A las carencias de agua y gas se le sumaron los problemas eléctricos, desde la estatal Corpoelec informaron no tener el transformador necesario para garantizar un servicio estable.

40 días sin agua, cuatro meses sin gas y ahora 15 días sin servicio eléctrico estable: este es el día a día de 80 familias del sector C en la UD-338, en Puerto Ordaz.

José Domínguez, vecino del sector, contó que todo empeoró el viernes 11 de septiembre cuando una sobrecarga y la explosión de uno de los transformadores de 35 KVA los dejó totalmente sin servicio.

Debido a las trancas por agua, la cuadrilla de Corpoelec no ha podido llegar hasta el lugar. Vecinos tuvieron que pagar 60 dólares a técnicos privados para restablecer solo la corriente 110 volteos (v). Sin embargo, aún así presentan fallas al depender de otro transformador de 50 KVA que nivele las cargas y garantice el suministro 220v.

“Se han perdido electrodoméstico”, manifestó Domínguez. Como consecuencias de la sobrecarga se le dañó un televisor, mientras otros vecinos sufrieron la explosión de bombillos y daños en neveras y microondas. También perdieron alimentos como carne, pollo y charcutería.

Isbelia Urquiola, otra de las afectadas, señaló que los transformadores de 35 y 15 KVA que tienen dentro de la comunidad “se están quedando pequeños” ante la demanda que requieren los residentes. Subrayó que necesitarían de un transformador superior a 35 KVA pero, desde Corpoelec, les informaron que no cuentan con el equipo.

Trabajadores de la estatal se ofrecieron a hacer la instalación si los vecinos consiguen un transformador que no se use en el sector y consiguen la apobación de las unidades de batalla Hugo Chávez (UBCH). Alberto Reyes señaló que, aunque podría ser una solución, no es el deber porque podrían dejar sin luz a otro sector.

De acuerdo con Reyes, la comunidad contaba anteriormente con tres transformadores, pero uno fue robado hace más de cuatro años y nunca fue repuesto. Esto sumado al crecimiento de 40 a 80 casas habitadas que complicaron la estabilidad eléctrica. “Sin el transformador no vamos a hacer nada”, comentó.

Los afectados no han podido descansar en las noches por las graves carencias de servicios básicos y la preocupación por agua y electricidad. “Me siento totalmente agotado (...) todo es un desgaste”, expresó.

Desde comienzo de años, familias de Curagua, Villa Icabarú, Guaiparo, Los Olivos y Los Mangos, también han sufrido problemas eléctricos. Los vecinos del sector C exigen a la estatal Corpoelec que brinden soluciones a las carencias del servicio.

El equipo de Correo del Caroní intentó contactar a autoridades de Corpoelec y no hubo respuestas.agua, sin gas y ahora sin luz: así sobreviven 80 familias en Puerto Ordaz.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework