Cinco camiones cisternas de 35 mil litros cada uno se entregaron al sector Francisca Duarte, en San Félix, una de las comunidades que lleva años con intermitencias o falta total de agua por tubería.

El gobernador de Bolívar, Justo Noguera Pietri, entregó este 18 de mayo cinco camiones cisternas de 35 mil litros cada uno a la comunidad de Francisca Duarte, en San Félix.

La entrega forma parte de la importación de las 252 cisternas traídas de China, que anunció el ministro de Interior y Justicia de Nicolás Maduro, Néstor Reverol, para paliar el grave desabastecimiento de agua potable en al menos 188 municipios del país.

Aunque Francisca Duarte es uno de los sectores que por años padece las fallas en el servicio de agua por tubería, el resto de Ciudad Guayana mantiene los reclamos a la Hidrológica del estado Bolívar (Hidrobolívar) por la intermitencia o ausencia del servicio. De ser un problema que afectaba principalmente a zonas populares, la falta de agua potable en los hogares alcanzó a zonas urbanas y se viene intensificando en cuarentena por la pandemia de COVID-19, cuando el uso del agua potable es aún más imprescindible.

Noguera Pietri no dio más detalles sobre esta entrega de cisternas, qué otras zonas beneficiarán en siguientes fases de entrega o cada cuántos días se les garantizará el suministro de agua potable a las familias de Francisca Duarte.

De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP) 93.8% de los hogares venezolanos almacena agua potable de uno y hasta por más de cinco días.

“Casi un 20% debe desplazarse a diversos lugares, para obtener el recurso y acarrearlo a sus hogares, en muchos casos, recorriendo grandes distancias”, señala el OVSP.

“Los últimos resultados evidencian que la práctica del acarreo de agua desde otros sitios, es más común en las ciudades de Barinas con un 30.4%, Porlamar con 28.3%, Punto Fijo con 24.2% y Caracas con 16.9%, según indicaron sus habitantes. En Maracaibo y Ciudad Bolívar también se evidencia esta práctica, aunque predominan el uso de cisternas y, para el caso de la capital guayanesa, lo complementa la compra de agua embotellada”, precisa Julio Cubas, vocero del OVSP.

Según el Monitor de Servicios Públicos en Ciudad Guayana, las zonas más afectadas, tanto por desabastecimiento de agua potable como por gas doméstico y fallas eléctricas, son las parroquias Unare, Cachamay, Vista al Sol, 11 de Abril y Chirica.

El monitoreo en Ciudad Guayana indica que en las parroquias Universidad y Cachamay pasan entre ocho y 10 horas sin servicio de agua, y algunos sectores de la parroquia Cachamay llega a estar de uno a tres días sin agua por tubería.

El agua y su saneamiento es un derecho humano reconocido explícitamente por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 64/292 del 28 de julio de 2010. En noviembre de 2002, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales adoptó la Observación General Nº 15, que establece en el artículo I.1 que “el derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna”.

La Observación Nº 15 también define el derecho al agua “como el derecho de cada uno a disponer de agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico”.

Template by JoomlaShine