Hasta ahora los socios siguen a la espera de inversiones que permitan masificar el producto para sacarlo al mercado, consideran que este implemento es fundamental para salvar vidas.

Jorge Giménez, un guayanés que desde niño repara equipos eléctricos, junto con Jhon Pacheco, un empresario colombiano que desde hace más de 25 años vive en Ciudad Guayana, crearon YAꞌAKOV, un dispositivo que inhibe corrientes directas a las personas sin afectar la corriente alterna que alimenta electrodomésticos de 120 y 240 voltios.

Giménez, de 45 años, laboró en distintas empresas de electromecánica en Puerto Ordaz y actualmente es trabajador de Aluminios del Caroní (Alcasa). Relató que el descubrimiento se dio de forma inesperada.

Al principio no le parecía un invento hasta que investigó y preguntó a sus amigos, así se dio cuenta que tal instrumento no existía. “Todo el mundo pensaba que era como un truco, una magia (…) pero es algo de ciencia realmente”, relató que esta fue la primera reacción de sus compañeros de trabajo cuando compartió su descubrimiento.

   
Algunos datos fueron omitidos por solicitud de los emprendedores para evitar que el producto sea replicado sin autorización | Fotos cortesía

Giménez ve YAꞌAKOV como una invención que dentro de algunos años debería tenerse con obligatoriedad en cualquier casa, hospital, colegio u empresa, por su importancia para salvar vidas tanto de niños como de adultos.

El creador se ha grabado descalzo tocando tomas de corriente junto a YAꞌAKOV, incluso descalzo y con el piso mojado sin que este lo electrocute. También han grabado a otras personas, inclusive a niños, haciendo uso del protector sin verse afectados por ninguna descarga eléctrica de importancia.

“Este dispositivo filtra los electrones que circulan a través de los cables donde se instala, de manera tal, que estos electrones filtrados por YAꞌAKOV son capaces de proteger el tejido orgánico vivo en su recorrido, disminuyendo dramáticamente el efecto dañino o nocivo para el ser humano, proporcionando a la persona la oportunidad a voluntad de salvar su vida, en caso de que ocurriera contacto accidental con una fuente de energía”, expresan sus cartas de presentación.

“Nadie había podido dar con una solución para cuando una persona toque la corriente no le haga daño, nosotros sí tenemos eso (...) Si una persona tiene contacto con 120 voltios, el dispositivo protege a la persona porque solamente va a recibir un flujo de energía entre 0,2 y 0,3 miliamperios”, expresó Pacheco, socio y la persona que se ha encargado de trámites legales y contactos.

Señala que YAꞌAKOV puede ser integrado a tableros eléctricos, regletas, enchufes y protectores para filtrar la electricidad y proteger a personas descalzas, hasta en zonas húmedas. “Es adaptable a cualquier fuente de alimentación”, explica Pacheco, quien a su vez asegura que el dispositivo puede soportar una capacidad para trabajar de 240 voltios y 100 amperios de consumo.

El protector de corrientes nació hace cuatro años y de acuerdo con los emprendedores, en el 2019 lograron aprobar la patente presentada en Estados Unidos ante la United States Patent and Trademark Office (Uspto), y del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT).

En noviembre visitaron Interamericana de Cables en Valencia donde hicieron pruebas con los trabajadores y también han visitado en Colombia empresas como General Electric, Shneider Electric, ABB y Enel Codensa. Durante su paso por Bogotá Pacheco contactó a Juliana Barreto, empresaria y figura de Shark Tank Colombia, programa de televisión donde empresarios millonarios invierten en pequeños emprendimientos.

Sin embargo, aún no han recibido propuestas de inversión. “Ha sido duro”, expresó. Tanto Pacheco como Giménez tienen buenas expectativas de conseguir una empresa con músculo financiero que les permita desarrollar este proyecto. “Tenemos la plena seguridad que en 8 o 10 años, nuestra invención va a estar en todo tablero eléctrico”, afirman.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework