El Parque La Fundación, en San Félix, guarda entre sus deterioradas y desmanteladas instalaciones la historia inaugural de Ciudad Guayana. Sin embargo, hoy es muestra de la desidia estatal.

@joelnixb

Bajo la maleza, con escasa cerca perimetral, árboles talados y figuras representativas desgastadas, se encuentra el Parque La Fundación, ubicado en la avenida Gumilla a pocos metros de la urbanización Las Manoas en San Félix. Sus 10 hectáreas guardan una gran historia. Allí, el entonces presidente Rómulo Betancourt colocó el 2 de julio de 1961 la piedra fundacional de Santo Tomé de Guayana -posteriormente Ciudad Guayana-, el emporio industrial planificado como alternativa a la economía petrolera.

Es una suerte de parque temático en la ciudad. Tiene nueve plazoletas con esculturas representativas a las industrias básicas, algunas desmanteladas. También cuenta con caminerías, churuatas, parques infantiles, un monumento a Rómulo Betancourt, fuentes, un estacionamiento, un mirador circular y bancos de cemento. Era una reserva de árboles, pero con la escasez de gas doméstico es ahora un espacio de deforestación en San Félix.

 

La entrada del parque está abandonada, sucia y le queda poca cerca perimetral | Fotos William Urdaneta

Las estructuras en honor a las empresas básicas del Parque La Fundación, en San Félix, muestran paradójicamente el estado actual de las industrias de Ciudad Guayana

 


“El concepto principal es que tuviera una suerte de majestuosidad, relevancia e identidad con la idea de que fuese un lugar icónico por excelencia que reflejara ese momento. Este sitio tiene una gran importancia, es signo de la génesis de la ciudad”, dijo el urbanista Simón Yegres.

Para Yegres, el deterioro del parque se debe al descuido generalizado que ha tenido la Alcaldía del municipio Caroní, la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y la Gobernación. “El mantenimiento le corresponde a la CVG porque tutelaba ese parque y la Alcaldía, porque tutele quien lo tutele, es su obligación velar por todas las áreas de equipamiento urbano y de zonificación pública”, agregó. 

  Un abandonado monumento a CVG Técnica Minera, C.A., empresa que elabora estudios y proyectos territoriales, geoestratégicos, ambientales, etc.

Obra en honor a CVG Internacional. Las placas identificadoras de algunas estructuras tenían letras de cobre y fueron desmanteladas
 


El Parque La Fundación está en una zonificación destinada urbanísticamente para el servicio de recreación pasiva (SRP) y el estadio La Ceiba para un servicio deportivo (SD), mientras que el bosque que los bordea está destinado para conservación (PC). La zona se categoriza como “SRP - SD – PC” y está conformada por 278 hectáreas.

 

Desde 1970 esta es la única área en la ciudad zonificada para la conservación, pensada para que fuese un pulmón vegetal, pero ahora es deforestada por personas que no tienen gas doméstico

El abandono ha hecho del parque un sitio para delinquir. El año pasado ocurrió un triple asesinato en sus instalaciones

                            Las banquetas de cemento no se ven; fueron tapadas por la maleza

 


“Todo lo demás debe permanecer totalmente vegetal pero fue violentada la zonificación, porque la ley no permite cambiarla, con movimientos de tierra según para hacer un hospital y la sede de Petro San Félix. Esta es la única área zonificada para la conservación en la ciudad desde 1970, fue pensado así para que cuando aquí tuviésemos 5 o 10 millones de habitantes ese fuese el único pulmón verde de la ciudad”, afirmó. 

“Estoy convencido de que es adrede ir contra ese parque, porque desde el punto político representaba la gestión de Rómulo Betancourt y Acción Democrática. A diferencia de los otros parques en la ciudad que son más inclinados hacia la naturaleza, este simboliza una época que le genera molestia a la actual gestión. Al llegar a destruirlo pretenden borrar la gestión de Betancourt y Leopoldo Sucre Figarella”, recalcó Yegres.