Después del accidente con sus hijos, Carlos Piedrahita pasó por tres clínicas y no lo recibieron debido a la suspensión del seguro de Sidor, empresa donde trabaja.

Carlos Piedrahita salió de su casa en busca de ayuda de los vecinos de Villa Appso (Asociación de Profesionales de la Planta de la Siderúrgica del Orinoco), en el sector Curagua de Puerto Ordaz, por el accidente que habían sufrido dos de sus hijos.

Llegó a donde una vecina pidiendo un contacto telefónico del seguro de Sidor debido a que sus hijos sufrieron quemaduras el sábado después del mediodía.

En el patio de su casa, Carlos improvisó un fogón con leña para preparar una sopa, ya que tiene dos meses sin gas doméstico. Tenía un vaso a medio llenar con gasolina.

En cuestión de segundos ocurrió el accidente. El fogón desprendió una chispa que generó la combustión y alcanzó a dos de sus tres hijos. “La niña tenía una licra y le agarró candela y se quemó las piernas. El niño tenía una camisa manga larga y se quemó el brazo derecho. Ellos salieron corriendo y yo agarré a la niña, pero ya se habían quemado. Eso fueron milésimas de segundos”, relató Piedrahita.

Su hijo de siete años salió ileso. Recuerda específicamente dónde estaba sentado su papá y en qué parte estaban parados sus dos hermanitos cuando vio que el fuego los alcanzó, y él salió corriendo despavorido hacia su cuarto.

Peregrinaje por atención médica

Carlos, trabajador de Sidor, había logrado echar gasolina a su carro esa semana, antes de que la ZODI Bolívar suspendiera el despacho de combustible en el estado. Recorrió tres clínicas de Puerto Ordaz y en ninguna recibió atención porque el seguro de la empresa está suspendido.

   
La niña de 5 años sufrió quemaduras de tercer grado en las piernas y estiman que esté al menos un mes en la unidad de quemados de Ciudad Bolívar | Fotos cortesía

Sin saber si la gasolina sería suficiente, se trasladó al Hospital Dr. Raúl Leoni. Allí los niños recibieron los primeros auxilios, pero no tenían más recursos para atenderlos, debían ir al hospital Ruiz y Páez, en Ciudad Bolívar, donde está la unidad de quemados.

Finalmente recibió una llamada para que llevara a los niños a la Clínica Caroní, donde recibieron la atención y medicamentos. Después de la llegada del cirujano y determinar sus honorarios, Sidor se decidió por tramitarle el traslado hasta Ciudad Bolívar, con el apoyo de los Bomberos Voluntarios de la Unexpo.

Llegó el domingo al hospital Ruiz y Páez, donde el personal no tenía conocimiento de que fueron remitidos al centro. Ese día tampoco había doctores para atenderlos y la niña se descompensó. Solo estaban las enfermeras.

Después de conseguir parte de los insumos (solución, inyectadoras, gasa, yelco), los niños empezaron con los primeros tratamientos. Al niño de 9 años prevén dejarlo al menos 15 días más para completar las curas. La niña de 5 años, por la gravedad de sus quemaduras en las piernas, se estima que esté hospitalizada por un mes.

Un accidente evitable

   
El niño de 9 años tuvo quemaduras en su brazo derecho. Se prevé que esté 15 días más hospitalizado

Este accidente doméstico pudo evitarse, pero es un riesgo que no solo corrió Carlos Piedrahita con sus hijos, muchas otras familias en toda Ciudad Guayana están expuestas. La falta de gas doméstico los obliga a cocinar con leña en caso de no contar con cocina eléctrica y, por ende, con electricidad estable.

En Villa Appso, vecinos aseguraron que ya son dos meses sin despacho de gas doméstico. De cocinar con cocina eléctrica o recurrir a comprar una bombona en el mercado negro, esta última opción quedó sin efecto desde hace dos semanas cuando Pdvsa Gas Comunal se llevó los cilindros para el respectivo llenado y entrega. La comunidad sigue a la espera.

“Lo otro es que tampoco tenemos agua”, dijo Miguel Salazar, residente de la comunidad, al pensar también en la posibilidad de cómo hubiesen podido socorrerlos en caso de una mayor magnitud.

En Villa Appso, donde no solían tener problemas con el servicio de agua por tubería, desde hace tres años es intermitente. Suele llegar a las 7:00 am hasta las 8:00 u 8:30 am. Ya no vuelven a ver una gota de agua hasta la noche cuando el servicio se retoma por una hora más.

Esta urbanización cuenta con 172 viviendas, construidas entonces por profesionales de Sidor.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework