Mientras el salario mínimo no supera los dos dólares, en Bolívar un cilindro de gas puede llegar a costar entre 30 y 70 dólares. La grave ineficiencia de Bolívar Gas mantiene a los ciudadanos dependiendo de la leña.

Habitantes de la calle Piaroas de Manoa, en San Félix, protestaron este viernes por las deficiencias en el servicio de gas. Con cilindros vacíos trancaron las calles durante la mañana, sin que ninguna autoridad se acercara. Denunciaron tener más de tres meses sin ser abastecidos.

   
Agustín Hidalgo comentó que la última vez que le ofrecieron una bombona fue a 6 dólares, lejos de su capacidad monetaria | Fotos William Urdaneta | Archivo

La protesta se produce tres días después de que el gobernador de Bolívar, Justo Noguera, informara a través de un video que estaba en Planta Chirica y que había un “66% de todos los reservorios llenos”, al tiempo que señalaba que no debía haber un solo reclamo por cilindros ya que había gas suficiente para la atención de todas las comunidades. Pero, al menos en Manoa, no están de acuerdo.

“La mayoría de la gente no tiene gas”, manifestó Manuel Velásquez, uno de los afectados que sacó su cilindro esperando ser atendido. Comentó que las veces que ha ido a planta la respuesta de los trabajadores es que espere, pero ya lleva tres meses sin gas y siguen sin atenderlo.

Algunos vecinos, contó, migraron a cocinas eléctricas para sobrevivir, pero a gran parte le ha tocado cocinar con leña. En mercados informales los cilindros los venden hasta en 30 dólares, algo que no puede costear, dijo Velásquez.

Otro vecino del sector, José Álvarez, reclamó que hay alrededor de 40 familias afectadas por las fallas en el suministro. “Aquí no se ha presentado ninguna autoridad”, señaló.

Las fallas en el servicio están afectando sobre todo a las personas mayores y a los niños. Vecinos han tenido que ir a zonas como el parque La Fundación, o el área boscosa frente a la terminal de San Felix, para cocinar a leña.

Sufrir por gas

El jubilado de CVG Ferrominera Orinoco Agustín Hidalgo vive en José Félix Ribas y calcula tener al menos seis meses sin ser abastecido de gas. Relató que, aunque hace el pedido y asiste a la planta, nunca le dan respuestas. “Ya mis pies me duelen (...) he ido sopotocientas de veces”, indicó.

Hidalgo tiene 74 años de edad y sufre de artritis y dolor en los huesos, y aún así debe buscar leña para sobrevivir a más de 3 kilómetros. “Yo me meto al parque La Fundación para poder cocinar. Es terrible lo que está pasando”, manifestó.

En su comunidad el humo se ve en casi todas las casas porque nadie cuenta con el servicio. “Eso pica, eso tranca la respiración”, comentó. Aunque le da miedo seguir utilizando ese método, por los daños que genera a su salud, contó que no tiene otra opción.

“Me siento herido por esta situación”, expresó al exigir que le garanticen el servicio al menos cada mes y medio para que puedan tener una condición más digna.

Destruir hasta bienes

En Luis Hurtado Higuera vecinos tienen cuatro meses sin el servicio. “Cada vez que va la gente del consejo comunal a la planta, no hay gas”, señaló Javier Infante.


Residentes de Guaiparo, Las Amazonas, Villa Colombia, Inés Romero y Vista Alegre también sufren las ineficiencias en el servicio
     

Aunque algunos residentes comenzaron a cocinar en pequeñas hornillas eléctricas, otros no han tenido capacidad para acceder a este tipo de aparatos. Contó que ha visto algunos vecinos destruir la mueblería de madera que tenían en sus casas para cocinar ese día.

Para mayo de este año trabajadores de Bolívar Gas en San Félix indicaron que de las seis u ocho cisternas que llegaban diariamente tan solo recibían una o en el peor de los casos, ninguna. De acuerdo con lo informado por otro trabajador, hace tres días el suministro desde Anzoátegui seguía siendo igual de deficiente.

Para febrero de este año, trabajadores de la misma planta aseguraron que de las 12 mil familias que se atendían diariamente, hoy tan solo podían abastecer unas 5 mil. Una reducción de más del 60% del servicio.

La crisis de gas al igual que las deficiencias de agua, gasolina y electricidad continúan golpeando a la comunidad guayanesa. Autoridades más allá de lo que anuncian en sus medios oficiales poco garantizan servicios dignos a los ciudadanos.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework