Más de 300 afectados por el desbordamiento del río Yocoima en las quebradas El Caballo y El Diablo fueron reubicados en refugios temporales.

Más de siete horas de lluvias durante la madrugada de este 31 de agosto en el municipio Piar y la falta de mantenimiento en drenajes dejan al menos 600 familias afectadas (2.400 personas) por las inundaciones en varios sectores de Upata, luego del desbordamiento del río Yocoima en las quebradas El Caballo y El Diablo, y la descarga de la represa de Tupapuicito.

   
Al menos 11 personas enfermas fueron desalojadas y reubicadas en viviendas de familiares y otros trasladados al Hospital Dr. Gervasio Vera Custodio | Fotos cortesía

De acuerdo con información suministrada por la general (B) Zurimar Xiole Arveláez, comandante del Cuerpo de Bomberos del municipio Piar y jefa del Redan Guayana, los sectores afectados fueron Brisas del Paraíso, Rafael Caldera, Banco Obrero, Merecure, Tocorito, Alaska, Los Chorros, El Guamito, La Maturín, 19 de Abril, La Parmalat, La Antena, Villa Verde, La Guaratara, Rómulo Gallegos, Los Chivos, callejón Concordia, callejón de Las Brujas, casco central y callejón Beneficencia.

La Casa de la Mujer fue activada como refugio temporal para 80 de los afectados, y la escuela García Mohedano y La Granja en Alaska, para 222 perjudicados en los sectores Alaska y Los Chorros.

Arveláez informó que se activaron maquinarias de la Fundación Yocoima para la limpieza y mantenimiento de las canales de las quebradas El Caballo y El Diablo, y se realizaron 11 desalojos de enfermos que fueron reubicados en casas de familiares y otros trasladados al hospital Tipo II Dr. Gervasio Vera Custodio.

A los sectores inundados acudieron equipos de la Gobernación, Alcaldía de Piar, Bomberos Municipales, equipo de Gestión Social del Hospital Gervasio Vera Custodio, equipo político del PSUV, y Comando ADI de la Milicia. Sostienen que iniciarán con el abordaje para el suministro de alimentos, descontaminación, desinfección, vacunación y fumigación.

Advertencia ignorada

Habitantes de Upata denunciaron a la alcaldesa Yulisbet García por no haber hecho los mantenimientos adecuados a las quebradas durante la temporada de sequía. Aseguraron que a pesar de la alerta a la Alcaldía y otros entes gubernamentales fueron ignorados.

Carmen Romero, una de las afectadas, señaló que esas quebradas tienen al menos 14 años sin mantenimiento y se han convertido en botadero de basura y escombros.

También manifestó su preocupación por los brotes de enfermedades que puedan originar estos desbordamientos en medio de la actual pandemia de COVID-19.

Residentes cuestionaron que en días anteriores, en semana de cuarentena radical, la Alcaldía utilizó tractores para trancar las calles hacia los sectores Barrio Obrero y Raúl Leoni, en lugar de ponerlos al servicio de la limpieza y mantenimiento de los drenajes de la ciudad.

De hecho, fue el sector privado el que apoyó con equipos y maquinarias parte de la contingencia en Upata.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework