Con sus 22 años y con sus registros anteriores, el slugger venezolano de los Bravos de Atlanta tiene una proyección para registrar una campaña con 50 cuadrangulares y 50 bases robadas.

North Port.- Aunque registrar la primera temporada 50-50 en la historia de Grandes Ligas quizás sea una meta descabellada para cualquiera, lo que ha logrado Ronald Acuña Jr. antes de cumplir los 22 años intensifica la emoción sobre sus posibilidades de elevar su juego a alturas inexploradas.

“Nunca quiero estar conforme”, dijo el venezolano. “Quiero seguir aspirando a más y más a medida que avanza mi carrera”.

Acuña alcanzó otro nivel el año pasado, temporada en la que empalmó 41 jonrones y se robó 37 bases. El guardabosque de los Bravos se unió a Mike Trout como los únicos jugadores que se han integrado al club 30-30 antes de cumplir los 22 años y se quedó tres estafadas corto de lo que hubiese sido apenas la quinta temporada 40-40 en la historia de las Mayores.

Será un reto para Acuña igualar ese nivel de éxito. Pero luego de haberse convertido en el único jugador que ha conectado 65 vuelacercas y se ha robado 50 bases con 21 años de edad o menos, el guardabosque han dado a pensar que podría ser el próximo Trout.

A continuación, varios puntos a tener a mente a medida que Acuña busca mejorar en el 2020.

Compañía élite

Trout, Alex Rodríguez y Ken Griffey Jr. son los únicos otros jugadores de 21 años o menos que han conectado por lo menos 60 jonrones a la vez que se han robado 50 bases.

El OPS+ de 122 que produjo Acuña el año pasado fue más bajo que el 143 que registró en apenas 111 juegos en su temporada de novato en el 2018. Terminó en el 15to lugar entre jardineros calificados de Grandes Ligas en ese sentido. Su OPS en sus últimos 26 juegos fue de .724.

Hasta las superestrellas van a pasar por baches. Pero hay espacio mejorar, como señaló la leyenda Hank Aaron hace unos días, cuando dijo que, “Tan pronto como entienda que no está allí para jugar y echar broma, sino que es un trabajo, pienso que mientras más temprano [haga eso], mejor.

Acuña no fue trasladado al puesto de primer panel hasta después del Juego de Estrellas del 2018. Y hasta mayo del año pasado, fungió como cuarto bate. Este año, todo luce indicar que Acuña estará fijo como primer bate, donde ha producido un OPS de .945 en 858 visitas al plato.

Según el Play Index de Baseball Reference, se trata del OPS más alto que ha registrado un jugador con un mínimo de 850 visitas al plato como primer bate. La muestra es pequeña, pero justifica el interés en que ver qué puede lograr Acuña en una temporada completa como primer bate.

Índice de ponches

Antes de que alguien se incomode por el índice de ponches de 26.3% que tuvo Acuña en el 2019 (se ponchó 188 veces el año pasado), vale la pena recordar que Trout tuvo un índice de ponches de 26.1% en el 2014, temporada en la que fue reconocido como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana a sus 22 años. Desde entonces, el peor índice de ponches de Trout ha sido de 20.4%.

Si la experiencia y la madurez ayudan a Acuña ha mejorar su disciplina al bate sin perder la agresividad que lo hace un talento tan especial, tendrá más oportunidades para lograr una campaña de 40-40. Y posiblemente demuestre que no es tan descabellado que le haya dicho a Ozzie Albies que tiene una temporada de 50-50 en mente.

“No es algo que uno quiere lograr como que, ‘Tengo que lograrlo, tengo que lograrlo’. No”, dijo Acuña. “Más que todo yo quiero ayudar al equipo y mantenerme saludable”.

Lo que se puede decir con seguridad es que los Bravos están bien agradecidos de contar con alguien que puede justificar ponderar lo que hasta ahora se ha considerado una meta poco realista.

Template by JoomlaShine