De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, agosto fue también el mes con más protestas por gasolina en el país, en esta lista el estado Bolívar ocupa el cuarto lugar de reclamos por falta de combustible.

De 748 protestas registradas durante agosto de 2020 en Venezuela, 72 fueron en Bolívar, el tercer estado con mayor número de reclamos de acuerdo con el informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS). Le antecede Nueva Esparta (83) y Monagas (79). En cuarto y quinto lugar están Lara (60) y Sucre (59), respectivamente.

El OVCS destaca que el 94% del total de las manifestaciones registradas durante agosto, están relacionadas con el rechazo al colapso de servicios básicos, reivindicaciones laborales, acceso a la salud y a la alimentación.

Los reclamos por agua, electricidad y gas son los principales motivos de manifestaciones. El mes pasado el tema de la escasez de gas doméstico trascendió “a redes de corrupción y discrecionalidad de quienes controlan la distribución y cobran altos precios en dólares”.

Por ejemplo, una bombona pequeña de gas se vende en el mercado negro en no menos de 10 dólares. A esos reclamos se suman las protestas por gasolina, cuyo despacho a ciudadanos es cada vez más restringido. En Bolívar hay conductores que llevan más de un mes sin poder abastecer su vehículo, debido al sistema que impuso la ZODI en la entidad.

“Agosto se posiciona como el mes con mayor número de protestas por gasolina en lo que va de año. La distribución no es garantizada ni a los grupos prioritarios, entre ellos el personal médico que enfrenta el aumento progresivo de contagios por COVID-19”, señala el informe.

Nueva Esparta lidera el índice de protestas por escasez de combustible con 70 reclamos, seguido de los estados Lara (40), Monagas (36), Bolívar (31) y Portuguesa (28).

Estas protestas y la respuesta represiva y de abuso de poder por parte de la Guardia Nacional dejó en promedio 33 detenidos y 4 heridos en ocho estados del país.

Además continuaron las denuncias de productores del sector agropecuario por la pérdida de sus productos, ante la imposibilidad de trasladarlos por falta de combustible.

Colapso en cuarentena

Para el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, la cantidad de protestas registradas en agosto evidencia el colapso de los servicios básicos en plena cuarentena radical por la pandemia de COVID-19.

   
Agosto ha sido el mes con mayor número de protestas por gasolina en lo que va de año | Foto cortesía

“156 de las protestas documentadas en agosto fueron para exigir gas doméstico. Adicionalmente, vecinos reportan y denuncian casos de corrupción en el sistema de llenado y distribución del gas doméstico, así como cilindros llenos con agua y gas, e incumplimiento del distanciamiento social. Los precios de las bombonas de gas varían, sin un parámetro establecido y muchas veces el cobro es en moneda extranjera. Ante la imposibilidad de acceder al servicio, algunas familias se ven obligadas a usar leña para la preparación de sus alimentos”, sostiene el informe.

Algunas familias, en el sector Vista al Sol de San Félix, por ejemplo, han llegado a quemar plástico para improvisar fogones para cocinar.

Por otra parte, señala el OVCS que “como ocurrió con la gasolina, para la distribución del gas doméstico en algunos sectores del país se exige el carnet de la patria. Esto amplifica el control social a través de los servicios básicos”.

Por fallas de electricidad se registraron 53 protestas, y 93 por falta de agua. “Una de las prácticas que se ha normalizado en algunas comunidades de escasos recursos es la recolección de agua de lluvia para tener acceso al recurso”.

Protestas laborales

De las 748 protestas documentadas en agosto, 229 manifestaciones fueron por derechos laborales. Estas ocurrieron principalmente en rechazo al precario salario que devengan, el cual no cubre la canasta alimentaria.

Además, el OVCS documentó 114 protestas de profesionales de la salud, junto a pacientes y familiares, en rechazo a las precarias condiciones a nivel de infraestructura, dotación de materiales e insumos de uso común y de bioseguridad.

“A medida que el número de personas contagiadas por COVID-19 aumenta exponencialmente en Venezuela, se evidencia la carencia de pruebas para el despistaje, suministros y equipos de bioseguridad esenciales para el personal médico que lucha en los hospitales del país”, advierte el informe.

El OVCS agrega que en agosto se registraron 13 protestas de personas retornadas en los estados Apure, Zulia y Táchira. Ellos “denunciaron hacinamiento, falta de agua, insalubridad, retrasos en la entrega de resultados de la prueba PCR (Polymerase Chain Reaction), abusos de poder y atropellos por parte de los funcionarios encargados de coordinar y vigilar los centros.

En paralelo, se han registrado manifestaciones por parte de los habitantes de los estados fronterizos en rechazo al albergue y aislamiento de retornados en sus comunidades por temor a contraer el virus.

A ello se suma la campaña de estigmatización de los venezolanos retornados al país, que comenzó con el discurso del régimen.

De las 748 protestas registradas, 60 se vincularon a la inseguridad alimentaria de los venezolanos que se ha visto agravada con la pandemia.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework