Habitantes no solo conviven con las aguas servidas en las calles de sus viviendas, sino también en baños y cocinas. Exigen a las autoridades que los atiendan con el camión vacuum.

Alrededor de 20 familias de las manzanas de 74 y 75 de las UD-337 en Core 8 padecen el colapso de las aguas servidas. Adultos y niños deben convivir rodeados de contaminación ante la desatención de autoridades de la Alcaldía de Caroní y la Gobernación de Bolívar.

“Cuando abrimos los grifos lo que sale es agua de cloaca”, comentó Rodolfo Guararima, vecino con más de 20 años en la comunidad. Además de estar colapsadas las calles, en los lavamanos y duchas también sale el agua contaminada.

Para él es una preocupación pues vive con dos niños y depende del agua para hacer la mayoría de las actividades del hogar. “Tienes que estar pendiente, si no, contaminas todo”, expresó.

Según Guararima, la última vez que los atendió Corporación de Servicios de Caroní fue hace cuatro meses y el colapso de las cloacas no fue solventado del todo, al presentarse una falla en la manguera del camión vacuum que limpia las tuberías.

Aunque en su casa no se han enfermado como consecuencia de la contaminación, manifestó: “No podemos esperar que nos caiga alguna infección ahorita que no hay medicina en ningún lado”. Se siente frustrado ante esta problemática y exigió ser atendido con el camión vacuum para no seguir padeciendo el colapso de aguas servidas.

Baños inoperativos

    Habitantes de Core 8 tienen más de cinco años viviendo entre aguas servidas | Fotos cortesía

“Se están ligando aguas negras con aguas blancas”, expresó José Figuera, habitante con más de 26 años en el sector. Considera que las tuberías deben estar rotas, porque el agua sale contaminada y con mal olor.

Durante estos nueve meses y medio han ido unas 20 veces a Hidrobolívar y siguen sin ser atendidos. “No nos merecemos este tipo de vida”, dijo. De las tres pocetas que tiene en casa, solo una tiene operativa, además de esto, se baña y lava los platos en el patio para evitar que se sigan colapsando las tuberías.

La lluvia y el colapso de las cloacas genera que toda su casa y, las de la comunidad, estén llenas de aguas servidas, afectando sobre todo a niños que sufren de vómito y diarrea. “Esto ha sido catastrófico”, comentó.

Edgar Aguilera, otro vecino de la comunidad, contó que luego de llover las aguas servidas pueden tardar en drenarse hasta dos horas. El colapso de las cloacas en la UD-337 también ha aumentado la aparición de mosquitos y zancudos, señaló.

La junta comunal no da respuestas ante la grave contaminación que padecen los vecinos, por lo que los habitantes exigen a las autoridades que atiendan el desborde de aguas negras que pone en riesgo la salud de toda la comunidad.

Pocas capacidades

De acuerdo con José Monsalve, presidente de Corposervicios Guayana, el colector principal de aguas servidas está fracturado, e invasores construyeron encima de este. Señaló que solucionar esto representaría un trabajo mayor y no tienen la capacidad operativa para atenderlo.

Actualmente se mantienen atendiendo a las comunidades con un solo camión vacuum, estima que la ciudad necesitaría al menos 10 unidades. Monsalve detalló que todo depende de los recursos, pero que espera seguir incorporando camiones a la flota de trabajo.

José Valdez, vicepresidente de operaciones de Hidrobolívar, indicó que junto a la alcaldía están trabajando permanentemente en la comunidad, pero el problema es que cuando atienden un sector, se agrava en otro. Informó que el problema que tienen los habitantes de Core 8 no se soluciona con el camión vacuum.

De acuerdo con Valdez, esto no estuviese pasando si se hubiese respetado la planificación urbana. Informó que hasta ahora no hay un plan para solucionar completamente el colapso de las cloacas, ya que esto implica asumir una gran obra de gran magnitud y se necesitaría una gran inversión.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework