El exconcejal de El Callao Armando Betancourt denunció que no existe un corredor vial ni un horario establecido para la circulación de los camiones de carga pesada que se trasladan a las plantas procesadoras.

Son al menos 15 los sectores de El Callao, al sur del estado Bolívar, cuya vialidad está afectada por el tránsito de vehículos de carga de arena aurífera que se trasladan hacia las plantas procesadoras de oro. Según el exconcejal de este municipio Armando Betancourt, las principales vías de penetración a estas zonas están casi intransitables.

Cuestionó que no exista ni un corredor vial ni un horario fijo para la circulación de estos camiones de carga pesada, ya que, incluso, transitan por el pueblo en horas del mediodía, cuando hay mayor tránsito vehicular y peatonal.

Los sectores afectados son CTN, Virgen del Valle, La Gasolina, San Juan, La Lagunita, La Ramona, San José, Panamá, entre otros, informó Betancourt.

“El alcalde Alberto Hurtado no toma cartas en el asunto. Está también el estado fétido del pueblo, no agua, no hay luz”, agregó el exconcejal.

No apto para carnaval

Por el estado de la vialidad y la precariedad en la prestación de servicios públicos, Betancourt considera que el municipio no está apto para la recepción de turistas ni celebrar los carnavales de El Callao.

“Lo manifesté siendo concejal y el exalcalde Coromoto Lugo en ejercicio. No estoy de acuerdo con que se celebren los carnavales por las condiciones precarias de hotelería, aquí no hay agua, se va la luz por siete u ocho horas continuas. Para los turistas será un reto el tema de la inseguridad, por el alto índice de asesinatos y secuestros a comerciantes que después tienen que pagar con oro”, detalló.

De acuerdo con Betancourt, la mayoría de los sitios de hospedaje en El Callao no están en óptimas condiciones. Un hospedaje en un hotel medianamente en buenas condiciones tiene un costo aproximado de Bs. 600 mil diarios, sin incluir comidas. “El Callao no está preparado para celebrar unos carnavales”, reiteró.

El 1 de diciembre de 2016 el carnaval de El Callao fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

A pesar de estas festividades, reconocidas por el calipso, las comparsas, las madamas y los “negros medio pinto”, en los últimos años el municipio se ha visto manchado por la violencia minera. Asesinatos en las minas, por parte de quienes controlan los campamentos e incursiones de fuerzas militares, aunado a la destrucción ambiental por la minería ilegal, acabó con la tranquilidad del pueblo.ido a la precariedad de los servicios públicos, inseguridad y el estado de la hotelería.

Template by JoomlaShine