De acuerdo con medios brasileños locales, el objetivo próximo es acelerar el proceso de interiorización para que los venezolanos pasen menos tiempo en el fronterizo estado de Roraima.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Luego de una intensa jornada de protestas de brasileños de la localidad de Pacaraima en contra del aumento de la delincuencia asociado al creciente flujo migratorio de venezolanos, el vicepresidente del gobierno federal de Brasil, Hamilton Mourao, y el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, visitaron este jueves el poblado fronterizo con Venezuela. María Teresa Belandria, representante del gobierno de Juan Guaidó en Brasil, formó parte de la comitiva.

En un recorrido relámpago, Mourao visitó los refugios de la Operación Acogida en el estado de Roraima, habilitados en la frontera para los migrantes venezolanos y se reunió con autoridades militares. “En una visita a las instalaciones de #OperaçãoAcolhida, seguí el desempeño de @exercitooficial para ayudar a los inmigrantes. Hay 13 refugios, que sirven como hogares temporales para los afectados por la crisis en Venezuela, incluido el refugio Rondon 3, que visité esta tarde”, escribió en su cuenta oficial de Twitter. Este refugio agrupa a 1.095 migrantes.

“También hablé con las autoridades de la región sobre la mejora de la seguridad y la calidad de vida de la población local”, publicó en otro trino.

 
Las autoridades militares evalúan medidas para mejorar la calidad de vida de la población fronteriza
 


La intensa jornada de protestas en la localidad brasileña se extendió por cinco días, luego de conocerse el viernes 7 de febrero de la violación de una estudiante venezolana de 15 años por parte de un venezolano, que fue detenido por la Policía Federal. Tras una marcha y disturbios en las calles, los brasileños cerraron la principal vía de acceso a Pacaraima, pese a la medida judicial que ordenaba el desbloqueo.

El cese de las manifestaciones se concretó en la tarde del martes, tras una reunión con autoridades locales en las que se acordó el refuerzo de la Policía Militar y evaluar estrategias para frenar la delincuencia.

El medio brasileño Globo reseñó este jueves que, de acuerdo con las declaraciones del vicepresidente Mourao, el objetivo próximo es acelerar el proceso de interiorización para que los inmigrantes pasen menos tiempo en el estado de Roraima. Dijo que no podrían propiciar el cierre de la frontera, pues eso traería riesgos a las relaciones comerciales con otros países.

“Este viaje es interesante para entender las necesidades de Roraima y el gobernador ya ha presentado sus prioridades y buscaremos resolver lo que sea posible”, dijo Mourao, en una entrevista con TV Brasil, reseñada por Folhape.

 
La representante de Venezuela en Brasil, María Teresa Belandria, acompañó el recorrido por los refugios de la frontera con Venezuela
 


El diputado brasileño Jânio Xingu, reseñó Folha, criticó la visita y el interés del Gobierno Federal en aportar soluciones a la crisis en Roraima. “Si no se hace nada rápidamente, verán en los periódicos de Brasil y del mundo un derramamiento de sangre entre venezolanos y brasileños. Esta visita fue en vano. No escuchaba a la sociedad de ninguna manera ni de la otra. No hay discusión sobre el tema”, criticó el parlamentario.

Brasil es el país de América Latina con más refugiados venezolanos, reconocidos como tal por la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur): 37.467 en total. Lejos, le sigue en segundo lugar Estados Unidos con 9.206 refugiados venezolanos.

Template by JoomlaShine