente Nicolás Maduro.

El gremio explicó, a través de un comunicado, que en las medidas económicas anunciadas por Maduro, a propósito del aumento del número de casos de coronavirus en el país, se aplica “el principio Dura lex, sed lex el cual se traduce: la ley es dura, pero es ley”, y que el gobierno tomó en cuenta a un solo grupo de afectados, los inquilinos, sin calcular cuánto afectan estas medidas a los dueños de casas o locales.

Representantes de la Cámara manifiestan que hay poca claridad jurídica debido a que el decreto no ha salido en Gaceta Oficial “lo cual genera confusión en la población”. Tratan de no dar recomendaciones, ya que sin la publicación de la Gaceta Oficial es cuesta arriba tomar medidas y “lo que opinemos puede quedar sin efecto si la Gaceta establece unos lineamientos diferentes, debemos analizarla para conocer sus términos y opinar con propiedad”.

Alexander Ayala, presidente de la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar, indicó que la posición del gremio se enfoca en “la búsqueda de la mediación entre ambas partes y tratar que no existan desafueros en los derechos de los propietarios a recibir sus pagos”.

Francisco López Domínguez, presidente de la Cámara Inmobiliaria nacional, manifestó que se entiende que muchos inquilinos no pueden producir ingresos durante la cuarentena, por lo que sugirió que la medida debe tomarse “al ritmo que se renueva el estado de alarma”, pues seis meses es un tiempo muy largo para negociar. “Hay que entender a arrendadores y no enfocarnos solo en una parte de la población”, expresó.

Los líderes gremiales esperan que esto sea esclarecido en una reunión con Tareck El Aissami, vicepresidente sectorial de Economía.

También coinciden en que estas medidas inciden en una gran parte de la población, sin embargo, el Ejecutivo “no ha suspendido o adecuado el pago del Impuesto Sobre La Renta (ISLR) que vence el 31 de marzo”.

Recalcan que el gobierno ha hablado de una suspensión pero no de una exoneración en el pago de alquileres; “la pregunta que deben realizarse los clientes inquilinos es qué va ocurrir una vez pasados los seis meses de suspensión decretados, porque el decreto habla de suspensión por un tiempo determinado y no de la exoneración del mismo”.

Negociaciones necesarias

Representantes de la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar informaron que han tenido conversaciones con empresas inmobiliarias e inquilinos y la mayoría ha manifestado que quieren seguir pagando los alquileres para “evitarse problemas futuros” y que varios propietarios guayaneses están en incertidumbre, pues pueden perder sus ingresos.

También está en incertidumbre el depósito dado en garantía, incentivo que debe ser devuelto cuando se concluye el contrato de alquiler y que cubre los posibles daños hechos a la propiedad, “si el mismo es consumido una vez pasado los seis meses y luego existen desmejoras en el inmueble o deudas de condominio entre otras, ¿cómo se exige al inquilino que repare? si no hay una garantía que respalde ese compromiso”.

Creen que en estos momentos las negociaciones son necesarias, pues cada caso es diferente; “no es lo mismo un cliente que tenga alquilado un local pequeño que presta un servicio, que un gran comercio que permanece abierto y generando ventas”. Exhortan a los ciudadanos implicados a ser conscientes y no aprovecharse de este escenario que afecta a las dos partes.

Propuestas sin respuestas

Informan que la Cámara Inmobiliaria de Venezuela y Fedecámaras Nacional han enviado propuestas al Ejecutivo, pero no han recibido respuestas aún. “Va a ocurrir el fenómeno de que el país tendrá que levantarse económicamente, por lo que será difícil pagar una deuda de seis meses acumulada de parte del inquilino. He allí la razón de negociar desde ahora”, dijo el presidente de la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar.

A propósito de las medidas preventivas, el sector inmobiliario instó a quedarse en casa y cumplir la cuarentena a quienes no realizan actividades indispensables como comerciantes de alimentos, comunicadores sociales y el sector salud. “Deben implementar el uso de la tecnología y trabajar desde el hogar para la protección propia y de los demás venezolanos”.

Template by JoomlaShine