La selección lusa sin su astro Cristiano Ronaldo, empató sin goles ante Italia y se convirtió en el primer equipo clasificado a la final de la Liga de Naciones.

Milán.- Portugal, sin su estrella Cristiano Ronaldo, se convirtió este sábado en la primera selección clasificada para la 'final four' de la Liga de Naciones al empatar sin goles ante Italia en Milán.

Vigente campeona de Europa, la formación lusa tiene todavía un partido por jugar pero ya aseguró la primera plaza de su grupo con 7 puntos, por delante de Italia (5), que terminó su torneo, y Polonia (1), que desciende a segunda división.

"Es una gran satisfacción llegar a la fase final de esta competición y poder mostrar la calidad del fútbol portugués", dijo el seleccionador luso Fernando Santos. "No hay preguntas que hacerse, forma parte de este equipo", añadió sobre Ronaldo, ausente de las últimas convocatorias por descanso.

'Lo pasamos mal'

España y Francia también tuvieron la posibilidad de clasificarse esta semana, pero perdieron respectivamente ante Croacia (3-2) y Holanda (2-0), por lo que esperan a los resultados de la última jornada, quedando a expensas de sus rivales porque ya terminaron su torneo.

Portugal será además, normalmente, la organizadora de esta final a cuatro de la nueva competición de la UEFA. La candidatura de Oporto y Guimaraes es la única en liza y la confederación europea debe anunciar el anfitrión el 3 de diciembre.

La Nazionale, dirigida por Marco Verratti en el centro del campo, necesitaba ganar para mantener sus opciones de clasificación y completó un partido notable, pero le falto eficacia para batir a un sólido equipo luso.

"Fue un partido muy difícil, sobre todo en el primer periodo en el que sufrimos mucho. Defendimos mal y no fuimos capaces de organizarnos, hay que darle el crédito a Italia. Lo pasamos mal, hay que admitirlo", analizó Santos.

"Creo que hicimos un excelente partido. El ADN de Portugal es tener el balón y no se lo dejamos, pero no fuimos capaces de marcar, si lo haces, el partido cambia. Es un gran paso adelante para nosotros", señaló el seleccionador local Roberto Mancini, encargado de resucitar al equipo tras no clasificarse para el pasado Mundial.

Suecia se reencuentra con el triunfo

En los otros partidos de este sábado Suecia, moribunda tras el Mundial, se impuso 1-0 en Turquía y conservó una opción de subir a la primera división de la Liga de Naciones.

Los escandinavos fueron a Konya a por una victoria que se les escapaba desde los cuartos de final de la Copa del Mundo contra Inglaterra a principios de julio. La lograron gracias a un penal convertido por el defensa Andreas Granqvist (71).

Última antes del partido, Suecia queda ahora a tres puntos del líder Rusia (7 contra 4), a la que se enfrenta el martes en Solna en la última jornada. Un triunfo podría darle el ascenso a la máxima categoría.

Turquía, tercera con tres puntos, desciende a tercera división, que Serbia espera abandonar rápidamente.

El equipo de Nemanja Matic batió en Belgrado, donde no ha perdido desde 2015, a Montenegro (2-1) con goles de Adem Ljacic (30) y Aleksandar Mitrovic (32).

Confirma su liderato en el grupo A (11 puntos) y ascenderá en caso de triunfo el martes ante Lituania, o si Rumanía (2ª con 9) no se impone a Montenegro.

Escocia, vencedor ante Albania (4-0), disputará también una final por la Liga B frente a Israel, con el que comparte la primera plaza de la llave con seis puntos.

Template by JoomlaShine