A lo largo del año, aunado a la pandemia de COVID-19, el suministro irregular o nulo de agua tuvo mayor repercusión en la vida de los guayaneses, seguido de la falta de transporte público, gas doméstico y electricidad.

El suministro de agua por tubería se convirtió en el servicio público básico más deficiente en Ciudad Guayana durante 2020, de acuerdo con el monitoreo del Observatorio de Servicios Públicos en Caroní. Su coordinadora, Aliana Estrada, señaló que a este le sigue la falta de transporte público, fallas eléctricas y desabastecimiento de gas doméstico.

Para 2021 no hay signos de mejora. En el primer día del año Hidrobolívar anunció la suspensión del servicio por una maniobra que afectó a sectores de San Félix. Recientemente comunicó fallas eléctricas que afectaron al acueducto de Puerto Ordaz y dejó sin suministro a las parroquias Universidad, Cachamay y 60% de Unare.

“Hemos visto en las últimas semanas el deterioro más pronunciado en el servicio de agua potable y de transporte público, del servicio de electricidad. Vemos en Ciudad Guayana que a pesar de que llegue agua por tubería, solo llega una hora en la mañana y una hora en la tarde en algunos sectores. En la parroquia Universidad llega agua dos veces al día en intervalos de una hora, y en Cachamay hay días que no llega una sola gota de agua”, denunció Estrada.

La coordinadora del Observatorio de Servicios Públicos de Ciudad Guayana destacó que la deficiencia de los servicios públicos básicos va en detrimento de la calidad de vida de los ciudadanos.

“Los ciudadanos se quejan porque el agua es vital para cumplir con todas las acciones del día a día, bañarse, lavar los alimentos, limpiar, tomar agua. Todo ese tipo de cosas hacen que la vida humana se vea agudizada, pero si esto se mantiene en el tiempo afecta la salud pública, porque al no poder lavar los alimentos, hacer la vida común, tendrá daños a la salud. Si el agua está contaminada o se lavan los alimentos de forma inadecuada, puede terminar en una enfermedad”, alertó.

Estrada recordó que el Estado es el responsable de garantizar que la salud de los ciudadanos no esté comprometida por los malos servicios.

“El servicio de transporte hace que la gente haga largas caminatas. Cuando a una persona la mandan a caminar 30 minutos diarios para su salud, y tiene que caminar más de dos horas por falta de transporte, eso va afectando las caderas, las articulaciones, la musculatura. Hay personas que caminan desde la Plaza del Hierro hasta San Félix para llegar hasta sus casas. Transporte y agua son los servicios de mayor gravedad en Caroní porque la salud se ve comprometida”, agregó.

Señaló que en el caso de Puerto Ordaz, el déficit de suministro de agua por tubería llega a un 70%, pese a que en algunos edificios usaban tanques y bombas de agua, pero estos se han ido dañando. En San Félix, en cambio, recurren principalmente al pago de camiones cisternas para poder abastecerse.

“Si el 70% del servicio de agua no está funcionando, hay una población en riesgo que puede tener daños a la salud”, advirtió Estrada.

Percepción en el país

De acuerdo con el último estudio que presentó el 1 de diciembre de 2020 el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP), 64.8% de los venezolanos evaluaron de forma negativa el servicio de agua.

“88,2% de los hogares evaluados están conectados al sistema formal por tuberías; sin embargo, 76.4% de los usuarios indicó tener dificultades en mayor o menor medida relacionadas a la frecuencia con la que se recibe el recurso en sus viviendas”, precisó el OVSP.

En el caso del servicio eléctrico, 76.4% de los consultados lo evaluó negativamente, mientras que casi un 80% consideró que la distribución de bombonas de gas doméstico empeoró.

“En relación al uso del gas doméstico se evidenció que representa el mayor medio empleado en los hogares para cocinar los alimentos con 87.6% de los ciudadanos, quienes aseguraron que utilizan el recurso para tal fin; no obstante, 77,7% de los habitantes consultados señaló que el servicio de distribución del recurso ha empeorado”, detalló el estudio.

Los más afectados por falta de gas fueron Mérida con 84.5%, seguida de Punto Fijo con 84% y Ciudad Bolívar con 82.8%.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework