Nicolás Maduro prometió 7 millones de cajas del CLAP que llegarían cada 15 días, durante el periodo de cuarentena, pero en Soledad llevan 10 días de protestas y hasta un año en algunos sectores sin recibir alimentos subsidiados.

Habitantes de Soledad, al sur del estado Anzoátegui, protestaron por décimo día consecutivo desde las 5:00 de la mañana de este lunes, debido a las recurrentes fallas en el suministro de los alimentos del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), un programa gubernamental de entrega de comida subsidiada.

Los manifestantes cerraron el paso al puente Angostura, con mascarillas y carteles con escritos como “con el hambre no se juega” y “quédate con hambre en casa”.

“La gente está cansada, tiene hambre”, comentó José Cermeño, uno de los manifestantes. Al irregular suministro de los alimentos subsidiados por el gobierno de Nicolás Maduro se suman el déficit de combustible y el cierre del puente Angostura, que les impide el traslado a Ciudad Bolívar para trabajar y conseguir alimentos.

De acuerdo con el concejal Lander Ortega, miembro de Acción Ciudadana en Positivo (ACEP), la caja del CLAP no llega desde hace un año a algunos sectores de la localidad. Los pobladores protestaron el viernes y al no lograr acuerdo de parte de las autoridades volvieron a manifestar este lunes.

Como respuesta a las exigencias, funcionarios regionales del estado Anzoátegui ofrecieron una caja de alimentos -distinta al CLAP- que consta de seis productos: una lata de sardina, un kilo de sal, espagueti, arroz, lenteja y frijol, por un costo de 300 mil bolívares que no fue aceptada por los residentes de las comunidades.

“Muchísima gente no tiene para pagarlo”, aseguró Cermeño, quien pidió a su vez que se entreguen estos alimentos de forma gratuita, pues el combo prometido no tiene la misma cantidad de comida que las cajas CLAP.

Aunque el precio del combo de alimentos equivale a 3 dólares, el salario mínimo en Venezuela se ubicaba hasta este lunes en 250 mil bolívares, un monto insuficiente para cubrir el paquete. “Es un paliativo mientras llega la caja CLAP, según ellos, el 10 de mayo”, relató el edil Ortega.

Nicolás Maduro prometió 7 millones de cajas del CLAP que llegarían cada 15 días a nivel nacional, durante la cuarentena, pero la realidad es otra. Edison Arciniega, coordinador de Ciudadanía en Acción, precisó que hasta el 24 de marzo el gobierno había cubierto solo 19% de las parroquias en el país con el suministro de estos alimentos.