Las restricciones para el despacho del combustible generan un hondo malestar. “Esto es una total locura; la gente a la deriva porque no sabe si amanecer o no amanecer”.

Los cientos de vehículos que este lunes formaban largas colas en las estaciones de servicio subsidiadas de Ciudad Guyana tenían al menos tres semanas sin abastecerse de gasolina.

Durante la semana de flexibilización anterior, estos terminales de placa fueron excluidos por haberles despachado la semana que le antecedió y en la que suspendieron el despacho de combustible, excepto a sectores prioritarios.

   
Momento en que una grúa remolca a los vehículos en cola de la E/S Las Américas la noche de este lunes | Foto cortesía

Para esta semana se prevé que ocurra lo mismo, los terminales 9 y 0, los últimos en echar gasolina durante la semana de flexibilización del 29 de junio al 5 de julio quedarán excluidos debido a la implementación del sistema interdiario que permite a los vehículos abastecerse una vez cada dos o tres semanas. Esto a menos que recurran a las estaciones a precio dolarizado, cuyas colas son igual de caóticas.

Libia Gómez es una de las conductoras que había echado gasolina a su camioneta hace tres semanas. Llegó el domingo en la mañana para intentar abastecerse con 20 litros a precio subsidiado.

“Lamentablemente hay que buscar y completar con la gasolina en dólares para uno estar medianamente tranquilo, porque 20 litros no te alcanza para sobrevivir tres semanas. Tengo un carro grande, cuando salgo hago una sola ruta, casi que salgo una vez a la semana para ir a comprar la comida y hacer las demás diligencias. Por más que las personas estemos aquí calándonos nuestras colas, vienen otros y pasan por allá pagando su vacuna, y eso es en las subsidiadas y en las dolarizadas”, manifestó Gómez.

Fermín Fuentes logró abastecerse de 60 litros de gasolina el pasado 22 de junio, pagándola a precio dolarizado. Esta vez tuvo que recurrir a solo abastecerse de 20 litros a precio subsidiado, porque económicamente no le es rentable el pago regular en dólares.

“Esto es una total locura, no hay una información, la gente a la deriva porque no sabe si amanecer o no amanecer, el riesgo que se corre aquí, llega la guardia. Seguridad jurídica no la tenemos por ningún lado. Es una sola locura en un país que es rico en todo, y es una cosa loca que unas pocas personas tengan a 30 millones de venezolanos pasando esta penuria”, opinó Fuentes.

Viejo problema agravado por la pandemia

Eugenio Cipione consideró que si bien el país enfrenta también la pandemia de COVID-19, el desastre por las restricciones para el despacho de gasolina significa un posible foco de contagio.

   
“Este drama de la gasolina puede perjudicarnos porque acá también hay gente junta”, advierten conductores hastiados de las colas | Fotos William Urdaneta

“La pandemia es real, está muriendo mucha gente, pero este drama de la gasolina puede perjudicarnos porque acá también hay gente junta y, si por la mala suerte hay un infectado asintomático, que ni ellos saben si están enfermo, puede contagiar a una persona. Esto es un foco de infección que nos obliga a estar aquí por la misma situación, porque si hubiera gasolina no estaríamos acá”, señaló.

Cuestionó también que en la ciudad no funcionen todas las estaciones de servicio que tienen sistema de gas, para aquellos vehículos de pasajeros que también usan este tipo de combustible.

Sumado a la penuria de más de dos días en cola por al menos 20 litros de gasolina, se suma que este lunes los camiones cisternas llegaron después de mediodía. En la E/S Orinokia, el despacho de gasolina comenzó después de las 2:00 pm.

Los vehículos que no alcanzaron a surtir gasolina este lunes en la E/S Las Américas, que despacha a precio internacional, permanecieron en fila con la esperanza de que si pernotaban podrían abastecerse este martes, sin embargo, en horas de la noche una grúa remolcó a los carros para acabar con la cola.

Desinformación

Otro de los problemas con los que deben lidiar los ciudadanos es la desinformación e improvisación de las autoridades.

     
La zozobra de la población sobre el despacho de gasolina aumenta por la información parcial y a destiempo que difunden las autoridades

Si bien la mayoría estuvo haciendo cola sin certeza de que este lunes despacharían gasolina, la información oficial de la ZODI se dio a conocer el domingo en horas de la noche, luego de que en la tarde sostuvieran una reunión con la Gobernación de Bolívar para determinar si abrirían o no todas las estaciones de servicio.

Informar a última hora con un reducido mecanismo de difusión solo crea más zozobra en la población que, a pesar de la pandemia y del crecimiento exponencial de casos de contagio en Bolívar, su realidad económica y social los obliga a salir a la calle para cubrir sus necesidades básicas. Incluso, los sectores prioritarios también han tenido dificultades para abastecerse de combustible.

La flexibilización para el despacho de combustible en todas las estaciones de servicio en Bolívar aplica solo para los municipios Caroní, Heres y Piar. El resto de los municipios ha sido excluido desde que comenzó la cuarentena en mazo, sobre todo en Gran Sabana por ser fronterizo y receptor de connacionales portadores del virus.

Sin embargo, en municipios como El Callao y Sifontes, incluso Gran Sabana, el despacho de gasolina está disponible únicamente para militares y campamentos mineros.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework