Región

La muerte de un joven yanomami en Brasil por el nuevo coronavirus despierta preocupación en oenegés del Amazonas venezolano. Ambos pueblos comparten un territorio común, tienen contacto social y sufren la incursión de grupos mineros que no entienden de fronteras.
La alta movilización de gandolas por la troncal 10, desde la frontera Venezuela-Brasil, preocupa a las comunidades, al igual que la imposibilidad de moverse a comprar alimentos tanto por la falta de gasolina como por la cuarentena.
El pueblo indígena de Uwottüja exige una respuesta al Estado sobre las operaciones de las FARC y el ELN y reivindican su derecho a la autodefensa.
Aproximadamente 153 personas pertenecientes a los pueblos indígenas yekuana y sanema, entre pacientes, maestros y enfermeros se encuentran varados en Puerto Ayacucho, capital del estado Amazonas, sin poder regresar a sus territorios por la cuarentena que limita la movilización en la entidad.
Ganaderos son asesinados y robados ante incompetencia de efectivos policiales. La delincuencia es una de las principales razones por la que producción agropecuaria del sector ha disminuido en un 60%.
JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework