La súper estrella de la NBA ha comenzada a dar los réditos esperados con Los Ángeles Lakers.

Miami.- Ante los Miami Heat, "la bestia" despertó. El regreso a la "ciudad del sol", ahora como temerario visitante, hizo brillar nuevamente a LeBron James con una explosión de marcas que ratificaron por qué es uno de los mejores de la historia de la NBA.

El American Airlines Arena de Miami no pudo contener rendirse una vez más ante los pies de "El Rey", el mismo que supo darles tantas alegrías a los Heat, incluidos dos de sus tres títulos. El domingo, James marcó 51 de los 113 puntos con los que Los Angeles Lakers, su nuevo equipo, se impuso sobre los floridianos (97).

Miami se había convertido en un reto. Por primera vez en los últimos cuatro años LeBron logró una victoria en la caribeña ciudad. Y no cualquier victoria.

"Estuvo yendo y viniendo, saltando, en modo ataque, haciendo lanzamientos y hasta defendiendo", opinó el entrenador de los Lakers, Luke Walton, al asegurar que esa "fue una de las mejores noches de LeBron". "Cuando eres así de bueno parece todo fácil", agregó.

Además de convertir sus primeros 51 puntos en un juego con los californianos, franquicia a la que llegó esta temporada, James capturó ocho rebotes, dio tres asistencias y conectó 19 lanzamientos de 31 intentos, seis de ellos triples.

Pero sus récords no terminan ahí. Con la marca del domingo, el astro se convirtió en el quinto jugador en la historia en anotar 50 puntos o más con tres equipos diferentes (Heat, Cleveland y Lakers) después de Jamal Crawford, Bernard Kings, Moses Malone y Wilt Chamberlain.

No siendo suficiente, también se ubicó en el sexto lugar del ranking de mayor número de partidos con 50 puntos. LeBron completó 12 encuentros de su carrera con esa marca y quedó por debajo de Ricky Barry (14), Elgin Baylor (17), Kobe Bryant (25), Michael Jordan (31) y Wilt Chamberlain (118).

Para su compañero de equipo Kyle Kuzma la fórmula de la victoria con LeBron es tan sencilla como "entregarle la pelota y quitarse del camino". "Él podría promediar 40 puntos si quisiera", aseguró, mientras que Lonzo Ball atinó a puntualizar: "Él juega con grandeza".

Sin embargo, el número 23, que despertó varias dudas en el arranque de la temporada por su regular rendimiento, no dudó en elogiar el trabajo en equipo. "Si defendemos como hoy podemos ser un muy buen grupo", insistió.

Analistas deportivos no tardaron en afirmar que los Lakers, que suman ahora nueve victorias en 16 partidos y se ubican en el séptimo lugar de la Conferencia Oeste que lideran los Portland Trail Blazers con 11-5, se "están volviendo cada vez más dependientes de la genialidad de LeBron".

"No sé si esto vaya a ir mejor, no sé si (LeBron) seguirá teniendo estos partidos perfectos, lo que sí sé es que los Lakers lo necesitan", comentó Nick Wright en el programa "First Things First" de la cadena Fox Sports.

La preocupación se centra, no obstante, en la posibilidad de que los Lakers terminen dependiendo completamente del rendimiento de James al igual que los hicieron por 11 temporadas los Cleveland Cavaliers.

Template by JoomlaShine