Vecinos de al menos cinco sectores reportaron cortes de luz frecuentes y el daño de electrodomésticos este jueves y viernes.

@mlclisanchez

Habitantes de Río Aro, Curagua, Lomas del Caroní, Villa Antillana, Isla Dorada, Paratepuy, Sierra Parima y Villa Ikabarú en Puerto Ordaz reportaron fuertes fluctuaciones eléctricas este jueves y viernes. Los vecinos temen el daño irreparable de electrodomésticos.

En Isla Dorada, hubo fuertes bajones de electricidad entre las 3:00 y las 6:00 am, “fueron continuos y fuertes, corremos el riesgo de que se dañen los aparatos”, reportó Josefa Bolívar, habitante del sector.

La madrugada de este viernes, también hubo bajones frecuentes en Lomas del Caroní. Las fallas de luz en la zona empeoraron de forma progresiva los últimos dos meses y la electricidad puede llegar a fluctuar entre cinco y seis veces al día, explicó Ligia Biglia vecina del urbanismo.

“Cada vez son más frecuentes las fallas, y si no son bajones, se va la luz por completo en la urbanización por lo menos una vez al día”, informó Biglia.

El titilar de los bombillos de las casas de Río Aro sirve de aviso a los vecinos, para desconectar sus electrodomésticos a tiempo, las fallas en el sector le costaron cuatro aires acondicionados y un enfriador de agua a Ingrid Rodríguez, habitante de la urbanización.

Entre miércoles y jueves la luz se fue en el sector desde las 11:00 de la noche del miércoles hasta las seis de la mañana del jueves. “¡Ya no tengo aire acondicionado que sirva! fueron dañándose uno por uno, el enfriador de agua también se quemó por la luz. Poco prendo el televisor en el día, ahorita lo prendí y se apagó solo”, expresó.

Rodríguez informó que en reiteradas ocasiones ha formulado y emitido el reporte eléctrico a Corpoelec sin recibir respuesta, “quedaron en venir, pero nunca aparecieron, ni a leer los reportes de medidores”.

En Curagua, la electricidad se fue este viernes a las tres de la mañana y volvió a las ocho. El jueves hubo tres cortes de luz que duraron entre 15 y 20 minutos, “durante el día, el nivel de tensión fluctúa mucho, se han dañado aparatos constantemente, a mí se me dañó anoche un televisor”, señaló Enrique López, quien vive en Curagua.

Aparte de estas fluctuaciones, los vecinos vienen experimentando racionamientos no notificados de cuatro o cinco horas casi a diario. “Ya tenemos una semana que la luz se va en la tarde o en la noche por cuatro o cinco horas, en mi opinión, están racionando el servicio”, dijo López.

En Paratepuy, hubo tres cortes de luz este viernes en la madrugada. Desde el lunes, los vecinos reportan más de un corte de luz a diario.

El 13 de octubre también sucedió un incidente similar en distintos sectores de la ciudad, en los que se reportaron cortes de luz simultáneos.

¿Qué sucede con la luz?

   
El Colegio de Ingenieros en Ciudad Guayana informó que para atender la demanda eléctrica se requieren 11.250 MW. Solo hay 6.200 MW disponibles

80% de la energía que consume el país proviene de la potencia del bajo Caroní en Ciudad Guayana, donde el sistema hidroeléctrico opera a menos del 40% de su capacidad pese a su enorme potencial. Esto producto de años de desinversión y mantenimiento, tanto preventivo como correctivo.

En los recientes análisis de la Comisión Permanente de Energía y Petróleo, el diputado de la Asamblea Nacional (AN) Manuel Guevara, explicó que de los 19.000 megavatios de capacidad de generación térmica que hay en el país, solo 15% está disponible, y esto hace que Venezuela dependa, excesivamente, de la cuenca hidrográfica del bajo Caroní en Guayana.

La Comisión explicó que cualquier falla en el sistema interconectado del país impactará en exceso en otras zonas donde antes no se sentía el impacto. Aunque el consumo eléctrico ha disminuido por la paralización industrial, no hay capacidad local para soportar los altibajos eléctricos, mientras no se reparen ni reemplacen equipos dañados de las centrales hidroeléctricas.

La cuenca hidrográfica de Caroní tiene una capacidad instalada de 15.000 MW, pero de esos, solo hay 6.200 MW disponibles. El Colegio de Ingenieros de Ciudad Guayana informó que, para atender la demanda eléctrica se requieren al menos 11.250 MW.

Expertos en electricidad como José Aguilar y Juvencio Molina en entrevista con Correo del Caroní, explicaron que el consumo eléctrico durante la cuarentena podría generar una sobrecarga mínima de alguna subestación, porque ya están funcionando al mínimo de su capacidad.

El deterioro del sistema eléctrico en general, hace que cada fluctuación se resienta en otros estados. Aguilar explicó en ese momento que se trata de un sistema interconectado que ya no tiene lo que tenía antes, “una fuerte carga local que, aunque ocurriesen perturbaciones, en Guayana era más difícil de sentir”, dijo.

Las fallas de electricidad poco tienen que ver con la demanda del servicio, y sí mucho más con el estado de las instalaciones, debido a la falta de mantenimiento y el desarme de equipos para armar otros.

Los apagones están lejos de terminar.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework