Desde hace dos semanas, la hidrológica reportó afectaciones en sus acueductos, cuyos efectos dejaron a una vasta zona de Ciudad Guayana sin servicio de agua por varios días.

Este lunes continuaron protestas de residentes de diferentes zonas del sector Core 8, en Puerto Ordaz, por tener más de 40 días sin suministro de agua por tubería, entre otros servicios básicos. Otras zonas de Puerto Ordaz y San Félix también reportaron la falta de agua en sus hogares. Esto motivado por fallas que se originaron en cuatro acueductos de Ciudad Guayana, en el transcurso de las últimas semanas.

Gustavo Imeri, presidente de Hidrobolívar, indicó a Correo del Caroní que el desequilibrio más severo se presentó hace aproximadamente tres semanas por una falla eléctrica que dañó un motor HP en el Acueducto Industrial.

“Esta falla ocasionó que toda la subestación eléctrica de Unare saliera fuera de servicio. Al corregirse la falla en la subestación, una posición de rebombeo PT2 o lo que es lo mismo industrial, sufrió igualmente daños que ameritó desmontar un motor (600 HP) y una bomba (500 LPS), repararlos y en cinco días pudimos montar nuevamente. Luego al arrancar PT3 rebombeo Suroeste, el único equipo que quedó disponible tiene una pérdida de eficiencia considerable que no mantiene solo el sistema, hubo que bajar violentamente con el apoyo de CVG y las empresas hermanas el motor (1-000 HP) y la bomba (600 LPS) para corregir las fallas”, detalló Imeri.

Sostuvo que al motor ya se le consiguieron los rodamientos y estimó que para final de esta semana o inicio de la próxima, se estaría instalando una vez que la reconstrucción de la bomba termine.

   
El vicepresidente de operaciones de Hidrobolívar estimó que en por lo menos 12 días pudiera restituirse el servicio del Acueducto Suroeste | Fotos William Urdaneta

José Valdez, vicepresidente de operaciones de Hidrobolívar, señaló que la falla eléctrica masiva quemó totalmente un motor en el Acueducto Suroeste, que paralelamente generó una deficiencia en otro motor que provocó una deficiencia mecánica y se replicó en el Acueducto Industrial, lo cual redujo su capacidad a 30%.

“La recuperación se inicia por el Acueducto Industrial, no solo por la zona de las empresas básicas sino por una zona residencial importante que también está conectada a ese acueducto y porque las reparaciones eran más rápidas. En cinco días logramos colocar un equipo en servicio, una bomba y un motor. Normalizamos una muy buena parte del sector. Se continúa trabajando en la recuperación de un motor y una bomba, los talleres están trabajando en ello”, aseguró.

“En el Acueducto Suroeste logramos estabilizar la única bomba que nos quedó, la cual está operando con el motor, está operando a baja capacidad por la falla que sufrió. Está operando al 70-80% de su capacidad, tendría que sacar 400 litros y está sacando 300 y tanto, eso lo que hace es que no pueda llenar el tanque, y si no puedo llenar el tanque no puedo llegar a las zonas altas, pero todas las zonas bajas están recibiendo agua, a baja presión, pero la están recibiendo. Tampoco es tan cierto que todo Core 8 no tiene agua, y a los que no les llega agua le estamos surtiendo con cisternas, es muy incómodo pero es lo mejor que podemos hacer en este momento”, agregó Valdez.

El equipo dañado en el Acueducto Suroeste continúa en reparación, y aunque no se comprometió a dar una fecha precisa, estimó que en no más de 12 días. “Estamos trabajando 16 horas diarias haciendo el mejor esfuerzo posible para tratar de tener el equipo en el menor tiempo posible. De 12 días no pasa y estoy siendo muy conservador”.

Valdez destacó que paralelamente a la reparación del equipo del Acueducto Suroeste se está haciendo lo propio con uno adicional en el Industrial para tenerlo a total capacidad.

“En el Suroeste, una vez reparemos esa bomba, iniciaremos la reparación del tercer equipo, con lo cual va a quedar en una condición mayor a cuando tuvimos la falla, que teníamos dos equipos y ahora vamos a tener tres equipos.  Ya no es un tema financiero sino de capacidad de talleres, de hacer el trabajo, conseguir la materia prima, reconstruir los equipos”, aseveró.

Acueducto Puerto Ordaz

No es la primera vez que las parroquias Cachamay, Universidad y 60% de la parroquia Unare denuncian las irregularidades en el suministro de agua por tubería. De hecho, son las zonas más afectadas de Puerto Ordaz en cuanto a este servicio.

“El Acueducto Puerto Ordaz está en deficiencia, lo hemos dicho muchas veces, que está muy pequeño para la ciudad y por esa razón el agua no es constante, la enviamos dos veces al día por la capacidad del acueducto de llenar el tanque”, reiteró el vicepresidente de operaciones de la hidrológica.

Esta vez salió de funcionamiento la bomba de servicio interno, que permite lavar los filtros. La bomba salió fuera de servicio pero quedó destruida. Su reconstrucción terminó a las 3:00 pm de este lunes, según informó Valdez, y a las 6:00 pm se estaba instalando.

“No es tan sencilla, pero estimamos que antes de las 12:00 de la noche el equipo esté en funcionamiento, y para mañana (martes), si todo sale bien esta noche, veremos el acueducto en condición normal a la que teníamos antes de la falla”.

Plan de redistribución

En marzo de 2019, precisamente por fallas a consecuencia del apagón nacional, varias zonas de la ciudad quedaron sin el servicio de agua. Para entonces, Imeri y Valdez recordaron en rueda de prensa que continuaban con el proyecto de redistribución de la población.

“Se mantiene el plan de redistribución de zonas, sacar suscriptores de Toro Muerto para balancear la ciudad. El plan que tenemos con Suroeste es colocar una bomba, luego la otra, y tener tres equipos. Allí vamos a medir capacidad, cuando midamos capacidad vamos a comenzar a sacar suscriptores de Toro Muerto para el Suroeste. El plan original era colocar cuatro bombas en el Suroeste y 2 mil metros de tubería nueva para sacar a toda la gente que está en la Norte-Sur 4, de la redoma La Piña hacia Farmatodo, y conectarlos al Acueducto Suroeste. Con tres equipos no se puede hacer, seguimos buscando los recursos para cumplir la meta de ese cuarto equipo”, explicó Valdez.

Restitución en Macagua

El Acueducto Macagua, que surte a San Félix, no escapó a las fallas eléctricas que afectaron su funcionamiento. En este caso, la avería destruyó por completo el tablero y quemó el motor.

   
Hidrobolívar informó que solventaron fallas en acueductos Industrial y Puerto Ordaz. Prometen para próximos días la restitución del Suroeste y Macagua

“El tablero fue restituido, nos falta el motor que está en el taller, se está trabajando, le falta muy poco. Es muy probable, en un 80%, que mañana (martes) a eso de las 7:00 pm lo tengamos en el acueducto para iniciar su montaje pasado mañana”, precisó.

Adicional a la afectación de esta bomba, se presentó el mantenimiento de un equipo que envía agua a ciertos sectores de San Félix que también se vieron afectados. “Se está haciendo el mantenimiento de las estructuras que soportan esa bomba, porque aun teniendo el equipo, no tengo el agua para enviarla”.

Las afectaciones con los acueductos son atribuidas a las fallas eléctricas, lo que da cuenta de un sistema eléctrico inestable.

“Trabajamos de la mano con Corpoelec. Los consumos eléctricos de Hidrobolívar son muy importantes, cuando vamos a enganchar nuestros equipos, Corpoelec tiene que hacer una maniobra para no afectarse, y cuando desenganchamos es exactamente igual. Se está trabajando en función de que estas fallas no sigan sucediendo, ya que sigue aumentando la población, siguen sobrealimentando, la gente sigue comprando más equipos electrónicos y electrodomésticos, el consumo sigue subiendo, se satura, o cuando se cae una guaya eso también afecta. Cuando el sistema sale de la subestación genera conflicto. Normalmente Corpoelec sale y el acueducto sale. La mayor parte de las fallas no son catastróficas. Particularmente estas dos últimas semanas sí han sido catastróficas y nos han pegado bastante”, admitió.

Abastecimiento por cisternas

De acuerdo con el reporte de Hidrobolívar sobre la atención a comunidades afectadas por medio de camiones cisternas, del 15 al 19 de septiembre contabilizan un total de 6.885 familias beneficiadas con el abastecimiento de 1.416.000 litros de agua.

“La solución no son los camiones cisternas, es tener agua por tubería, y gas con nuestras bombonas”, manifestó Gustavo Barrios, vecino de Las Teodokildas, durante la protesta por servicios básicos en el sector Core 8 durante este 21 de septiembre.

Manifestantes cuestionaron incluso que en varias zonas de la ciudad hay botes de aguas blancas, mientras ellos llevan más de 40 días sin el servicio. La mayoría se abastece con lo poco que llega en casas de residentes de la zona.

Si bien en estas últimas dos semanas hubo grandes afectaciones en los cuatro acueductos, hay zonas de Ciudad Guayana en las que por varios años llevan sufriendo la deficiencia del suministro de agua por tubería.

No todos están en la capacidad de pagar a camiones cisternas o comprar diariamente botellones de agua. En la UD-338, los afectados rompieron una tubería de la cual se abastecen de agua durante esta contingencia.

En la comunidad Los Monos, en Castillito, familias recurren a la solidaridad de una lavandería que habilitó una tubería para que los vecinos pudieran abastecerse diariamente. En la Urbanización Orinoco, personas de diferentes sectores acuden fielmente a recoger agua de una tubería. Incluso, por ser totalmente incolora hasta cuando la congelan, confían más en su potabilidad que en la que llega a sus casas.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework